Charlotte Buhler

     

        charlotte-buhler.jpg    20/12/1893 – 03/02/1974

 La contribución de Charlotte Malachowski Buhler al campo de la psicología fue inmensa, sobretodo en las áreas del desarrollo de la vida útil y la psicología humanista. También contribuyó de manera profunda en la educación y los estudios de la familia, la psicología infantil, los tests psicológicos, la psicología clínica, la psicoterapia, y los valores y objetivos de vida, entre otras áreas.

No fue sólo teórica e investigadora, sino que practicó la terapia humanista. Completó su doctorado en la Universidad de Munich y a través de su trabajo obtuvo reconocimiento internacional. Su trabajo se publicó en 16 idiomas.

“Charlotte Buhler tenía un carácter dominante y a la vez era humilde y amable. Era una mujer dura y al mismo tiempo creativa y generosa. O sea, era un ser humano de una personalidad rica. Era una mujer llena de coraje, siempre activa y participante. Por lo menos tenía cuatro proyectos importantes al mismo tiempo. Siempre tuvo una profunda influencia entre los que trabajaban con ella ” (Bugental, 1975/76).

 Charlotte Malachowski nació en Berlín, primogénita de Walter y Rose Malachowski. Su padre era arquitecto y su madre un músico de éxito. Sus padres apoyaron su interés por los estudios académicos. Desde joven Charlotte se cuestionó la existencia de Dios y el significado de la existencia. Consideró que la psicología podía darle alguna de estas respuestas.

Era una joven precoz. Aun en la secundaria, realizó un estudio original de Los procesos del pensamiento humano. A partir de allí, estudió psicología en las universidades de Friburgo, Kiel, Berlín y Munich, y supo de un tal Dr. Karl Buhler, cuyo trabajo sobre el pensamiento humano parecía ser similar al suyo. Estaba ansiosa por conocerlo, cuando el consejero de la Universidad de Munich murió repentinamente y el Dr. Buhler fue contratado para supervisar a sus estudiantes, entre los que se encontraba Charlotte. Karl Buhler y Charlotte Malachowski se casaron en 1916 cuando Charlotte tenía 23 años. Dos años más tarde, sólo un año después de tener a su primer hijo, Charlotte obtuvo su doctorado en psicología de la Universidad de Munich en 1918. Un año más tarde, tuvieron el segundo hijo.

Entre 1920 y 1922, Charlotte trabajó para el gobierno prusiano y el departamento de educación en las escuelas, como asistente en un proyecto sobre adolescencia y dio conferencias en Dresden. En 1923, la familia se mudó a Viena con el nombramiento de Karl como Presidente de la Universidad de Viena. Charlotte fue nombrada profesora auxiliar y sólo 6 años más tarde, en 1929, recibió el cargo de profesora adjunta.

Durante las décadas del 20 y del 30, Charlotte y su marido estuvieron al frente de uno de los departamentos de psicología más importantes del mundo. Al mismo tiempo, Charlotte viajó para hacer cursos especializados y llevar un consultorio en varias partes de Europa y EE UU.

En Viena, entre 1923 y 1938, la investigación de Charlotte se focalizó en el desarrollo psicológico a través de la infancia y la adolescencia. Trabajó en un centro de adopción con capacidad para más de 2.500 niños para estudiar el comportamiento infantil, principalmente en la mujer. Para ello usó tests de inteligencia y desarrollo, interpretación de diarios y experimentó con juego libre, y se focalizó en el desarrollo cognitivo y de la personalidad.

Recibió una beca de diez años de la Fundación  Rockefeller para continuar su trabajo de investigación en el Instituto de Viena, junto a los recursos del gobierno de Viena. Pero al cabo del tiempo fue obvio para ella que su trabajo estaba restricto a un tipo de población. En 1934 con un nuevo gobierno totalitario en Austria, los recursos se limitaron y pronto la Fundación Rockefeller también habría de retirarle el apoyo económico. Los Buhler crearon un “grupo de amigos del Instituto de Psicología de Viena” y continuaron su trabajo, aunque en los años que siguieron la dictadura fascista se volvió cada vez más opresora. La policía de seguridad allanó el centro y encarceló a cuatro miembros del personal. En 1938, Karl fue arrestado y “despedido” por razones políticas. Poco después, Charlotte fue despedida por razones raciales. Uno de sus padres era judío. Los cursos de psicología fueron reemplazados por cursos como “Raza y carácter”.

Finalmente, Karl obtuvo un puesto en EE UU y al poco tiempo Charlotte también. Diez días luego de haber partido para Minnesota, las tropas nazis invadieron Noruega. Primero, tuvo un puesto de profesora de psicología en la facultad de St. Catherine en St. Paul, Minnesota. Luego se mudó a Massachussets, donde estableció y dirigió una clínica de supervisión infantil. En 1943 volvió a Minnesota y por dos años trabajó como psicóloga clínica en el Hospital General de Minneapolis.

Aunque los cinco primeros años en EE UU fueron activos y marcaron el comienzo de una larga carrera en psicología clínica, ella sentía que no era bien recibida en el mundo académico masculino y observaba que muchos se sentían amenazados por sus logros.

En 1945 se mudaron a California, donde Charlotte continuó trabajando como psicóloga clínica en el Hospital del Condado de Los Ángeles de 1945 a 1953. También trabajó como profesora auxiliar en psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de California. En 1953, comenzó su consultorio privado en Los Ángeles, donde le dio forma más sólida a su psicología humanista gracias a sus conocimientos teórico y sus técnicas terapéuticas. Ya en esta época disfrutaba inmensamente de su vida profesional y sus colegas en EE UU. Aunque a menudo se dice que Abraham Maslow es el padre de la psicología humanista, una reseña del trabajo de Charlotte indica que sus ideas son anteriores. Como ella misma observa: “Las primeras investigaciones que realicé en el primer departamento de psicología experimental de la universidad son precursoras de la psicología humanista, con el interés puesto en lo personal como un todo.” Sus estudios muestran que el recién nacido tiene tendencias de adaptación, creatividad y coordinación, mucho antes de que la realidad y la sociedad lo fuerzan a utilizar estos elementos de su personalidad para la vida.

En 1965 y 1966, Charlotte fue presidenta de la Asociación Americana de Psicología Humanista. Su teoría sobre los objetivos en la vida pone énfasis en un objetivo final para la realización personal, de acuerdo con los talentos del individuo. La intención es el desarrollo personal para controlar la realidad. Charlotte Buhler enfatizó la diferencia entre la psicología humanista y la Freudiana: “Freud y Adler querián explicar la mente humana usando como punto de partida la enfermedad, mientras que nosotros partimos de la mente sana.”

Al final de su carrera, Charlotte observó lo que consideró la crisis de la cultura moderna occidental. Notó la abundancia de relaciones humanas falsas e hipócritas. Los abusos en la relaciones y la autoridad, los liderazgos inadecuados, la explotación, la falta de respeto y falta de oportunidades para con el individuo. “El individuo siente soledad y fracaso personal y en las relaciones.” Comentaba que sus clientes expresaban no saber lo que querían ni en qué creían. En su opinión, la psicología humanista ofrece una guía para que el individuo consiga definir lo que considera una vida saludable plena de sentido.

Luego de una larga y productiva carrera en EE UU, regresó a Alemania en 1972, al encontrarse enferma. Quiso pasar los últimos años de su vida con su hijo, Rolf. Murió en Stuttgart donde continuó escribiendo y publicando un año antes de morir, a los ochenta años.  

“La realización personal es la consecuencia de una vida constructiva y considerada, en que incluso la adversidad y el uso creativo del potencial personal, lleva al individuo a desarrollarse de manera responsable.” Charlotte Buhler

“De joven, la pregunta que más me interesaba responder era “¿De qué se trata la vida”? Pensé que la psicología me daría la respuesta. Mi profesora de psicología me dijo una vez: “Lo que crees que es la psicología, no lo es. No te revelará nada sobre la vida. Sólo te dará información sobre las reacciones sensoriales y el aprendizaje.” Me desilusionó mucho. Pero pensé. “No lo creo así. Yo la convertiré en un estudio sobre la vida. A través de la psicología debemos descubrir cómo vivir la vida y para qué vivimos y cómo relacionarnos con los demás.” Charlotte Buhler, 1973.  

Anuncios

10 Responses to Charlotte Buhler

  1. laura dice:

    muy bueno que publiquen los trabajos de las mujeres!!! y sobre todo en el area de psicologia que la mujer es muy poco conocida.

  2. daniel dice:

    esta demasiado bueno. sigan asi.. la psicologia es muy importante en la vida

  3. nazaret dice:

    en realidad es interesante saber de trabajos y contribuciones de mujeres en la psicologia. es muy instructivo el articulo, esta bueno…….

  4. carluis dice:

    yo leo esto porq me lo mandan en la uni de lo contrario ni siquiera lo mirara.. jajaj pero esta muy bueno.. felicidades

  5. ainsophaur dice:

    la eskuela de mi bb tiene este nombre, es un preeskolar, e investigando a la dueña de este nombre entiendo k bien tienen impuestos los valores en esa eskuela, pues al eskoger a esta persona demuestran admiracion a su trabajo i al saber apreciar esto al menos me indika k kisieran repetirlo lo kual me parece excelente, por cierto gracias por darnos esta informacion

  6. Chriztian Lawliet dice:

    Interesantes escritos, de hecho muy ilustrativos. Sin embargo tengo una petición personal… podrian porfavor tambien definir y publicar las teorias exactas de cada uno de los exponentes?

  7. hector UAP dice:

    muy bueno, pero me hubiera gustado enterarme sobre el desarrollo de su pensamiento al inclinarse en la frase la intensidad de la vida,

  8. beatriz dice:

    esta buenisimo sigan asi

  9. alex dice:

    Esta muy bueno todo lo que hizo ella, y lo estoy leyendo porque me lo mandaron de la universidad. Pero esta bien fino.. pero lo que estoy buscando no lo encuentro y es que cuales fueron las criticas de otros psicologos a ella.. si pueden me ayudan:::!””

  10. Elizabeth dice:

    Posiblemente malestar, la innovación les asustó y sigue asustando a aquellos seguidores radicales de un sistema lineal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: