8 marzo, 2014

¡Un feliz día de la mujer para todas!

Celebremos nuestros éxitos, nuestros esfuerzos, nuestra pasión y nuestros deseos en este mundo necesitado de cambios positivos y de manos femeninas.

Un gran abrazo,

MUJERES PARA PENSAR

mpplogo-colour-blogsmall


María Moliner

30 junio, 2013

María Moliner    30/03/1900 – 22/01/1981

Filóloga y lexicógrafa creadora del Diccionario de uso María Moliner

Fue hija de un médico rural de Paniza, Enrique Moliner Sanz y de Matilde Ruiz Lanaja, siendo ella la hija del medio de tres hermanos, entre Enrique y Matilde

En 1902, según testimonio de la propia María Moliner, los padres y ambos hijos mayores se trasladaron a Almazán (Soria) y, casi inmediatamente, a Madrid. Después de un segundo viaje a América en 1914, su padre se quedó en Argentina, abandonando a la familia. Esto motivó probablemente que en 1915 la madre decidiera dejar Madrid y regresar a Aragón. A pesar del dolor por el terrible abandono del padre, la familia sale adelante en buena parte gracias a la ayuda económica de María, que, aun siendo muy joven, se dedica a dar clases particulares de latín, matemáticas e historia. Según dirían más tarde sus hijos, estas duras circunstancias fueron fundamentales en el desarrollo de la personalidad de su madre.

Los primeros exámenes del bachillerato los hizo María Moliner, como alumna libre, en el Instituto General y Técnico Cardenal Cisneros de Madrid (entre 1910 y 1915), pasando en julio de 1915 al Instituto General y Técnico de Zaragoza, del que fue alumna oficial a partir de 1917 y donde concluyó el bachillerato en 1918.

En Zaragoza se formó y trabajó como filóloga y lexicógrafa en el Estudio de Filología de Aragón, donde colaboró en la realización del Diccionario aragonés. El método de trabajo adquirido y practicado en esta institución hubo de ser muy importante en su formación filológica y en su posterior trabajo como lexicógrafa.

Se licenció en 1921 en la especialidad de Historia, la única existente por entonces en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza), con las máximas calificaciones y Premio Extraordinario. Casi los mismos pasos siguió su hermana Matilde, licenciada en lo mismo con iguales honores, pero en 1925, y también cooperante en el Estudio de Filología de Aragón. Más tarde, su hermana sería también su colaboradora.

Al año siguiente María ganó las oposiciones para el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, siendo destinada en agosto al Archivo General de Simancas, desde el que pasó, en 1924, al Archivo de la Delegación de Hacienda en Murcia y años más tarde, a comienzos de los treinta, al de Valencia.

En Murcia conoció a Fernando Ramón Ferrando, por entonces joven licenciado en Física, de ideología de izquierdas como la suya, con quien se casó en 1925. Allí nacieron sus dos primeros hijos: Enrique y Fernando. En Valencia nacen los dos hijos menores: Carmen y Pedro.

La labor de Moliner en el decenio 1929-1939 como parte muy activa en la política bibliotecaria nacional, especialmente durante la República, ha sido bien resaltada.

Su inclinación por el archivo, por la organización de bibliotecas y por la difusión cultural, la llevó a reflexionar sobre ello en varios textos: Bibliotecas rurales y redes de bibliotecas en España (1935) y a una participación muy activa en el grupo de trabajo que publicó, de forma colectiva, el librito Instrucciones para el servicio de pequeñas bibliotecas (1937), un trabajo vinculado a las Misiones Pedagógicas de la República. Además, dirigió la Biblioteca de la Universidad de Valencia, participó en la Junta de Adquisición de Libros e Intercambio Internacional, que tenía el encargo de dar a conocer al mundo los libros que se editaban en España, y desarrolló un amplio trabajo como vocal de la Sección de Bibliotecas del Consejo Central de Archivos, Bibliotecas y Tesoro Artístico, creado en febrero de 1937, en la que Moliner fue encargada de la Subsección de Bibliotecas Escolares.

Tras la derrota del bando republicano en la Guerra Civil Española el matrimonio sufrió represalias directas; él perdió la cátedra, fue trasladado a Murcia, y María regresó al Archivo de Hacienda de Valencia, bajando dieciocho niveles en el escalafón del Cuerpo.

En 1946 su marido fue rehabilitado, pasando como catedrático de Física a la Universidad de Salamanca. La familia se traslada entonces a Madrid, de donde él va y viene a sus clases, mientras María se incorpora a la Biblioteca de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid, llegando a ser su directora hasta su jubilación en 1970.

Hacia 1952 su hijo Fernando le trajo de París un libro que llamó profundamente su atención, el Learner’s Dictionary of Current English de A. S. Hornby (1948). A ella, que, consciente de las deficiencias del DRAE, andaba ya confeccionando anotaciones sobre vocablos, este libro le dio la idea de hacer “un pequeño diccionario,… en 2 añitos”. Por entonces comenzó a componer su Diccionario de uso del español, enorme empresa que le llevaría más de quince años, trabajando siempre en su casa. María se aísla para trabajar con gran intensidad. Madruga para trabajar en el diccionario antes de ir a trabajar y a su regreso también trabaja hasta tarde.

Tuvo numerosos enfrentamientos en su trabajo para que los libros no quedaran dentro de los armarios. También fue a enfrentarse a los juzgados por haber sido su hijo Pedro arrestado por socialista.

Días antes de la entrada de los fascistas en Valencia, María Moliner quemó una gran cantidad de libros y documentos.

A instancias del académico Dámaso Alonso, que seguía con interés su trabajo y tenía conexiones con la editorial Gredos, Moliner acabó firmando, en 1955, un contrato con ésta para la futura publicación de la obra, cuya edición tipográfica fue extremadamente laboriosa. Decía que a ella nada le había ocurrido por casualidad.

Su Diccionario era de definiciones, de sinónimos, de expresiones y frases hechas, y de familias de palabras. Además, anticipó la ordenación de la Ll en la L, y de Ch en la C (criterio que la RAE no seguiría hasta 1994), o términos de uso ya común pero que la RAE no había admitido, como “cibernética”, y agregó una gramática y una sintaxis con numerosos ejemplos.

El 7 de noviembre de 1972, el escritor Daniel Sueiro entrevistaba en el Heraldo de Aragón a María Moliner. El titular era un interrogante: «¿Será María Moliner la primera mujer que entre en la Academia?». La habían propuesto Dámaso Alonso, Rafael Lapesa y Pedro Laín Entralgo. Pero el electo, a la postre, sería Emilio Alarcos Llorach.

María decía una de las frases suyas que más veces se han repetido: Sí, mi biografía es muy escueta en cuanto a que mi único mérito es mi diccionario. Es decir, yo no tengo ninguna obra que se pueda añadir a esa para hacer una larga lista que contribuya a acreditar mi entrada en la Academia (…) Mi obra es limpiamente el diccionario. Más adelante agregaba: Desde luego es una cosa indicada que un filósofo -por Emilio Alarcos- entre en la Academia y yo ya me echo fuera, pero si ese diccionario lo hubiera escrito un hombre, diría: «¡Pero y ese hombre, cómo no está en la Academia!”.

La causa del rechazo pudo ser una combinación de su condición de mujer (hubiera sido la primera en ser admitida a la institución), y su no pertenencia a la filología académica. El académico Miguel Delibes, tras el fallecimiento de la antigua candidata, opinó que “es una lástima que, por esas circunstancias especiales en que se han desenvuelto siempre los temas que rodean a la presencia de mujeres en la Academia, María Moliner no haya podido ocupar un sillón en la entidad”. Una de sus necrológicas definió bien lo que resultó de aquella injusticia: “Una académica sin sillón”.

La escritora Carmen Conde, que sería muy pocos años después, en 1978 (ya en el periodo democrático), la primera mujer admitida a la Academia, siempre ha reconocido que ocupaba el puesto que hubiera debido corresponder a María Moliner, y no olvidó mencionarlo indirectamente en su discurso de ingreso, en 1979: “Vuestra noble decisión pone fin a una tan injusta como vetusta discriminación literaria”.

La primera (y la única edición original autorizada por ella) fue publicada en 1966-67 por la editorial Gredos. En 1998 se publicó una segunda edición que consta de dos volúmenes y un CD-ROM, así como una edición abreviada en un tomo. La tercera y última revisión fue editada en septiembre del 2007 y consta de dos tomos. En 2008 la editorial Gredos editó para el diario español El País una versión abreviada en tres tomos. Ninguna de estas ediciones posteriores a la de 1966-67 obtuvieron la autorización de los herederos de María Moliner, por lo que su hijo Fernando ha abierto un proceso judicial contra Gredos por las ediciones del diccionario apócrifo, que difiere del original.

Su más reciente biógrafa, I. de la Fuente, resume así las causas: “Porque era una intrusa, en cierto modo. Porque estudió historia en la universidad de Zaragoza, pero había encarrilado su vida por el mundo de los archivos y bibliotecas y no estaba considerada filóloga. En aquel momento sí que influyó el que fuera mujer. Una mujer que se pone a hacer un diccionario, pero no el diccionario que inicialmente quería hacer, sino un diccionario que además cuestionaba el de la RAE. Creo que fue admirada, pero no valorada”.

Quizá a modo de compensación, en junio de 1973 la Real Academia Española le otorgó, por unanimidad, el Premio “Lorenzo Nieto López”, “por sus trabajos en pro de la lengua”. Sin embargo, en realidad era tarde, pues el rechazo de María Moliner, que tuvo enorme eco en la prensa y la puso de mayor actualidad que nunca, la convirtió en un nuevo mito del feminismo; por entonces, y en los años siguientes, se leyeron críticas muy duras hacia la actitud de una mayoría de los académicos.

Los últimos años de la vida de María estuvieron marcados por el cuidado de su marido, jubilado en 1962, enfermo y ciego ya para 1968, y por el deseo de pulir y ampliar con tranquilidad su famoso Diccionario de uso del español (publicado en dos grandes volúmenes en 1966-1967). Sin embargo, en el verano de 1973 surgieron repentinamente los primeros síntomas de una arterioesclerosis cerebral, enfermedad que la iría retirando de toda actividad intelectual. Su marido fallece el 4 de septiembre de 1974, lo que termina con sus ganas de vivir. Pasó los siguientes seis años, hasta su propio fallecimiento en 1981, en su casa de Madrid, retirada del mundo y en medio del cariño y cuidados de su familia (su hermana Matilde, dos de sus hijos y numerosos nietos).

“El diccionario de la Academia es el diccionario de la autoridad. En el mío no se ha tenido demasiado en cuenta la autoridad”… “Si yo me pongo a pensar qué es mi diccionario me acomete algo de presunción: es un diccionario único en el mundo”. M.M.


Boudicca

31 mayo, 2013

 

Boudicca  Año 60 d. C.

Reina del pueblo iceno al este de Inglaterra, lideró el mayor levantamiento contra las fuerzas de ocupación romanas.

Boudicca nació alrededor del año 30 d. C. en el sudeste de Inglaterra. En el año 48 se casó con Prasutagus, cabeza del pueblo icenos de East Anglia. Vivían en la región de Norfolk cuando los romanos conquistaron el sur de Inglaterra en el año 43 d.C. Aunque permitieron a Prasutagus continuar gobernando a su pueblo fue bajo el dominio de Roma. A pesar de tener ciertas ventajas, el pueblo iceno sufrió debido a las altos impuestos y la esclavitud a la que fueron sometidos. Con la muerte de Prasutagus en el año 60, los romanos decidieron tomar el control de Iceni directamente y confiscaron las propiedades de los principales gobernantes de la tribu, pasando su población a ser tratados como esclavos.

De acuerdo con el historiador romano Tácito, Boudicca fue azotada y sus hijas violadas, al no poder pagar al Imperio Romano la deuda que su marido había contraído. Con este renovado avasallamiento se exacerbó el resentimiento hacia la invasión romana. Otras tribus, como los Trinobantes también sufrieron un trato parecido, provocando sentimientos de rebelión entre los nativos britanos.

Mientras el gobernador romano Gaius Suetonius Paullinus emprendía una campaña en el norte de Gales, los icenos, junto con otras tribus finalmente fueron convocados por Boudicca para llevar a cabo una rebelión contra la ocupación romana. El escritor romano Cassius Dio describió a Boudicca como “Una mujer muy alta, de mirada penetrante y voz áspera y fuerte. Su larga cabellera pelirroja caía sobre su capa a cuadros que prendía con un broche.”

El primer ataque de Boudicca y los britanos fue dirigido a Colchester, una ciudad símbolo del control romano, con un templo al emperador Claudio. La ciudad no contaba con una defensa poderosa de modo que fue una victoria fácil. Cuando Suetonius supo las noticias viajó a Londres, entonces un centro financiero pequeño pero floreciente. Suetonius pensó en defenderla, pero con el número cada vez mayor de britanos Boudicca tomó Londres y St. Albans, con miles de víctimas.

El ejército de Boudicca se encaminó hacia el norte para finalmente enfrentar al ejército de Suetonius. Mientras que contaba con el saqueo de los almacenes romanos para alimentar a su ejército rebelde, Suetonius ordenó la quema de todos los almacenes romanos a su paso, con lo que el ejército vencedor de Boudicca llegó debilitado. Aunque Boudicca contaba con un ejército mucho más numeroso, las tácticas y las armas superiores, junto a la disciplina intachable del ejército romano de apenas 1.200 hombres consiguieron devastar al ejercito britano hambriento y exhausto de unos 100.000. Existen versiones diversas sobre la muerte de Boudicca. Algunas fuentes alegan que murió por heridas mortales en batalla y otras que se envenenó para evitar la captura.

La rebelión de Boudicca casi forzó a los romanos a dejar Inglaterra, ya que fue el emperador Nerón quien decidió reemplazar a Suetonius por un líder más neutral.

La historia de Boudicca quedó casi olvidada hasta que los Anales de Tácito fueron descubiertos en 1360. Durante la era victoriana, la historia de Boudicca recibió gran interés. El marido de la reina Victoria, el príncipe Alberto, encargó una estatua de Boudicca, que hoy se encuentra en la entrada del Parlamento en Londres.

De modo que Boudicca se convirtió en un símbolo del Imperio Británico, un hecho irónico dado a su postura y su lucha anti-imperialista.


Mujeres para pensar vuelve de sus vacaciones

24 abril, 2013

A nuestras/os lectores, disculpen por las semanas de silencio de Mujeres para pensar, de vacaciones por Argentina…

Volveremos pronto con la publicación de otras vidas y otros artículos de interés.

Un saludo

mpplogo-colour-blogsmall


Matrimonio gay en en Reino Unido

6 febrero, 2013

Gay marriage3 

Ayer el Parlamento británico votó a favor del casamiento gay con una mayoría de 400 contra 175. Hace tiempo la sociedad británica muestra su apoyo a esta ley y con ella a la evolución humana en términos de la sociedad y su sistema administrativo. Y sin embargo, aún existe oposición o resistencia, como en todo proceso evolutivo, de quienes necesitan continuar viviendo en el pasado, dilatando el progreso.

“La ex ministra Sarah Teather expresó preocupación de que se estuviera modificando la definición de matrimonio, con lo que la vida familiar podría entrar en desequilibrio.” registró la prensa británica

Es cierto, la definición del matrimonio cambiará debido a esta legislación. Felizmente. ¡Ya era hora de que cambiara una definición basada en significados arcaicos sobre la vida conyugal y la pareja, apenas enfocados hacia la procreación: hemos dejado de ser animales hace largo tiempo. El amor y el compromiso son las premisas que deben sustentar la institución del matrimonio, no la procreación. La institución del matrimonio tiene una historia, o sea una evolución. En sus orígenes, el matrimonio se constituía como un compromiso para la protección de la mujer/madre o también para poder traspasar el patrimonio a descendientes directos. En el mundo musulmán, por otro lado, se usaba como “contrato de penetración”. ¡Huelga cualquier comentario!
¿Consumar el matrimonio? Otro concepto basado en un mundo patriarcal, ¡donde el hombre ha determinado que si no hay penetración no hay sexo! ¿Recuerdan el caso Monica Lewinsky/Clinton? El matrimonio definido como institución para la procreación no refleja la realidad.

Sarah Teather afirmó: “En mi opinión las protecciones adicionales que ofrece a las parejas del mismo sexo son marginales, mientras que el potencial negativo a la sociedad puede ser considerable.”

Las leyes no sirven apenas como una forma de protección, sino que representan y forman un cuerpo para la justicia y la igualdad. ¿No le interesa a Sarah el inmenso beneficio que conlleva la institucionalización de la igualdad en una ley como ésta? ¿Quién conforma la sociedad según la señora Sarah? ¿Acaso quien elige ser homosexual o lesbiana no es parte de esa sociedad? ¿De qué manera sería negativo? ¿De qué manera es negativa la unión en el amor de dos personas, sean del sexo que sean?

¿Qué opina la señora Sarah de lo negativo que es para la sociedad cuando dentro de una familia y matrimonio heterosexual, existe maltrato, abuso a la mujer y los hijos, violencia doméstica, etc? ¿No tienen origen los casos de criminalidad juvenil (para luego extenderse a la vida adulta), en las familias heterosexuales disfuncionales o destruidas? Lo negativo está en el comportamiento y la incultura o la mala crianza, no en el sexo de quienes forman una familia o constituyen un matrimonio. Creo que el matrimonio gay puede aportar grandes cosas a la sociedad. Tal vez por estar basado en el amor y no en la imposición o presión sociales que muchas veces existen para contraer matrimonio.

Gay marriage2                                             Gay marriage1

Está claro que la mayoría de quienes se oponen al matrimonio gay, lo hacen como reacción cultural o religiosa. La institución del matrimonio ha sido manipulada por la iglesia para la normalización del sexo dentro de un marco de autorización eclesiástica para la procreación. En el siglo XXI el sexo ya no entra dentro de ese marco, en tanto que la mayoría de las parejas o los individuos tienen sexo cuando lo desean, fuera y dentro del marco del matrimonio. De modo que los conceptos que han constituido las leyes y los preceptos sobre el matrimonio y el divorcio son anticuados. Una vez más, el amor entre dos personas de cualquier género debe ser la base del matrimonio y no la procreación.

En unos 50 años o menos, seguramente la sociedad en general considerará esta oposición histórica como un hecho risible por anticuado. De la misma manera en que hoy es impensable que la mujer no tenga derecho al voto. Aplaudo al señor Cameron en esta instancia. Sigamos evolucionando. Alejandra Guibert


Frederica Sagor Maas

24 enero, 2013

Frederica Sagor Maas  06/07/1900 – 05/01/2012

Escribió historias originales para el cine, adaptó otras y desarrolló decenas de guiones para Hollywood, que sirvieron de rampa de lanzamiento para las estrellas de la época, como Louise Dresser, Constance Bennett o Clara Bow. Al igual que Greta Garbo, tuvo que adaptarse al sonido y al color en el cine.

Y sin embargo sus ideas para nuevas historias y nuevos guiones eran robadas, su trabajo era plagiado y otros recibían el reconocimiento.

La vida de Frederica fue como la trama de una de las viejas películas de Hollywood. Abandonó los estudios para ir a Broadway en busca de ideas para el cine. Se mudó a Hollywood, donde rechazó sugerencias de que probara suerte como actriz y en cambio escribió para los estudios Universal, MGM, Paramount y Fox. Cuando la industria dejó de necesitarla, estuvo a punto de suicidarse. Más tarde, una vez que había dejado de trabajar en Hollywood, Frederica dijo que hubiera preferido ser lavandera.

Frederica Sagor, una de cuatro hermanas, nació en un apartamento frente a la vía de tren en Manhattan. Sus padres, inmigrantes judíos rusos, acortaron el nombre de Zagosky. Frederica abandonó la idea de ser médica y estudio periodismo en Columbia. Trabajó un verano como correctora para el New York Globe.

Entró a la industria del cine luego de responder a un anuncio como ayudante del editor de guiones en la Universal Pictures en Nueva York. Obtuvo el trabajo y aprendió sobre cine mirando las películas que le gustaban tres o cuatro veces, estudiándolas fotograma a fotograma.

En 1924, Frederica se mudó a Hollywood para escribir para Preferred Pictures. Luego del éxito de “The Plastic Age,” que adaptó con éxito, firmó contrato con MGM, donde, otros se llevaban el reconocimiento por su trabajo. En un sistema donde existían “ejércitos” de escritores, era la norma.

 “A menos que quisieras dejar la industria, tenías que callarte la boca,” escribió. “Yo tenía una pasión intensa por este nuevo arte,” escribió en sus memorias, The Shocking Miss Pilgrim: A Writer in Early Hollywood. Memorias en las que describió el chauvinismo, la misoginia y la discriminación a la que se vio sometida como mujer en la industria en los años veinte. También describiría casos de prostitución, abuso de poder y plagio.

Cansada de MGM, Frederica pasó a trabajar con Tiffany Productions, donde recibió el reconocimiento por haber escrito las comedias de los años 20 “That Model From Paris” (1926) and “The First Night” (1927).

En 1927 se casó con el guionista, Ernest Maas, y también escribió guiones con él. Por su guión original para la película “Rolled Stockings” (1927), Frederica no sólo recibió el reconocimiento en los créditos en la pantalla sino también en el afiche, un hecho raro en esa época.

Durante el descalabro bursátil de 1929 la pareja perdió 10 mil dólares y tuvo que sobrevivir escribiendo reseñas de películas hasta que juntos escribieron el guión de la película “The Shocking Miss Pilgrim,” que se estrenó en 1947. La película trataba sobre una joven taquígrafa que se convierte en la primera mujer contratada por una compañía de transportes de Boston, pero incluso esa idea fue distorsionada por los valores uniformadores de Hollywood. Aunque el guión era un estudio sobre el empoderamiento de una joven, “Miss Pilgrim” se convirtió en un musical banal con Betty Grable.

Empobrecidos y desilusionados, en 1950 la pareja condujo hasta la cima de una colina aislada al atardecer con la intención de matarse por asfixia, pero no tuvieron el coraje de hacerlo. Su marido murió a los 94 años en 1986.

Ninguno de los dos regresó a la industria. Para obtener un trabajo como mecanógrafa en una compañía de seguros, Frederica mintió sobre su edad, diciendo que tenía 40 años en vez de 50.  Apenas iba al cine. “Creo que lo que están haciendo hoy es mucho peor que lo que se hacía en esas primeras épocas”, dijo en 1999.

Antes de morir a los 111 años, Sagor Maas se había convertido en el único lazo viviente con la era del cine mudo.

“Ahora me vengaré. Estoy viva y coleando y todos esos H de P están bajo tierra” F.S.M (durante una entrevista en 1999)

“El sexo en Hollywood se volvió tan rutinario como lavarte la cara o cepillarte los dientes.” F.S.M

 


FELIZ AÑO 2013

16 enero, 2013

Grandes cambios se están procesando lentamente, algunos con resultados positivos para la mujer. Aunque no lo parezca…

Hay un sentido renovador en observar el lado positivo de las cosas. Creo que seguimos avanzando. Aunque no lo parezca…

Nuestro poder creador sigue ayudando al mundo.

Les deseo un año de transformaciones y renacer.
Debemos disfrutar de nuestros éxitos y nuestros sueños!

Un saludo a todas y todos los lectores de Mujeres para pensar.

 

 mpplogo-3-colournewyear


Lo que no quieren que sepas…

28 noviembre, 2012

mujeresparapensar:

Mujeres para pensar se adhiere a los conceptos en este análisis de la crisis actual, una crisis de valores éticos en los grupos de poder guvernamentales y financieros.
Es un texto extenso centrado en la realidad española pero refleja una realidad universal.
Debes cliquear en “leer mas”. Recomiendo leerlo con atención.

La información es la primera herramienta para la democracia real. A.G.

Originalmente publicado en Acción + Reacción:

A continuación os dejamos un artículo de lavozdebida al que nos gustaría añadir en el punto 2, sobre las reformas estructurales (recortes) además de lo que indica este artículo añadiríamos que todas las reformas que se están llevando a cabo fueron firmadas en el Pacto del Euro, el 19 J de 2011 por Zapatero con la aprobación de Rajoy. En aquel documento España aceptaba subir el IVA al 21%, subir las jubilaciones a los 69 años, privatización de sanidad y educación, recorte de pensiones y muchas otras cosas que aun están por llegar.

Este artículo es una serie de afirmaciones apoyadas en datos empíricos que quiere combatir todos los tópicos, lugares comunes, mitos, prejuicios, mentiras, etc. de los que la propaganda y la desinformación se vale – bombardeándonos con ellos a todas horas – para tergiversar la realidad y operar prácticas manipuladoras en la personas de buena voluntad con el afán…

Ver original 5.017 palabras más


Dulce María Loynaz

30 octubre, 2012


 10.12­.1902 – 27.04.1997

Excepcional poeta modernista cubana, que vivió los grandes cambios en la Cuba después de la independencia de España.

Dulce María Loynaz fue hija del General Enrique Loynaz del Castillo, una figura importante en el ejército de liberación de Cuba y autor de la letra del himno nacional. Dulce María nació en la Habana en una familia de gran sensibilidad artística y se educó en su casa, un lugar propicio para la poesía. Aunque tuvo una infancia protegida junto a sus hermanos, en su vida adulta vivió experiencias que sólo jóvenes de familias adineradas podían darse el lujo.

 Publicó sus poemas a temprana edad y completó el doctorado de derecho en la Universidad de La Habana en 1927. Aunque ejerció apenas los primeros años, y luego sólo trató asuntos familiares, fue reconocida por su labor y recibió la Orden González Lanuza, primera mujer en recibirla. Viajó mucho en su juventud y tuvo contacto personal con los principales autores de la época, como por ejemplo Federico García Lorca y la poeta chilena Gabriela Mistral (quien ganó el Premio Nobel en 1945), el autor cubano Alejo Carpentier y el escritor español Juan Ramón Jiménez, también ganador del Premio Nobel.

Publicó sus primeros poemas en La Nación en 1920. En esos años viajó a Estados Unidos, Europa y otros países como Turquía, Siria, Libia, Palestina y Egipto. En 1937 viajó a Méjico y a Sudamérica entre 1946 y 1947.

En 1950, publicó crónicas en diferentes publicaciones de la época como El País, Excélsior, Social, Grafos, Diario de la Marina, El Mundo, Revista Cubana, Revista Bimestre Cubana y Orígenes.

Jardín fue escrita entre 1928 y 1935, aunque su publicación se hizo en España en 1951. Los elementos estilísticos utilizados por la autora han ubicado a esta novela como precursora de la actual novelística hispanoamericana. Aunque Dulce María Loynaz es más conocida en el ambiente literario por su poesía, ella misma declaró alguna vez: “La poesía es lo accidental, lo accesorio. La prosa es lo medular”.

Su libro Poemas sin nombre fue traducido al italiano en 1955. No sólo participó en conferencias y lecturas en Cuba sino también en España y América Latina. Fue elegida miembro de la Academia Nacional de Artes y Letras en 1951, de la Academia Cubana de Letras en 1959 y de la Real Academia Española en  1968, institución que le otorgó el Premio Miguel de Cervantes en 1984. En 1985 publicó Poesías Escogidas en La Habana y su poemario Bestiarium escrito antes de 1959. Durante estos años dio conferencias y recibió varios premios y honores en diversas instituciones culturales cubanas.

La sobriedad de su expresión lírica y su manejo exquisito del lenguaje fueron las razones principales para que España le confiriera la orden del Rey Alfonso el Sabio en noviembre de 1992 y el premio Cervantes de literatura, una distinción que recibió de manos del rey Juan Carlos.

En 1959 dejó de escribir y publicar en Cuba. En los últimos 40 años su postura discreta con respecto al régimen la llevaron a una vida alejada de los compromisos literarios o políticos, recluida en su casa. De acuerdo con sus amigos más íntimos, dejó de escribir poesía con el triunfo de la revolución en 1959.

El descubrimiento de su labor como poeta por un gran número de lectores cubanos, a sus 80 años, le devolvieron el lugar merecido en las letras cubanas. Fe de vida, su último libro, salió a la luz en 1993

Recibió varios premios, entre ellos el Premio Carlos Manuel de Céspedes, el Premio Félix Varela de Cultura, la Distinción a la Cultura Nacional, y la Medalla Alejo Carpentier. En 1987 recibió el Premio Nacional de Literatura Cubana.

Dulce María Loynaz está enterrada en el Cementerio Colón en la Habana.

“Si me quieres, quiéreme entera, no por zonas de luz o sombra… si me quieres, quiéreme negra y blanca. Y gris, y verde, y rubia, quiéreme día, quiéreme noche…¡Y madrugada en la ventana abierta!” D.M.L.


Raden Ayu Kartini

30 julio, 2012

   21.04.1879 – 17.09.1904

Prominente personalidad de Java e Indonesia, Kartini fue pionera en el área de los derechos de la mujer indonesia.

Kartini nació en el seno de una familia aristocrática de Java, en esa época colonia holandesa. Su padre, Sosroningrat, fue jefe del distrito de Mayong y luego llegó a ser regente de Jepara. Su madre, como maestra de religión no tenía el estatus noble requerido para estar casada a un regente, por lo que Sosroningrat se casó por segunda vez para conseguir ese puesto, en una época en que la poligamia todavía era aceptada dentro de la nobleza.

Kartini fue la quinta hija en una familia de once, con una fuerte tradición intelectual. Su abuelo ya había sido regente y su hermano Sosrokartono fue un lingüista renombrado. De modo que a Kartini se le permitió ir a la escuela hasta los 12 años. Allí aprendió holandés, todo un acontecimiento para una mujer de Java de la época. Su padre le dio permiso para estudiar y ser maestra en Batavia, hoy día Jakarta; aunque originalmente le prohibió que continuara sus estudios en Holanda o que entrara en la Universidad de medicina en Batavia. Raden Adjeng Kartini amaba a su padre pero obviamente ese afecto se convirtió en un obstáculo para la realización de sus objetivos.

Sin embargo, en 1903, con 24 años, sus planes de ser maestra se frustraron por tener que contraer matrimonio. De acuerdo con las costumbres de la nobleza, a los 12 años Kartini regresó a la casa para ser preparada para el matrimonio. Durante este período no se le permitía a una joven salir de su casa hasta que se casara, cuando la autoridad del padre pasaba a la del marido. Su padre le permitió tomar lecciones de bordado y continuar su propia educación, y en algunas ocasiones la dejaba participar de eventos públicos especiales. Pronto comenzó a cartearse en holandés con gente holandesa de su edad, entre ellas Rosa Abendanon. Así se nutría de ideas feministas europeas a través de libros, revistas y periódicos, con lo que desenvolvió un fuerte deseo de mejorar las condiciones de la mujer indonesia nativa, de muy bajo estatus social en esa época. Pronto comenzaría a publicar sus propios artículos en algunas de esas revistas.

Kartini no sólo se interesó por la emancipación de la mujer, sino también por otros problemas sociales, al entender que la lucha por la libertad de la mujer y la igualdad ante la ley eran parte de un movimiento que abarcaba a toda la sociedad.

Sus padres concertaron su matrimonio con Joyodiningrat, el Regente de Rembang, quien ya tenía tres esposas. Aunque se casó en 1903 contra su voluntad, lo hizo para satisfacer a su padre enfermo. Su esposo comprendió los objetivos de Kartini y le permitió fundar una escuela para mujeres en el porche de las oficinas de la regencia.

El único hijo de Kartini nació el 13 de septiembre de 1904. Unos días más tarde, Kartini moría a los 25 años.

Inspirados por el ejemplo de Kartini, la familia Van Deventer estableció la Fundación R.A. Kartini en 1912, para la construcción de escuelas para mujeres en Semarang, Surabaya, Yogyakarta, Maland, Madiun, Cirebon y otras áreas.

En 1964, el presidente Sukarno declaró el 21 de abril fiesta nacional, el día de Kartini.

En sus cartas, Kartini escribió sobre sus ideas sobre la condiciones sociales de la época, particularmente la condición de la mujer indonesia. La mayoría de sus cartas protestan contra la tendencia de la cultura de Java de imponer obstáculos para el desarrollo de la mujer. Su objetivo era que la mujer tuviera la libertad de estudiar. Se oponía a su aislamiento y su participación en matrimonios polígamos con hombres que no conocían. Raden Adjeng Kartini también criticó las imposiciones de la religión y la justificación en ella para la poligamia en el hombre.

“La religión debe protegernos de cometer pecados, y sin embargo con mayor frecuencia es que los pecados se cometen en nombre de la religión.” R. A. Kartini

“La religión debe evitar que cometamos pecados, y sin embargo con mayor frecuencia es que los pecados se cometen en nombre de la religión.” R. A. Kartini


Mariama Bâ

17 mayo, 2012

 17.04.1929– 17.08.1981

Autora y docente senegalesa nacida en Dakar. Como feminista luchó con determinación por la igualdad de género en África y contra las estructuras de poder establecidas.
Su contribución es fundamental por ser la primera en ilustrar la posición de desventaja de la mujer en la sociedad africana.  

Bâ nació en el seno de una familia pudiente y culta de Senegal. Su padre fue Ministro de Salud en 1956, mientras que su abuelo había sido intérprete en el régimen de ocupación francesa.

Luego de la muerte de su madre, Bâ fue criada por sus abuelos. Su escolaridad la hizo en francés, mientras también estudiaba el Corán. Pronto percibió las desigualdades enraizadas en las tradiciones africanas al tener que luchar para recibir una educación superior, ya que sus abuelos no creían que una niña debía acceder a más que una educación primaria.

A pesar de los profundos obstáculos para continuar sus estudios, el padre de Bâ insistió en que se le diera la oportunidad y ganó el primer premio en su examen de ingreso para entrar en la École Normale para prepararse como maestra de escuela y luego convertirse en inspectora educacional.

Mariama se casó con un miembro del parlamento del que más tarde se divorció y se enfrentó a la crianza de sus nueve hijos.

Su primera novela, Mi carta más larga (1981), muestra la tristeza y la resignación de una mujer al tener que llorar la muerte de su marido junto a su segunda mujer más joven. Al mismo tiempo la autora reconoce la inmensa contribución de la mujer africana  al desarrollo de la sociedad.  Su libro es un llamado a la mujer para que tome responsabilidad por su vida al mostrarle su importancia en la estructura de la familia para su supervivencia y bienestar. El libro recibió el primer premio Noma a la publicación en África en 1980 y se ha traducido a más de doce idiomas.

Mariama Bâ percibió el fracaso de los movimientos de liberación africanos y escribió en profundidad sobre el tema. Por ello abogó por el análisis y la restructuración de la sociedad en términos de la relación entre el hombre y la mujer, para lograr un equilibrio entre ellos en términos de poder, describiendo la desigualdad en la vida marital y la ceguera de la mujer imbuida dentro de esa estructura. Sus ideas se basan en las distorsiones del pensamiento cultural y las instituciones existentes para enmascarar la desigualdad bajo un velo de “tradición” y “cultura”.

Bâ fue participante activa en las asociaciones de mujeres. También promovió la educación y defendió los derechos de la mujer. Fue conferencista y escribió artículos en la prensa local.  

Mariama murió un año más tarde de su primera publicación, a causa de una enfermedad prolongada y no llegó a ver su segunda novela publicada, Un chant écarlate (1986)

 

“Un libro puede ser un arma, un arma pacífica, pero un arma al fin” M.B.

“El poder de los libros, esa maravillosa invención: varios signos asociados con sonidos, sonidos que forman una palabra, palabras que forman una idea. El pensamiento, la historia, la ciencia, la vida. Un instrumento para la cultura, una manera sin precedentes de dar y recibir. Los libros unen generaciones en su esfuerzo continuo que lleva al progreso. Te ayudan a ser mejor. Lo que la sociedad te niega, ellos te lo ofrecen…” M.B.

 


Celebremos el Día Internacional de la Mujer

8 marzo, 2012

Es el 8 de marzo de 2012. Un día para celebrar no a la mujer como un concepto sino a cada una de las mujeres de carne y hueso. Por su talento, coraje, generosidad, dedicación, creatividad, paciencia, fortaleza, entrega y sobre todo su capacidad en el amor, que abarca y contiene todo lo anterior.

Celebrar sus vidas y al mismo tiempo en la visibilidad global de la celebración exhortar a que se promueva su respeto y apreciación.

No olvidemos que aunque grandes pasos se hayan dado, las cifras muestran que mayores adelantos son necesarios en un mundo donde:

-Aunque el 66 por ciento del trabajo es realizado por mujeres, la mujer gana apenas el 10 por ciento del ingreso global y es dueña de apenas el 1 por ciento de la propiedad.

-Las mujeres detentan solamente el 19 por ciento de los escaños parlamentarios y hay sólo 16 mujeres entre los 188 líderes elegidos en forma directa.

-La violencia contra la mujer causa más muertes y discapacidades en las mujeres entre 15 y 44 años que el cáncer, la malaria, los accidentes de tráfico y la guerra.

-Entre 876 millones de adultos analfabetos, dos tercios son mujeres.

-Una de cada cinco mujeres es víctimas de violación o intento de violación y una en cuatro sufre violencia doméstica.

El Día de la Mujer nos brinda la oportunidad de tomar conciencia de la imperiosa necesidad de un ejercicio constante de la educación y concientización dentro de nuestras comunidades y familias para que tanto mujeres como hombres aprendan el valor de la mujer en la sociedad y promuevan el cambio hacia la igualdad para un mundo más justo.

El futuro humano depende de una visión más femenina del mundo. A.G.


Felicidades en el día de la mujer

8 marzo, 2012

 

 

 

 

 

 

Un saludo muy especial a todas nuestras lectoras en el Día Internacional de la Mujer.

 
Con el deseo de que cada año cada una logre en su vida personal y en la vida colectiva de las mujeres un espacio de mayor libertad, respeto y creatividad!

Salud!


Mary Wollstonecraft

20 febrero, 2012

 

 

 

  
    27.04.1759 – 10.09.1797

 

Considerada la primera feminista en la historia. Fue quien introdujo el concepto de igualdad entre hombres y mujeres. Filósofa y pensadora radical y activista por lo derechos de la mujer y el hombre.

Nacida en el este de Londres, Mary, la segunda de siete hijos, fue una niña volcada al pensamiento desde temprana edad. Aunque su padre tenía fortuna, la malgastó de manera frívola al punto que sufrió graves problemas financieros. Su padre era un hombre violento y a menudo se embriagaba y golpeaba a su esposa. Mary solía sentarse fuera del cuarto de su madre para protegerla. Con sus hermanas Mary también tuvo una actitud maternal. En 1778 Mary salió de su casa para trabajar como dama de compañía aunque luego regresó para ayudar a su madre enferma.  Cuando su madre murió Mary se mudó con la familia de Fanny Blood, con quien tenía una profunda amistad. Las dos junto con su hermana Eliza abrieron una escuela en Islington. Al poco tiempo la salud precaria de Fanny Blood empeoró, por lo que Mary descuidó el trabajo en la escuela para cuidarla hasta su muerte. El duro golpe de la muerte de su amiga y el cierre de la escuela impulsaron a Mary a escribir su primera novela, Mary: A Fiction. Al ver la enorme limitación en términos profesionales para mujeres sin medios económicos, decidió escribir para ganarse la vida, una decisión radical y arriesgada en una época en que muy pocas mujeres lograban ganarse la vida en el mundo de los intelectuales. Aprendió alemán y francés y tradujo textos, escribió reseñas literarias y fue invitada a las tertulias de Johnson, a quien Mary consideraba un hermano.

Durante su breve carrera escribió novelas y tratados. Vindication for the Rights of Women tuvo un impacto profundo. Es una obra fundamental para quienes deseen conocer los origines del feminismo.  Woolstonecraft tenía claro que los derechos de tanto mujeres como hombres estaban estrechamente ligados. Para Wollstonecraft, los males de su época podían superarse con la educación. En particular, le preocupaba la manera en que las habilidades de las mujeres eran suprimidas a través de la educación al darle énfasis a las cualidades que estuvieran en función de agradar y servir al hombre, en vez de mejorar sus capacidades para su beneficio personal.  El pensamiento de Wollstonecraf marcó a la sociedad de la época.

Aunque  Wollstonecraft no desconocía el hecho de que es la sociedad machista la que promueve la docilidad de la mujer y su atención a su aspecto físico por sobre todas las cosas, estaba convencida de que esto era tanto para el detrimento del hombre como de la mujer. Para ella dado que el bien de la sociedad proviene del aumento de la razón, el conocimiento y la virtud, sólo podría ser en beneficio de ambos géneros maximizar estas cualidades. Wollstonecraft tenía bien claro que tratar a la mujer como un ser insignificante le negaba sus talentos naturales y así promovía la discordia en el hogar, reflejada y perpetuada en los hijos. Si la mujer no tenía derechos inherentes, usando la misma regla tampoco tendría obligaciones, ya que los derechos y obligaciones son inseparables.

Mientras que la vida profesional de Wollstonecraft fue muy exitosa, su vida personal fue difícil por la moralidad de la época. Tuvo amantes y con Gilbert Imlay, con quien se creía se había casado tuvo una hija. Las infidelidades de Imlay le trajeron gran infelicidad hasta el punto de intentar el suicidio dos veces.  El futuro le depararía algo diferente ya que retomó su trabajo literario gracias al cual comenzaría una amistad con William Godwin. Luego surgiría una relación amorosa que acabaría en casamiento, al esperar un hijo suyo. Sufrieron el rechazo de parte de la sociedad conservadora al descubrir que Mary no había estado casada con Imlay. A pesar de la relación ser sana y feliz, fue corta ya que Mary moriría al dar a luz a su segunda hija, Mary Wollstonecraf Godwin, quien más tarde adoptaría el nombre de Mary Shelley, la exitosa autora de Frankenstein. Luego de varios días de sufrimiento al haber contraído septicemia Wollstonecraft murió a los treinta y ocho años. Sus restos descansan en Bournemouth.

Con las mejores intenciones, Godwin publicó un libro de las memorias de Mary, recibidas por el público como un gran escándalo al haber revelado sus amoríos con hombres casados, su primera hija ilegítima y sus intentos de suicidio.

 “Una causa de esta aridez en el desarrollo personal de la mujer es el sistema falso de educación, constituida a partir de libros escritos por hombres que consideran a la mujer como hembras que deben agradar dentro de un contexto de la sexualidad como principal objetivo, haciendo que la mujer sólo concibiera su papel como la necesidad de ser amada, en vez de realizar una tarea más ambiciosa acorde con habilidades y virtudes que inspiran respeto.”  M.W.


Ali Smith

13 enero, 2012
 
 
    
 
01/01/1962 –

Escritora británica contemporánea merecedora desde el inicio del elogio de la crítica.

Nacida en Inverness, Escocia. Se crió en un complejo urbanístico de barrio. Estudió en Aberdeen y luego en Cambridge para obtener un doctorado que no finalizó. Trabajó como profesora en la Universidad de Strathclyde hasta que contrajo el síndrome de fatiga crónica, que la forzó a dejar su trabajo y dedicarse de lleno a la literatura.

En 2007 fue elegida miembro de la Royal Society of Literature. En 2008 produjo la colección Th Book Lover con sus obras favoritas incluidas piezas de Sylvia Plath, Muriel Spark, Grace Paley, Margaret Atwood y Clarice Lispector entre otras.

La obra de Ali Smith ha recibido el elogio de la crítica desde la publicación de su primera colección de cuentos, Free Love and Other Stories en 1995, ganadora del premio Saltire. Desde entonces ha sido candidata de los premios Booker and Orange por su segunda novela Hotel World, ganadora del premio Encore, y su tercera The Accidental, por la que recibió el premio Whitbread en 2005.

Su predilección por el cambio de perspectivas, los riesgos formales y el lenguaje rico la destacan como escritora “literaria”. Mientras que sus historias llenas de originalidad muestran un humor que aligera los temas ambiciosos que aborda, también muestra afición por el juego de palabras y lo estrafalario.

Smith alterna entre el cuento y la novela. Sin duda se encuentran influencias de James Joyce, Angela Carter, Jeanette Winterson y Salman Rushdie. Smith ha comentado sobre la influencia del antiguo cine ruso en The Accidental.

Otras obras incluyen Like (1997),  Girl Meets Boy (2007), ganadora del premio Diva Magazine y el Sundial, There But For The (2011), novela literaria considerada por el Guardian como una de las mejores novelas del año.

Vive en Cambridge con su pareja, Sarah Wood, hace 17 años y a ella le dedica todos sus  libros.

“Las historias pueden cambiar vidas si no tenemos cuidado… Contar historias esenciales significa mejorar nuestras vidas”. A.S.

 


¡FELIZ AÑO!

4 enero, 2012

Un año más para Mujeres para pensar, gracias al apoyo y el entusiasmo de lectoras y lectores. A todas y todos un saludo con nuestros deseos extensivos de un año de mayor respeto, integración y armonía para todas las mujeres del mundo.

 


Artemisia Gentileschi

18 noviembre, 2011

   8/07/1593 – 1652

Pintora italiana de comienzos del barroco, hoy considerada una de las más talentosas de la generación de pintores influenciados por Caravaggio. En una era en que era inaceptable dentro del círculo artístico que una mujer pintase, fue la primera mujer miembro de la Accademia di Arte del Disegno en Florencia. Retrató el sufrimiento de mujeres fuertes en la mitología y en la Biblia, víctimas, suicidas, guerreras.

Artemisia nació en Roma, la hija mayor del pintor toscano Orazio Gentileschi. Desde niña mostró mucho más talento que sus hermanos trabajando en el taller de su padre. Al igual que para Orazio, el estilo de Caravaggio fue una gran inspiración en ese período, aunque el enfoque de Artemisia de los temas eran diferentes al de su padre, con un fuerte contenido naturalista. Aunque Orazio la apoyó a pesar de los prejuicios de la época, Artemisia tuvo que luchar contra las actitudes de sumisión psicológica tradicionales y los celos profundos por su talento excepcional.

Su primer trabajo a los 17 años, que muchos creían había pintado con la ayuda de su padre, fue Susanna e i Vecchioni (1610), una de las pocas pinturas que muestra la violación de Susanna como un evento traumático.

En 1612, su padre trabajó con Agostino Tassi en la bóveda del palacio Pallavicini Rospigliosi en Roma y decidió contratar al pintor para que diera clases privadas a su hija, ya que las escuelas de arte no permitían la inscripción de mujeres. Durante su tutela, Tassio violó a Artemisia con la ayuda de Cosimo Quorlis. Tassi prometió casarse con ella y continuó teniendo relaciones con Artemisia por un tiempo. Al renegar de su promesa, por estar casado, Tassi se enfrentó ante un tribunal papal luego de los cargos presentados por Orazio contra él por haber desflorado a su hija. Durante los siete meses del juicio, se descubrió que Tassi había planeado asesinar a su esposa, había cometido adulterio con su cuñada y planeaba robar algunos cuadros de Orazio. Artemisia tuvo que someterse a un examen ginecológico y fue torturada con empulgueras para verificar la veracidad de sus acusaciones. Finalmente Tassi fue condenado a un año de prisión, pero nunca cumplió la condena.

Un mes luego del juicio, Orazio dispuso la boda de su hija con Pierantonio Stiattesi, un pintor modesto de Florencia. Poco después la pareja se mudó a Florencia, donde Artemisia recibió el encargo de un cuadro para Casa Buonarroti y se convirtió en una exitosa pintora de palacio, con el mecenazgo de la familia Medici y Carlos I. En Florencia, Aretemisia y Pierantonio tuvieron cuatro hijos y una hija, Prudenzia, la única que sobrevivió hasta su vida adulta.

Artemisia tuvo gran éxito en Florencia y mantuvo buenas relaciones con los artistas más respetados de la época. También obtuvo los favores de Cosimo II de Medici y especialmente la Gran Duquesa Cristina. Tuvo amistad con Galileo Galilei, con quien mantuvo correspondencia durante largo tiempo. El sobrino de Michelangelo estimó su trabajo y la invitó a pintar el techo de la galería de cuadros de Casa Buonarroti.

Su éxito como mujer fue la razón de varios rumores sobre su vida privada. Al mismo tiempo se cree que el caso de su violación la liberó de las presiones sociales, y promovió la comprensión de algunas de sus obras en las que representa mujeres desafiantes y violentas. Obras notables de este período incluyen La Conversione della Maddalena, Giuditta con la sua ancella, ahora en el Palacio Pitti.

A pesar de su éxito, debido a gastos excesivos de la pareja, el período florentino no estuvo exento de problemas, con acreedores y con su marido, que la llevaron a regresar a Roma en 1621 para buscar un hogar donde criar a su hija. Más tarde, Artemisia tendría una hija natural e intentaría enseñarles a ambas el arte de la pintura, sin demasiado éxito.

A pesar de su buena reputación como artista, su fuerte personalidad y sus buenos contactos, Roma no era tan lucrativa como esperaba. En 1630 se mudó a Venecia de donde salían versos y cartas en reconocimiento de su obra con la esperanza de recibir más encargos. Su trabajo se había vuelto menos desafiante y más suave, con apenas retratos y heroínas bíblicas y menos encargos lucrativos en altares y palacios. Venere Dormiente, y Ester ed Assuero son ejemplos de la asimilación del luminismo veneciano.

En 1630 Artemisia se mudó a Nápoles, una ciudad llena de talleres y amantes del arte, en busca de nuevas oportunidades. Allí permaneció por el resto de su carrera, con la excepción de un corto viaje a Londres. Nápoles era para Artemisia un segundo hogar, donde cuidó de su familia ya que ambas hijas vivían con sus maridos en Nápoles. Hizo buenos contactos y comenzó a trabajar en pinturas en la catedral. En este periodo fue que pintó Nascita di San Giovanni Battista, hoy en el Museo del Prado in Madrid, y Corisca e il satiro, en una colección privada. En estas obras, Artemisia muestra su capacidad de renovarse con las novedades del período y presenta otros temas. También retocó y modificó obras de su padre, dotándolas de un realismo que antes no tenían. Les añadió una atmósfera dramática, acentuando el claroscuro a la manera de Caravaggio, contribuyendo así a que este estilo madurase.

En 1638 Artemisia fue a Londres, donde su padre Orazio era pintor en la corte de Carlos I. Padre e hija trabajaron juntos en Trionfo della pace e delle Arti en Greenwich. Artemisia también había sido convocada por Carlos I, quien como coleccionista obsesivo, estaba intrigado con la fama de Artemisia, de quien luego obtuvo el Autoritratto in veste di Pittura.

Orazio murió de manera repentina en 1639. Para 1642 Artemisia ya había partido de Inglaterra, aunque no se sabe con certeza el año. Y a partir de allí poco se sabe de sus movimientos. Se conoce, sin embargo, que en 1649 estaba en Nápoles, con Don Antonio Ruffo como su mentor. Artemisia continuó trabajando y recibiendo encargos hasta que murió presa de la plaga que devastó Nápoles en 1656, arrasando con una generación entera de artistas napolitanos.

Luego de su muerte, Artemisia Gentileschi cayó en el olvido, sus obras a menudo atribuidas a su padre o a otros artistas. La experta historiadora del arte, Mary Garrard observa que “Artemisia sufrió un abandono de los expertos que es impensable para un artista de su calibre”. Un renovado y merecido interés en su obra la reconoce como una talentosa pintora del siglo XVII y una de las más grandes entre las artistas mujeres. Su primera exposición se realizó en Florencia en 1991. Un documental, una obra de teatro y un lugar de relevancia en la historia del arte.

El interés por la figura artística de Artemisia, que se volvió inexplicablemente débil con el tiempo, recibió un fuerte impulso gracias a los estudios en clave feminista, que eficazmente subrayaron su sufrimiento por la violación y maltrato posterior, lo que determinaría la fuerza expresiva que asume su lenguaje pictórico cuando el sujeto representado eran sus heroínas bíblicas, que siempre parecen querer manifestar su rebelión contra las condiciones a las que les condenaba su género.

Giuditta che decapita Oloferne


El puente de los asesinos

9 noviembre, 2011

 

Las patrias de Alatriste es el título del artículo de Guillermo Altares para Babelia del 22 de octubre. Se anuncia una vez más la aparición de un nuevo libro sobre este personaje de Arturo Pérez-Reverte. El “soldado cansado” que sin embargo no cansa a sus lectores ni a quien lo devuelve al ruedo para otra historia de violencia y de capa y espada.

El lenguaje en el artículo, inspirado por esta serie y su género contiene significados claros como las palabras clave de otros títulos del autor: “corsarios, asesinos, sangre, cólera, asedio…”
“Degollinas, violaciones, saqueos, salvajadas…” La nueva excusa es la historia y la necesidad de su revisión. Revisión que se transforma en regodeo y como admite Reverte “fervor y una misteriosa lealtad”. ¿“Entender el presente”? dice. Se nos enseña a pensar que es así cómo seguimos percibiendo el mundo o como deberíamos. “La condición humana” se excusan en llamarla. Más bien el anquilosamiento de las mentes y la negación de una evolución necesaria, buscada por millones, silenciada por quienes se acomodan en la conveniencia.

Se habla de los códigos de Alatriste. ¿“Honor”? Códigos del mundo patriarcal que vienen vapuleando al mundo en su totalidad. A sus poblaciones, el mundo natural, el bienestar, la evolución real. Conceptos que continúan negando una visión de la vida que difiera de códigos de control y poder. Mientras millones intentan liberarse de las cadenas patriarcales y su visión cartesiana afilada en el materialismo científico. El sillón de cuero acartonado de la Real Academia.

Éste título se nos presenta como ¡¿“un regalo a los alumnos de 3° para ensanchar su imaginación, alimentar su espíritu”?! ¡¿“Reconstruir un mundo…como parte de una historia cautivadora”?! “Hijo de las guerras como de Alejandro Dumas” dice Alameda de Reverte. ¿Gran destino para un futuro humano? No. Volver atrás, conectarnos con conceptos que con esfuerzo intentamos abandonar. No sólo para una vida mejor, sino para una conciencia que nos eleve.

La literatura, como todo lo que nos conecta en nuestro viaje humano -y más aún por su profunda influencia en la cultura, gracias a su nuevo carácter masivo- además de la supuesta talla en su facultad enriquecedora, no debería hacernos retroceder, desaprender. El empecinamiento de viejos modelos del ser que nos han llevado hasta el presente y de los que poco a poco nos vamos liberando. Hasta crear una nueva realidad que nos acerque y nutra. Dejemos que Alatriste y su mundo alicaído e irascible descanse en paz junto con Dumas. ¿Dos entregas más? Debe de estar embolsando buenos ingresos…Evitemos ofrecer al nuevo lector que se está formando una lectura fácil, que apenas lo entretenga. Sobretodo evitemos inspirarle una visión antigua de la vida, las costumbres, las relaciones, las aspiraciones, los valores del individuo.

“Lo mejor de Alatriste es que me permite volver a mi verdadera patria, la infancia recuperada a través de la literatura.” dice Pérez-Reverte. Altisonantes deben ser las frases. Para no desatender la (auto)importancia. ¿Es la verdadera patria de Reverte su infancia? No me extraña. Ese mundo infantil del que los mismos adultos no desean despertar. Eternizar el juego siniestro de la guerra. Dejar ese mundo infantil para mirarse por dentro y conectarse con la vida es el verdadero desafío.

Tres páginas enteras dedica Babelia a estos conceptos y una más a glorificar libros del Siglo de Oro, que deberíamos dejar en los museos o las bibliotecas. Como piezas de literatura valiosas, sí. Aunque también como muestras de una visión avasalladora, limitada, anacrónica, misógina. Una visión de la que debemos alejarnos cuanto antes. Si este mundo, en el que se nos ha regalado nuestra corta aunque significativa residencia, ha de convertirse en un lugar de todos. Para el disfrute, no la explotación; la reconciliación, no la separación; la creación, no la destrucción; para la práctica de la intuición, no la negación; la renovación, no el estancamiento.

Las patrias de Alatriste nos siguen llevando de las narices hasta un foco antiguo del progreso humano. ¿No es hora de que dejemos las “historias de aventuras” para crecer y evolucionar de manera conciente hacia un lugar más acorde con nuestra esencia, insospechadamente rica, y muchas veces oculta o negada a fuerza de todas esas mismas historias? “Brumosa tierra natal de nuestra alma… Alatriste me permite viajar nada menos que a los cimientos de nuestra condición  humana” asevera Pérez-Reverte. ¡¿Es esa la condición humana?! Como se dice en Inglaterra, ¡speak for yourself, Mr Reverte! ¡Habla por ti mismo!

                                                                                                                                          

 


Sophia Scholl

29 septiembre, 2011

     09/05/1921 – 22/02/1943

Estudiante alemana, activista en el movimiento de resistencia pacífica Rosa Blanca contra el régimen nazi. Fue condenada por alta traición por distribuir panfletos anti-bélicos en la Universidad de Munich. Hoy un busto en su honor se exhibe en el salón de la fama Walhalla, en Baviera, entre otros alemanes laureados. Desde los años 70, Scholl ha sido considerada una de las grandes heroínas alemanas por oponerse al Tercer Reich durante la segunda Guerra Mundial.

Cuando Sophia nació, la cuarta de seis hijos, su padre era el gobernador de Forchtenbert am Kocher. Completó su educación primaria en Ulm donde la familia se mudó en 1932. Allí Sophia comenzó la escuela secundaria para niñas y pronto se unió, como sus compañeras, a la Liga de Niñas Alemanas (BDM), organización femenina de las Juventudes Hitlerianas. Pronto también su entusiasmo sería reemplazado por una visión crítica, reforzada por la opinión disidente de su padre, sus amigos y algunos profesores. Aunque en 1937 la detención de sus hermanos y algunos amigos por participar en el Movimiento de las Juventudes Alemanas la marcó, la opinión política fue un criterio esencial para la elección de sus amistades.

Su talento para el dibujo y la pintura la acercó a los llamados “artistas degenerados” y su interés por la filosofía y la teología representó un mundo alternativo al mundo Nacional Socialista del Estado nazi. Al igual que su educación luterana y sus creencias en la dignidad esencial del ser humano formaron la base para su compromiso de resistencia a la ideología nazi

En la primavera de 1940, terminó la escuela secundaria y comenzó a trabajar como maestra de jardín de infantes del Instituto Fröbel en Ulm. Como requisito para entrar en la universidad, en 1941 tuvo que entrar durante seis meses en el Servicio Auxiliar de la Guerra como maestra en Blumberg. El régimen militar del servicio la hizi reflexionar en profundidad sobre la situación política y comenzó a practicar la resistencia pasiva.

Al cabo de los seis meses se inscribió en la Universidad de Munich como estudiante de biología y filosofía. Su hermano Hans, que estudiaba medicina, le presentó a sus amigos. Aunque este grupo luego fue conocido por sus ideas políticas, inicialmente se formó por su amor al arte, la música, la literatura, la filosofía y la teología. También compartían el amor por la naturaleza en sus paseos por las montañas y asistían juntos a conferencias, conciertos y obras de teatro.

En Munich, Scholl conoció a varios artistas, escritores y filósofos. La pregunta principal que debatían era cómo un individuo debe actuar bajo una dictadura. Durante las vacaciones de verano de 1942, Scholl tuvo que servir en una planta metalúrgica en Ulm para el servicio de guerra, mientras que su padre estaba en prisión por un comentario que había hecho a un empleado sobre Hitler.

De acuerdo con las cartas entre ella y su novio, Fritz Hartnagel, su relato al haber presenciado en el frente oriental la ejecución de soldados soviéticos y haberse enterado de la matanza masiva de judíos la horrorizaron.

Su hermano intentó mantener a Sophia al margen de las actividades de La Rosa Blanca pero una vez que ella los descubrió se unió al grupo, siendo una colaboradora invaluable. Como mujer, era mucho menos probable que la SS la parara en la calle. La Rosa Blanca instruía a la población para resistir a los nazis de manera pacífica. El 18 de febrero de 1943, Sophia y el resto de los miembros de La Rosa Blanca fueron arrestados por la distribución del sexto panfleto en la Universidad de Munich.

Cuatro días más tarde, Scholl, su hermano Hans y su amigo Christoph Probst fueron declarados culpables de traición y condenados a morir. Horas más tarde fueron decapitados. Funcionarios de la prisión describieron los últimos momentos como llenos de coraje. Las últimas palabras de Sophia fueron: “¿Cómo podemos esperar que prime el bien, si casi no existe nadie dispuesto a entregarse a una causa justa. Voy a morir en un lindo día de sol. ¿Qué importa mi muerte si por nuestros actos miles de personas tomarán conciencia y se pondrán en acción?”

Luego de su muerte, una copia del sexto panfleto salió de Alemania hacia el Reino Unido gracias al jurista alemán Helmuth Graf von Moltke, donde fue utilizada por las Fuerzas Aliadas. A mitades de 1943, arrojaron millones de copias del panfleto sobre Alemania, bajo el título de El Manifiesto de los Estudiantes de Munich.

La teología de la conciencia fue la defensa que alegó Sophia en la transcripción de sus interrogatorios, los que llevaron a su “juicio” y ejecución. Esas transcripciones fueron la base para la película sobre sus días finales, Sophia Scholl, los últimos días, 2005.

Fritz Hartnagel no regresó a Alemania hasta después de la muerte de Sophia. Más tarde se casó con su hermana Elizabeth.

Una gran cantidad de escuelas, calles y plazas en Alemania llevan el nombre de Sophia Scholl y su hermano. En 2003, durante una encuesta televisiva para elegir los diez alemanes más importantes de todos los tiempos, Sophia y Hans terminaron en cuarto lugar, antes que Bach, Goethe, Guttenberg, Bismarck, Einstein, entre otros.

Se escribieron varios libros sobre su vida, una vez que en 2009 se tuvo acceso a las cartas y los diarios de Sophia, así como también los registros de los interrogatorios de la Gestapo. También se han realizado varias películas y obras de teatro.

El legado de La Rosa Blanca fue una demostración de gran coraje espiritual, y un ejemplo de disidencia social en una época de represión violenta, censura y presión conformista.

“Después de todo, alguien tiene que tomar la iniciativa. Lo que escribimos y dijimos también es la opinión de muchos otros. Sólo que no se atreven a expresarlo ellos mismos como lo hicimos nosotros.” S.Scholl


Un minuto de reflexión para Wangari Maathai

26 septiembre, 2011

El mundo acaba de perder a una  mujer excepcional…queda su inspiración en la obra que sigue viva,  en los cientos de mujeres que ha tocado con su trabajo (en 200 mujeres).


Sofia Kovalevskaya

11 agosto, 2011

  15/01/1850 – 10/02/1891

La primera matemática rusa mujer de relevancia para la ciencia matemática, responsable por importantes contribuciones originales en análisis, ecuaciones diferenciales y mecánica. La primera mujer con un puesto como profesora universitaria en el norte de Europa

Sofía nació en Moscú, la segunda de tres hijos. Su padre era teniente general de artillería en el Ejercito Imperial Ruso. Su madre fue una mujer académica de ascendencia alemana. Sofia amaba desde niña la lectura y la poesía. Además de su hermana, dos de sus tíos influyeron notablemente en su vida. Uno de ellos era amante de la lectura y, aunque no era matemático, le apasionaba igualmente esta ciencia; su otro tío le enseñaba ciencias y biología. El maestro particular le enseñaba cálculos. Cuando se mencionó en su casa sobre el talento de su hija para las matemáticas, su padre, a quien le horrorizaban las mujeres sabias, decidió interrumpir las clases de matemáticas de su hija. Aun así Sofia siguió estudiando por su cuenta con libros de álgebra. Pidió prestado un ejemplar del Algebra de Bourdeu que leía por la noche cuando el resto de la familia dormía.

A pesar de su talento para las matemáticas, no le sería posible completar sus estudios en Rusia. En esa época, la mujer no era admitida en la universidad. Para estudiar en el extranjero, necesitaba del permiso escrito de su padre o marido. Así fue que contrajo matrimonio falsamente con Vladimir Kovalevsky, un joven estudiante de paleontología que luego fue famoso por su colaboración con Charles Darwin. Emigraron de Rusia en 1867.

En 1869, Kovalevskaya ingresó en la Universidad de Heidelberg en Alemania, donde se le permitió asistir a clases como oyente con la aprobación de los profesores. Al poco tiempo visitó Londres con Vladimir, quien se encontraba con sus colegas Thomas Huxley y Charles Darwin, mientras que ella fue invitada a los salones dominicales de George Eliot. Allí, a los diecinueve años, conoció a Herbert Spencer con quien entró en un debate sobre la capacidad de la mujer para el pensamiento abstracto. Más tarde Sofia haría una contribución considerable a la lista de ejemplos conocidos para la rotación de un cuerpo sólido alrededor de un punto fijo.

Luego de dos años de estudios matemáticos en Heidelberg se mudó a Berlín donde tomó clases particulares, ya que la universidad ya no le permitió asistir a clases como oyente.

En 1874 presentó tres trabajos a la Universidad de Gottingen para su tesis doctoral, obteniendo su doctorado en matemáticas con sobresaliente, sin tener que rendir los exámenes ni asistir a las clases requeridos. Se convirtió en la primera mujer con dicho título.

Los Kovalevsky regresaron a Rusia, pero no consiguieron puestos como profesores debido a sus opiniones políticas radicales. Así fue que regresaron a Alemania donde decidieron vivir como un matrimonio real y tuvieron una hija, Sofía. Luego de cuidar a su hija durante un año, Kovalevskaya decidió darla al cuidado de su hermana para retomar sus trabajos matemáticos. Luego de varias separaciones de Vladimir, debido a sus ataques de temperamento, finalmente Kovalevskaya dejó a su marido. En 1883 Vladimir se suicidó luego de ser procesado por estafa en la bolsa.

Kovalevskaya consiguió un puesto como docente privada en la Universidad de Estocolmo. En 1884 la nombraron Profesora Extraordinaria y se convirtió en la Directora de Acta Mathematica. En 1888 ganó el Prix Bordin de la Academia Francesa de Ciencias por lo que hoy se conoce como el “Kovalevsky top”. En 1889 fue nombrada Profesora Titular en la Universidad de Estocolmo, siendo la primera mujer en obtener un puesto como titular.

Luego de años de presión por parte de colegas y admiradores y un cambio en las reglas de la academia, se la aceptó como miembro de la Academia Rusa de Ciencias, aunque nunca se le ofreció un puesto como profesora. A veces usaba el nombre Sophie Kowalevski para sus publicaciones académicas. Luego de mudarse a Suecia usaba el nombre de Sonya.

Kovalevskaya murió de gripe a los cuarenta y un años, luego de un viaje de placer a Génova. Sus restos descansan en Suecia.

Entre otros honores póstumos, el cráter lunar Kovalevskaya lleva su nombre y la Fundación Alexander Von Humboldt de Alemania entrega el premio Sofia Kovalevskaya a los investigadores jóvenes más prometedores.


El mundo en que vivimos… en una imagen

29 julio, 2011

Esta es una imagen a la que estamos acostumbrados. No tiene nada de particular. Como cualquier otra foto en la prensa que retrata a los integrantes de alguna cumbre o a los miembros de alguna cúpula en reunión. A simple vista cualquier lectora o lector no encontrará nada anómalo en esta foto. Sin embargo es una imagen llena de peligro.  Retrata a ministros en la jura ante miembros del clérigo para su entrada al nuevo gobierno. ¿Por qué sería peligrosa una imagen tan común y aparentemente prometedora? Por sobre todas las cosas porque nos hemos acostumbrado tanto a ella que no vemos más allá de su lectura superficial.

Cada año se trafican ochocientas mil mujeres en la industria del sexo. Mujeres forzadas o engañadas. Jóvenes y niñas como las hijas, o nietas, o sobrinas o hermanas de estos hombres en la foto. Sólo que vulnerables por la pobreza, la falta de opción o simplemente presas en una cultura donde la educación no es asequible para la mujer ni se supone que lo sea. La policía está involucrada para garantizar el éxito de estos grupos criminales. En muchos casos el gobierno también. Hombres como estos, jurando. No proteger el bienestar de una nación constituida por hombres y mujeres, sino sus propios intereses y la defensa del status quo. Hombres que como D.S. Kahn, Clinton y Berlusconi desde sus altos puestos de visibilidad mundial promueven una imagen que aunque subliminal continúa siendo definitoria de la mujer y el papel que con su silencio o su desparpajo le asignan dentro de la sociedad.

¿Cómo es posible promover la evolución de un mundo más iluminado, si esta es la imagen de él? Su cara es los rostros en esta foto. Ya no nos centremos en el hecho de que no hay en primer plano ningún rostro femenino. Aunque lo hubiera el predominio del significado simbólico de la imagen seria mucho más fuerte y poderoso. Su institucionalización en las retinas de los ojos que la ven a diario en la prensa, en la televisión, en las grandes pantallas de cine se asegura de que la demos por sentado.

En un mundo donde desde los anos 50 hasta el presente, con sesenta años de cambios radicales y magníficos avances en la ciencia, la tecnología, los derechos humanos, etc. la iconografía del poder continúa siendo la misma. Nos dice que el mundo no ha progresado de manera equilibrada. El monumental avance técnico, científico, tecnológico no se ha equiparado al progreso humano en términos de ética, ambición moral, renovación y análisis del progreso espiritual o humano-filosófico. Los estratos sociales y la pobreza demuestran que la moralidad de las instituciones y los organismos donde se cocina el orden o la justicia distribuida entre la población se ha quedado atrás esos sesenta anos. Cientos de anos en realidad, desde cuando comenzaron a establecerse parámetros desiguales y jerárquicos.

Volvamos a mirar esta imagen detenida no solo en el diafragma de la camera y estampada sobre la página, sino también en la psique colectiva de la población mundial. No es una imagen que debamos dar por sentado. Es una imagen que debemos cuestionar y modificar desde nuestro lugar en la familia, la escuela, la oficina, la universidad, el arte y la naturaleza. Tanto mujeres como hombres debemos transformar una imagen que nos devuelve una visión arcaica del mundo, estancada en valores de desigualdad, poder, control. Debemos desde nuestros lugares individuales reemplazarla por una imagen de solidaridad, progreso humano, generosidad, colaboración, igualdad, admiración por el mundo y la naturaleza, unidad. Una imagen más colorida y más sonriente, donde el equilibro del cosmos se espeje en el mundo para un futuro menos gris y menos inmóvil.


Olave St Clair Baden-Powell

30 junio, 2011

A raiz del centenario del Movimiento Scout en todo el mundo, otra mujer admirable…

    22/02/1889 – 25/06/1977

Fue la Jefa Scout de Gran Bretaña en 1918. Más tarde ese año le otorgaron el “Pescado de Oro” de los que sólo existen dos. Fue elegida Jefa Mundial del Movimiento Guía en 1930. Además de su gran contribución al desarrollo de los movimientos guías y scouts, se entregó sin pausa al trabajo voluntario, visitando 111 países para asistir a congresos y visitar asociaciones de scouts

Olave nació en Chesterfield, Inglaterra. La menor de tres hijas, Olave fue educada en casa por sus padres y una gobernanta. Siempre en busca del hogar perfecto, la familia de Olave se mudó diecisiete veces en veintitrés años. Olave se volvió una entusiasta de los deportes al aire libre, como el tenis, la natación, el fútbol, el patinaje y el piragüismo. Al mismo tiempo también tocaba el violín.

En enero de 1912, a sus 23 años, Olave conoció al fundador del movimiento scout, Robert Baden-Powell, a sus 55 años, durante un viaje transatlántico de camino a Nueva York. Compartían la misma fecha de nacimiento, salvando la diferencia de edad, que causara sensación entre los medios cuando anunciaron su compromiso en setiembre del mismo año. Para evitar la intromisión de la prensa se casaron en secreto el 30 de octubre de 1912. Los scouts de Inglaterra donaron cada uno un penique para comprarles un auto como regalo de casamiento. La pareja tuvo un hijo y dos hijas.

Cuando falleció su hermana Auriol en 1919, Olave acogió en su hogar a sus tres hijos como si fueran propios. Durante 1915 y  1916 Olave colaboró en Francia durante la guerra como miembro del personal en una cabaña establecida por los scouts con fines recreativos en Val-de-Lievres. Allí conversaba con los soldados, tocaba el violín y cantaba. También recogía animales callejeros. Robert organizó que los scouts patrocinaran otra cabaña recreativa. Olave tomó la dirección de esta cabaña en Etaples luego de la navidad de 1915 pero en enero tuvo que desistir por enfermedad.

Olave y Robert se mudaron a Ewhurst en Sussex en abril de 1913. En junio de ese año, abrieron la primera patrulla scout del condado. Olave fue nombrada Jefa, con la asistencia de la empleada de la casa y el jardinero. Olave acompañó a Robert en muchos de sus viajes y eventos y ayudó en la administración. En 1915, Robert compró un coche pequeño para enseñarle a conducir.

Aunque Olave ofreció su ayuda a las scouts en 1914, rechazaron su oferta. Fue luego de su reorganización en 1915 que volvió a ofrecer su ayuda esta vez con éxito. Así fue que comenzó a organizar a las scouts de Sussex en 1915. En marzo de 1916 se convirtió en la Comisionada del Condado. En octubre de 1916, durante el primer congreso de Comisionados del Condado fue nombrada por unanimidad Comisionada Jefa. Durante este período organizó a una gran cantidad de mujeres en toda Gran Bretaña para que asumieran roles de dirección de guías. En 1918, Olave fue nombrada Jefa Guía, sucediendo a Agnes Baden-Powell, co-fundadora con su hermano Roberto del movimiento guía; y en octubre recibió el “Pescado de oro”

En 1932, el rey Jorge le entregó la medalla que acompaña el título de Dama del Imperio Británico por su labor en el trabajo voluntario. Finlandia le otorgó la orden de la Rosa Blanca, Grecia la Gran Cruz del Fénix y Perú la orden del Sol. En octubre de 1939, Olave se mudó a Kenia con su marido donde él falleció el 8 de enero de 1941.

En 1942 sobrevivió a ataques de submarino para regresar a su apartamento donde residió de 1943 a 1976, ya que su casa había sido tomada por el ejército canadiense. Durante la segunda Guerra Mundial, viajó por el Reino Unido. Afortunadamente no estaba en su apartamento cuando un misil lo alcanzó en 1944. Luego del Día D, viajó a Francia,  y por toda Europa para reactivar el trabajo de guías y scouts.

Olave lideró el Movimiento Guía en todo el mundo durante cuarenta años, viajando para establecer y promover los Movimientos Guía en otros países, con seis millones y medio de afiliados en todo el mundo. Luego de sufrir un ataque cardíaco en Australia en 1961, su médico le prohibió viajar a sus 80 años en 1970 cuando le diagnosticaron diabetes, eventualmente la causa de su muerte.

En 1968 los scouts de Estados Unidos le habían dado una tarjeta de crédito para solventar los gastos de sus viajes. Cuando dejó de viajar, le pidieron que continuara usándola para “mantenerse en contacto”, lo que incluía el costo de más de 2000 tarjetas de navidad que enviaba a sus conocidos.

Finalmente, en 1971, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación  (FAO) reconoció su tarea acuñando una medalla que en la cara representa la imagen de Ceres, diosa mitológica de la Agricultura con la inscripción CERES FAO ROME con tres muchachas del movimiento juvenil liderado por Lady Olave en el reverso.

Olave falleció en Surrey y sus cenizas fueron llevadas a Kenia para ser enterradas junto a los restos de su marido.El Centro Olave para guías fue erigido en el norte de Londres en su memoria. El 22 de febrero de 2011 se colocó una placa conmemorativa cerca del lugar donde se encontraba la casa de Chesterfield donde vivió.

“Hacer una buena acción parece algo trivial, pero una buena acción de niña, se convierte en un servicio para la comunidad de adulta.” O.B.P.


¡Gracias!

13 junio, 2011
 
Queridas lectoras/es:
 
Muchas gracias por el apoyo y el estímulo a través de todos los comentarios. Disculpen si no todos reciben una respuesta.
 
Sin duda valoramos y agradecemos el interés y el entusiasmo que siguen expresando por esta página.
 
 
Un saludo,
Alejandra
 

Anna Barbauld

26 mayo, 2011

 

20/06/1743 – 09/03/1825

Prominente poeta inglesa, ensayista y autora de libros para niños. Escribió y publicó diversos géneros y tuvo una carrera exitosa en una época en que era raro en una mujer. Sus manuales fueron un modelo pedagógico por más de un siglo. Sus ensayos demostraban que una mujer podía dedicarse a la política y otras autoras la emularon.

Por sobre todas las cosas, su poesía fue fundamental para el desarrollo del romanticismo en Inglaterra. En ella se inspiraron Coleridge y Wordsworth. Barbauld también fue crítica literaria y su antología de la novela británica del siglo XVIII ayudó a establecer el canon de hoy.

Barbauld nació en Leicestershire. Su padre era director de escuela y ministro de una iglesia presbiteriana. Se crió en una casa en el centro de la plaza del pueblo, que también era una escuela de niños. Su familia tenía una vida acomodada. Barbauld estaba rodeada de niños y aunque su madre intentó disuadirla de su amistad, según la misma Barbauld, “en el pueblo no había nadie con quien hablar”. Barbauld nunca se sintió cómoda con su identidad como mujer y su trabajo literario se centraría en temas sobre la mujer y los valores tradicionales sobre la femineidad en el siglo XVIII.

Barbauld le exigió a su padre que le enseñara los clásicos y luego de mucho acosa él accedió. Así tuvo la oportunidad de aprender latín, griego, francés e italiano y otras materias consideradas no apropiadas para una mujer. La inclinación de Barbauld por los estudios preocupaba a su madre que temía no consiguiera casarse, aunque al mismo tiempo sentía un gran orgullo. El hermano de Barbauld, John Aikin, describió a su padre como “el mejor padre, el más sabio consejero, el mejor amigo y todo lo que pueda producir amor y veneración”. Barbauld desarrolló un lazo muy fuerte con su hermano con quien más tarde trabajaría de manera conjunta.

En 1757, la familia se mudó a la academia de Warrington, donde su padre ocuparía un puesto de maestro. De allí surgirían algunas mentes brillantes como el teólogo Joseph Priestley y el revolucionario francés Jean Paul Marat, quien se cree fue uno de los pretendientes de Barbauld. Archibald Hamilton Rowan también se enamoró de Barbauld y la describió como “poseedora de una gran belleza”. Barbauld recibió muchas ofertas de matrimonio que rechazó.

En 1773, Barbauld mostró su primer libro de poemas a sus amigos, que elogiaron efusivamente y la convencieron que lo publicara. En apenas un año, la colección titulada Poemas, tuvo cuatro ediciones y sorprendió a la propia Barbauld con su éxito. Apenas con ese título se convirtió en una respetada figura literaria. Ese mismo año ella y su hermano John, publicaron Miscellaneous Pieces in Prose, ensayos que en su mayoría escribió Barbauld y por los que fue favorablemente comparada con Samuel Johnson. En mayo de 1774, a pesar de cierto recelo, Barbauld se casó con Rochemont Barbauld, nieto de un hugonote francés y ex alumno en Warrington. De acuerdo con su sobrina Lucy Aikin, “su unión con el Sr. Barbauld fue una ilusión romántica, no un verdadero amor”. Temiendo que Barbauld, con su constitución nerviosa, no pudiera superar el golpe de una ruptura, Anna accedió a casarse con él. La pareja se mudó a Suffolk, donde Rochemont tuvo la oferta de un puesto como maestro en una congregación. Allí, Anna escribió un ensayo sobre el sentimiento religioso y los problemas inherentes a la institucionalización de la religión.

Aparentemente la pareja temió no poder tener un hijo y en 1775, un año después de su matrimonio, Barbauld sugirió al hermano de Anna adoptar uno de sus hijos. Así fue que adoptaron a Charles para quien Anne escribió sus libros más famosos Lessons for Children (1778–9) y Hymns in Prose for Children (1781).

Barbauld y su marido pasaron once años enseñando en Palgrave Academy en Suffolk. Desde el principio, Barbauld no sólo tenía la responsabilidad de estar al frente de su casa, sino también de la escuela. Era la contable, la gobernanta y también hacía la limpieza. La escuela abrió con ocho niños pero cuando los Barbauld la dejaron en 1785, la escuela tenía unos cuarenta, una prueba de la excelente reputación que adquirió. Palgrave reemplazó la disciplina estricta de los colegios tradicionales como Eton, que usaban castigos físicos, con un sistema de “multas y sermones”, e incluso “juicios juveniles” a cargo de los propios estudiantes. En vez de los estudios tradicionales, la escuela ofrecía un programa práctico con énfasis en la ciencia y las lenguas modernas. Anna enseñaba lectura y religión a los niños pequeños, y geografía, historia, composición y retórica y ciencia a los niños de los años superiores. Era una maestra dedicada y producía un informe semanal para la escuela. También escribía piezas teatrales para que los niños montaran cada año. El prominente académico William Taylor que con ella estudió, llamaría a Barbauld “la madre de mi mente”.

En septiembre de 1785, los Barbauld realizaron un viaje a Francia. La salud mental de Rochemont ya no le permitía cumplir con sus obligaciones docentes. En 1787 se mudaron a Hampstead en Londres, donde Rochemont estuvo al frente de una capilla presbiteriana. Fue aquí que Anna trabó amistad con la escritora teatral Joanna Baillie. Aunque ya no tuvieran una escuela a su cargo, no abandonaron su tarea como educadores y a menudo tenían uno o dos estudiantes con ellos, recomendados por amigos personales.

Fue en este período, el auge de la Revolución Francesa, que Barbauld publicó sus ensayos políticos más radicales. Los lectores no salían de su asombro que argumentos tan radicales pero imbatibles salieran de la pluma de una mujer.

En 1791, luego del intento fallido de William Wilberforce por abolir el comercio de esclavos, Barbauld publicó su Epistle to William Wilberforce Esq. On the Rejection of the Bill for Abolishing the Slave Trade, que no sólo lamentaba el destino aciago de los esclavos pero también advertía sobre la degeneración cultural y social en la que Gran Bretaña podía caer si no abandonaban la esclavitud. En 1792, continuó con el tema de responsabilidad nacional en un sermón contra la guerra llamado Sins of Government, Sins of the Nation que argumentaba que cada individuo es responsible por las acciones de la nación.

En 1802, los Barbauld se mudaron a Stoke Newington. Barbauld se alegró de estar cerca de su hermano, John, debido al rápido deterioro mental de su marido. Rochemont desarrolló “una violenta antipatía por su esposa y sufría de ataques de furia contra ella. Un día durante la cena tomó un cuchillo y la persiguió hasta que ella saltó por la ventana. A pesar de la regularidad de estas escenas, Barbauld no dejó a su marido.” Rochemont se ahogó en un río cercano en 1808, un duro golpe para Barbauld.

Cuando Barbauld volvió a escribir, publicó el poema radical Eighteen Hundred and Eleven (1812) que mostraba a Inglaterra como una ruina. La crítica destruyó la obra y ella no volvió a publicar, aunque hoy en día los expertos la consideran su mejor obra poética.

Barbauld murió como una escritora reconocida y una placa recordatoria yace en la capilla de Newington Green.

Barbauld fue considerada por Newcastle Magazine como “sin lugar a dudas la primera de nuestras poetas y una de nuestras más elocuentes y convincentes escritores”. Sin embargo, para 1925 apenas se la recordaba como una escritora moralizadora para niños. Fue solo a partir del advenimiento de la crítica literaria feminista en los años 70 y 80 que Barbauld finalmente fue incluida en la historia de la literatura.

La increíble desaparición de Barbauld del panorama literario se produce por una serie de razones. A pesar de que Wordsworth se lamentó en su momento de no haber escrito él mismo las últimas líneas del poema de Barbauld, “Life” y de que poemas como “Ode to Spring” y “A Summer Evening’s Meditation” fueran aclamados por su elegancia de estructura y fuerza de expresión, uno de los motivos más claros de su invisibilidad posterior, fue el desdén que le echaron encima Samuel Taylor Coleridge y William Wordsworth, poetas que en sus días radicales de juventud buscaron inspiración en su poesía pero que, en sus días más conservadores, desecharon su trabajo. Una vez que estos autores fueron canonizados, sus opiniones prevalecieron. Además, los victorianos veían a Barbauld como “un ícono del sentimentalismo religioso” y “borraron su coraje político, su fuerza intelectual y su talento para el humor y la ironía” una figura literaria que los modernistas despreciaron.

Una vez que el canon fue reexaminado la figura de Barbauld volvió a emerger como una voz vibrante, inflamada, contra los roles de la época, en su intento de crear una hermandad entre las mujeres. Las obras de Barbauld nunca más se reeditaron y solamente se escribió una biografía completa en 2009 Anna Letitia Barbauld: Voice of the Enlightenment in 2009.

“La marca más característica de una gran mente es elegir un objeto importante y seguirlo toda la vida.” A.B


Marija Gimbutas

31 marzo, 2011

     23/01/1921 – 02/02/1994

Arqueóloga que aportó una nueva visión del pasado europeo al combinar métodos tradicionales con la lingüística y la interpretación mitológica. Su contribución para la investigación sobre los orígenes indoeuropeos fue pionera en su síntesis interdisciplinaria de la arqueología y la lingüística.

Gimbutas nació con el nombre de Marija Biruté Alseikaité en Vilnius, la capital de Lituania. Sus padres fueron miembros de la intelectualidad lituana que nació de la clase agricultora en la rusa imperial. Su madre obtuvo un doctorado en oftalmología en la universidad de Berlín en 1908 y se convirtió en la primera médica de Lituania mientras que su padre obtuvo el título de médico en 1910. Luego de la revolución rusa en 1917, los padres de Gimbutas fundaron el primer hospital lituano en la capital. Su padre también publicaba el diario Vilniaus Žodis y la revista cultural Vilniaus Šviesa y era defensor de la independencia lituana durante la guerra contra Polonia. Sus padres eran conocedores del arte lituano y con frecuencia recibían a músicos y escritores en su casa, eventos en los que la niña Marija participaba.

En 1931 Gimbutas se mudó con su familia a Kaunas donde continuó sus estudios. Ese año, sus padres se separaron y Marija fue a vivir con su madre y su hermano. Cuando cinco años más tarde, su padre murió de repente, Marija sintió la responsabilidad de tomar una dirección en la vida y se dedicó a estudiar y a leer. Comenzó a participar en expediciones etnográficas para investigar las tradiciones populares y estudiar las creencias y rituales lituanos. En 1938 terminó la secundaria con honores y se inscribió en la Universidad de Vytautas Magnus ese mismo año para estudiar lingüística en el Departamento de filología. Luego entró en la Universidad de Vilnius para hacer estudios de posgrado en arqueología, lingüística, etnología, folklore y literatura. En 1941 se casó con el arquitecto Jurgis Gimbutas. Al año siguiente terminó su tesis para un master con honores.

Durante la segunda Guerra Mundial Gimbutas pasó por momentos difíciles bajo la ocupación Soviética de 1940 a 1941 y luego Nazi de 1941 a 1943. Un año después del nacimiento de su primera hija, Danuté, en junio de 1942, la familia Gimbutas salió del país primero a Viena y luego a Insbruck y Bavaria. En 1946, Gimbutas obtuvo el doctorado en arqueología en la Universidad de Tübingen donde luego obtendría una beca de investigación. También daría a luz a su segunda hija, Zivilé. En 1949 la familia Gimbutas dejó Alemania para residir en los Estados Unidos, donde trabajaría en la universidad de Harvard traduciendo textos arqueológicos de Europa oriental, para luego ser profesora en el Departamento de Antropología. En 1955 fue nombrada miembro del Museo Peabody de la Universidad de Harvard

En 1956 Gimbutas introdujo la hipótesis Kurgan que combinaba la arqueología con la lingüística para solucionar problemas en el estudio de los pueblos proto-indoeuropeos. Su hipótesis, junto con la combinación de disciplinas, tuvo un impacto profundo en los estudios indoeuropeos.

Durante los años 50 y comienzo de los 60, Gimbutas fue considerada una de las más eminentes especialistas en la edad de bronce indoeuropea, así como en el arte popular lituano y la prehistoria de los pueblos bálticos y eslavos, principalmente a través de su obra definitiva Bronze Age Cultures of Central and Eastern Europe (1965). Allí reinterpretó la prehistoria europea haciendo uso de sus conocimientos en lingüística, etnología y la historia de las religiones, desafiando así las teorías tradicionales sobre los comienzos de la civilización europea.

Como profesora de arqueología en la UCLA de 1963 a 1989, Gimbutas dirigió importantes excavaciones neolíticas al sudeste de Europa entre 1967 y 1980, incluyendo Anzabegovo, Sitagroi y Achilleion. Donde otros arqueólogos no esperaban encontrar más nada, Marija descubrió un gran número de artefactos y figuras de la vida diaria y los cultos religiosos que investigó y documentó durante toda su carrera.

Gimbutas adquirió gran notoriedad con sus tres últimos libros: The Goddesses and Gods of Old Europe (1974); The Language of the Goddess (1989), y su último libro, The Civilization of the Goddess (1991), donde presentó teorías sobre las culturas neolíticas en toda Europa: patrones habitacionales, estructura social, arte, religión y la naturaleza del alfabetismo.

En The Civilization of the Goddess Gimbutas revela las diferencias entre el sistema de la vieja Europa que concluyó estaba centrado en las diosas y las mujeres (matriarcal) y el patriarcado indoeuropeo de la edad de Bronce que lo suplantó siglos más tarde. De acuerdo con sus interpretaciones, las anteriores sociedades igualitarias, practicaban la participación en los bienes y los alimentos, eran pacíficas y honraban a la mujer y a los homosexuales. Por otro lado, los pueblos Kurgan dominados por los hombres invadieron Europa e impusieron a sus nativos el dominio jerárquico de los guerreros.

El trabajo de Gimbutas se encuentra en los archivos del OPUS Archives and Research Center en Santa Barbara. La colección incluye más de doce mil fotografías que la misma Marija tomó de figuras sagradas, así como también documentos sobre las culturas neolíticas de la vieja Europa.

En 1993, Marija Gimbutas recibió un doctorado honoris causa de la Universidad de Vytautas Magnus, Lituania. Gimbutas falleció en Los Ángeles. Poco después sus cenizas fueron enterradas en el cementerio de Kaunas.

En 2004, la cineasta Donna Reed y la autora y activista Starhawk presentaron un documental en colaboración sobre la vida y obra de Gimbutas llamado Signs Out of Time.

“La arqueología es como tocar el piano. Debes comenzar a aprender estilos. Son como cientos de estratos. Me tomó mucho tiempo. Luego comencé a ir más profundamente. Así llegué a cuestionar qué nos decía la mitología y la lingüística, ya que la arqueología lo contiene todo. No sólo el materialismo científico. También está involucrada la religion y la estructura social. Todo junto. No es apenas una descripción de objetos.” M.G.


Wangari Maathai

8 marzo, 2011

Para el día de la mujer un ejemplo de creatividad y dedicación científicas, originalidad social y al mismo tiempo gran simplicidad en un gran proyecto.

  01/04/1940 – 25/09/2011

La primera ecologista que gana el premio Nobel de la Paz, se ocupa de temas de desigualdad de género a través de la conciencia ecológica.

 La primera mujer en África central y del este que obtuvo un doctorado. Wangari nació en Nyeri, Kenia.  Luego de graduarse en ciencias biológicas en Mount St. Scholastica College en Atchison, Kansas en 1964 hizo un master en ciencias en la Universidad de Pittsburgh en 1966 y estudió el doctorado en Alemania y en la Universidad de Nairobi, donde obtuvo el doctorado en 1971. Allí enseñó anatomía veterinaria. Fue presidenta del Departamento de Anatomía Veterinaria y profesora adjunta en 1976 y 1977 respectivamente. En ambos casos, fue la primera mujer en ocupar esos puestos en la región.

Wangari tuvo un papel importante en el Consejo nacional para la mujer en Kenia de 1976 a 1987 y fue su presidenta de 1981 a 1987. Fue durante este período que introdujo la idea de plantar árboles con la gente en 1976 y continuó desarrollando el proyecto hasta convertirlo en una organización cuyo principal objetivo es el de plantar árboles con grupos de mujeres con el fin de proteger el medio ambiente y mejorar la calidad de vida. A partir del Movimiento del cinturón verde ha ayudado a mujeres a plantar más de veinte millones de árboles en sus granjas, en escuelas e iglesias.

El Movimiento del cinturón verde, con su programa de plantación de árboles que Maathai fundó para combatir la deforestación, la erosión del suelo y las sequías en Kenya, su tierra natal, se ha convertido en uno de los movimientos feministas más eficientes en África. Toda mujer que se une al programa recibe clases sobre el mundo natural y cómo preservarlo. Las mujeres toman papeles de liderazgo, dirigen viveros, trabajan con silvicultores, planeando e implementando proyectos para la recolección de agua y la seguridad de los alimentos.

En 1986, el Movimiento formó la Red pan Africana del cinturón verde y ha movilizado a más de cuarenta individuos de otros países africanos para participar en la iniciativa. Algunos de estos individuos han comenzado iniciativas similares para la plantación de árboles en sus países o utilizan algunos de los métodos del Movimiento del cinturón verde para mejorar sus esfuerzos. Entre ellos están Tanzania, Uganda, Malawi, Lesoto, Etiopía, Zimbagüe. En 1998, Wangari se embarcó en nuevos desafíos, tomando un papel de liderazgo como co-presidenta de la Campaña Jubilee 2000 en África, que procuró la cancelación de las deudas atrasadas e imposibles de pagar de los países pobres de África. Su campaña contra la usurpación de tierras y la distribución rapaz de bosques ha llegado a la atención de los medios de comunicación.

Wangari Maathai es reconocida internacionalmente por su lucha incesante por la democracia, los derechos humanos y la preservación del medio ambiente. Ha hablado en las Naciones Unidas varias veces a favor de la mujer y en la Asamblea General para las conclusiones de la cumbre ambiental.  Trabajó en la comisión de Global Governance y la Comisión sobre el futuro. Ella y el Movimiento del cinturón verde han recibido innumerables distinciones. Entre ellos, el premio a la Mujer del año en 1983, el premio Better World Society en 1986, el premio Windstar para el medio ambiente en 1988, el premio a la Mujer del año en 1989, el premio Goldman al medio ambiente en 1991, el premio por liderazgo Hunger Project´s Africa en 1991, la medalla de Edimburgo en 1993, el premio Golden Ark en 1994, el premio Juliet Hollister en  2001, el premio a la Increíble visión y compromiso en 2002,  el premio WANGO Environment en 2003, el premio Sophie, el premio Petra Kelly para el medio ambiente y el premio Conservation Scientist en 2004. Todos coronados con el Premio Nobel de la Paz en 2004.

La doctora Maathai también fue listada en la Galería de personajes UNEP Global 500 y nombrada como una de las 100 heroínas del mundo.

En junio de 1997, Wangari fue elegida por el Earth Times como una de las 100 personas del mundo que han introducido cambios en el área ambiental. Wangari también ha recibido títulos honorarios de varias instituciones en el mundo como: William’s College, MA, USA (1990), Hobart & William Smith Colleges (1994), University of Norway (1997) y Yale University (2004).

El Movimiento del cinturón verde y la doctora Wangari Maathai figuran en varias publicaciones  como  Mujeres pioneras en el medio ambiente de Mary Joy Breton, (1998), Hopes Edge: The Next Diet for a Small Planet de Frances Moore Lappé y Anna Lappé, 2002), Una Sola Terra: Donna I Medi Ambient Despres de Rio de Brice Lalonde et al., (1998), Land Ist Leben de Bedrohte Volker, (1993).

Maathai fue miembro de los comités de varias organizaciones incluido el Consejo asesor de la ONU sobre el desarme, el Instituto Jane Goodall, Women and Environment Development Organization (WEDO), World Learning for International Development, Green Cross International, Environment Liaison Center International, the WorldWIDE Network of Women in Environmental Work and National Council of Women of Kenya.

En diciembre de 2002, la doctora Maathai fue elegida como miembro del parlamento con una mayoría del 98%. Seguidamente el presidente de Kenia la nombró Ministra adjunta para el medio ambiente, los recursos naturales y la vida animal en el noveno parlamento de Kenia.

“Con este método práctico de plantar árboles, las mujeres se han dado cuenta de que tienen la elección real de preservar el medio ambiente o de destruirlo. Estas experiencias contribuyen a el desarrollo de su autoestima y les da un poder mayor sobre sus propias vidas”. W. M.

 

 


Gaddafi vs Cameron, Hague, Blair…¿Cuál era la diferencia?

28 febrero, 2011

 

¿Habrán  perdido los políticos el rumbo de sus obligaciones: servir a la comunidad que paga sus sueldos y que los ha escogido para administrar en su nombre?

El Ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, ex candidato a Primer Ministro que perdió la elección en 2001 por el partido conservador, William Hague cierra la embajada británica en Libia cuando aun hay unos trescientos británicos estancados en el desierto que necesitan salir del país. Además de esta desacertada decisión , en una desfachatada entrevista sobre el tema libio William Hague declaró ayer respecto de la actitud frente a Libia: “Igualmente tenemos que hacer negocios con estos países. Ayer mismo llamé al Ministro libio de Asuntos Exteriores. Hay negocios de por medio, con BP, HSBC, Marks & Spencer.” Si, así abiertamente. Negocios millonarios relacionados con el petróleo principalmente.

Asimismo, defendió ante la prensa la labor del Príncipe Andrew como embajador comercial del Reino Unido cuando se lo cuestionó sobre su amistad desde 1990 con el empresario estadounidense Jeffrey Epstein, condenado por pedófilo en 2008 por un total de 18 meses. Los comentarios de Hague fueron: “Confío en él plenamente. Ha traído grandes beneficios en los países donde ha representado al Reino Unido”.

Si el director del London School of Economics, Howard Davies se ha visto forzado a dimitir de su cargo por haber aceptado una donación de trescientas mil libras de uno de los hijos de Gaddafi y por cumplir directrices del gobierno británico de asesorar al dictador sobre sus fondos, ¿por qué el príncipe Andrew continúa en sus funciones? Una vez más, la ética aplicada a chivos expiatorios. 

El Reino Unido vende armas a dictadores. Si las cosas cambian, deciden imponerles sanciones o invadir sus tierras. La de los mismos países que ayudaron a armarse o a hacer negocios lucrativos. No para el pueblo, sino para quienes detentan el poder y ahora son considerados criminales, asesinos, genocidas. “Dictaduras de comportamiento inaceptable”, dicen. ¿Qué pasó con las armas vendidas a países como Irak, Afganistán, la misma Libia. Oman y Qatar están en la nueva lista. “Hay que salir del desastre económico”, es el pensamiento de Cameron.

El Reino Unido no se sienta a cenar y a hablar de negocios con los terroristas del Ira en su propio país. ¿Por qué lo hace con asesinos en otros países?
Que suerte de democracia y valores democráticos son aquellos que parten de políticos capaces de tal hipocresía. La hipocresía de un político que admite descaradamente frente  a las cámaras de la BBC que hay que seguir haciendo negocios con los asesinos, déspotas, corruptos. Este comportamiento es aceptado como normal. ¿Estaremos tan acostumbrados a que nos vendan la democracia en un paquete de regalo? Cuando en realidad lo que hay dentro es una bomba de tiempo. La bomba de la guerra, la invasión, el hambre, el abuso, los desplazados, la trampa económica en nuestras narices. ¿Democracia?

Lo que se transparenta es más bien un comportamiento cínico, oportunista e imperialista. No sólo falto de ética sino absolutamente inmoral. Casi no veo diferencia entre la mentira cínica de Gaddafi frente a la prensa, cuando alega que los “sublevados” son jóvenes menores de edad que se drogan y están perdidos, y la de Blair en frecuentes reuniones secretas con Gaddafi sobre acuerdos de miles de millones para BP. Más de mil personas han muerto estas dos semanas en manos de Gaddafi, con quien el señor Blair se sentó tantas veces a cenar cómodamente.

Se habla de democracia, pero no se menciona la necesidad de una ética en las relaciones comerciales. La “ética” de los políticos y su manera de llenarse la boca de democracia y libertad. En la BBC, se habla de Libia e inmediatamente con la misma sonrisa se pasa a hablar de la boda del príncipe William. Con la misma sangre fría con que los políticos de turno, Cameron por ahora, negocian durante sus visitas acompañados de un séquito de comerciantes nacionales para vender armas, negocios, “democracia” en el exterior.

El mundo sigue construyéndose sobre bases de intereses, poder, celebridad y dinero. Un mundo de una superficialidad aplastante.
De la misma manera en que los intereses económicos manipulan las decisiones políticas, los políticos mienten a la prensa cuando se los cuestiona directamente sobre esta unión indisoluble. Para eso han sido entrenados. Eso es lo que han aprendido en los cursos universitarios de política. La única formula de éxito, la careta.

Las mentiras de Blair, Cameron, Hague, etc. son más sutiles y menos absurdas, pero no dejan de ser mentiras y engaño. Con ellas la democracia deja de existir para convertirse en una alucinación proyectada ante nuestros ojos cándidos.
Los valores humanos y democráticos son los mismos. Tal vez ya no cuando los cofres nacionales son la única medida para sopesar la necesidad de valores éticos hacia el mundo exterior.

Cuando nadie mira, EE UU y UK entre otros, continúan negociando con dictadores. Si los llamados países democráticos que “dan el ejemplo” tienen una ley para unos y otra para otros algo ha fallado profundamente. Una cosa es segura. No son los electores.

 


Canon e invisibilidad

15 febrero, 2011

Las mil omisiones de Babelia (2da parte)

Babelia celebra los mil números, dos décadas de cultura cada sábado en El País. Para ello invita a sus críticos, para que cada uno en su especialidad haga la elección de diez obras fundamentales, editadas en España a partir de 1991. Y luego nos dice: “veinte años que este suplemento ha ido dando las claves de la actualidad literaria y que ahora recogen su esencia en este canon.”

Del griego, canon significa regla norma o modelo. El diccionario de la Real Academia Española 1. Regla o precepto 2. Catálogo o lista. 4. Modelo de características perfectas. Por lo que un canon literario vendría a ser una lista modelo. Obras, como bien dice en el titular del especial 1000, “fundamentales”.

Para que una lista logre representar ese modelo, habría que utilizar un criterio de selección uniformizado. Una regla que contribuya con el objetivo de abarcar, sin limitar, la realidad de la producción literaria dentro de una época, en este caso a partir de 1991, según el canon publicado por Babelia. Asimismo esa regla debería responder a un sistema de recopilación que comience con la selección de sus recopiladores y termine con una primera selección de obras disponibles para su evaluación. Sólo así se llegaría a una lista representativa que alcance un valor y la convierta en canon. Ese sistema simple pero fundamental evitaría cualquier arbitrariedad que pueda desautorizarla.

Las obras aquí recogidas fueron seleccionadas por un total de dieciocho críticos, en quince categorías. Entre dieciocho, apenas tres son mujeres: Rosa Mora para la categoría de novela, Ana Rodríguez Fischer para la de cuento y Victoria Fernández para la de literatura infantil y juvenil (léase sutil estereotipo). De acuerdo con la elección de seleccionadores, Babelia comienza con la limitación de no tener representación de la opinión femenina para doce categorías entre ellas poesía, ciencias, historia, economía o filosofía (léase sutil estereotipo). Si consideramos que la proporción de lectores (incluyendo autores), que leen literatura escrita por autoras es baja, incluso antes de comenzar la selección de obras, Babelia ha pasado por alto la necesidad de una regla de inclusión en los seleccionadores, para llegar a un canon autorizado por su carácter abarcador.

El resultado es elocuente: ¡las obras escogidas por los dieciocho críticos pertenecen a 156 libros de autores y apenas 24 libros de autoras! Es decir, de las obras escogidas como modelo para un canon apenas el 13% han sido escritas por mujeres. Aunque huelgan las palabras, tomar en serio cualquier canon que parte de una selección tan parcial en sus seleccionadores y arbitraria en sus resultados sería ingenuo o en el peor de los casos disparatado. En realidad, las cientos de miles de personas que seguramente saldrán a la calle a comprar los libros de esta lista no son ni lo uno ni lo otro. Simplemente responden al sometimiento del status quo. Sin cuestionamientos, es lo que se les ha dicho durante veinte años. Así debe ser.

A esto se suma otra consideración. ¿No partimos de una arbitrariedad aún mayor, por ser la arbitrariedad generadora, cuando las obras escogidas por las editoriales españolas para su publicación responden a las mismas limitaciones que encontramos en la selección de obras aquí expuestas por Babelia? A lo largo de su trayectoria y su dedicación a la cultura Babelia representa la norma. Una norma que ostensiblemente se apoya en una visión patriarcal. Una visión que repetidamente acepta y promueve la invisibilidad de la mujer y de su papel como artífice de la cultura. Los acepta con su silencio, los promueve con la aparente normalidad en la exigua representación de la mujer en sus páginas, en forma de migajas, de mechada presencia como una guarnición al plato principal.

La construcción de cánones parece tener sólo un propósito, establecer valores impuestos por unos pocos, autonombrados jueces a dictar una norma arbitraria

¿No será que “las claves de la actualidad literaria” que con tanto orgullo Babelia afirma haber dado durante veinte años, son claves de un dominio de la cultura demarcada por límites patriarcales? Para los próximos mil, Babelia haría bien en desbaratar esos límites si pretende de aquí en adelante ser un fiel representante de la Cultura.

 

 


Simone Weil

7 febrero, 2011

 

      03/02/1909 – 24/08/1943

Filósofa, activista, mística e investigadora de la religión. Su muerte temprana fue acelerada por la inanición. Apenas publicó algunos poemas y artículos en vida. Gran parte de sus escritos fueron publicados póstumamente. Robert Coles, profesor de Harvard, ganador del premio Pulitzer la consideró una “gigante de la reflección”.

Weil nació en París de padres judíos agnósticos que escaparon a la integración de Alsacia-Lorena a Alemania. Tuvo una infancia de confort ya que su padre era médico. Su madre había querido estudiar medicina, pero su padre se lo había prohibido. Por lo que decidió brindar a sus propios hijos la mejor educación. Su único hermano André Weil, se convertiría en uno de los más prominentes matemáticos del siglo XX. Durante toda su vida Simone sufriría de dolores de cabeza, sinusitis y mala salud en general. Su brillantez, su vida ascética y su introversión la convirtieron en una persona poco social. Aunque no evitó que enseñara y participara en movimientos políticos. Escribió exhaustivamente sobre los movimientos en los que participaba y luego sobre su misticismo espiritual, considerado obsesivo por su naturaleza ascética, por otros pensadores incluida Susan Sontag.

Weil fue una estudiante precoz. Dominaba el griego antiguo a los 12 años. Luego aprendió sánscrito luego de leer el Bhagavad Gita. Su interés en otras religiones era universalistas, con la intención de comprender su expresión de una sabiduría trascendente.

Como adolescente estudió en el Lycée Henri IV bajo la tutela de Emile Chartier, más conocido como Alain. En 1928, Weil dio el examen de ingreso para la Ecole Normale Superieure y obtuvo el primer lugar. Su compañera, Simone de Beauvoir obtuvo el segundo. Durante estos años, Weil llamó la atención por sus opiniones radicales. Su mentor la llamaba la “virgen roja” e incluso “la marciana”. Estudió filosofía y obtuvo el diploma en 1931. Weil enseñó filosofía en una escuela secundaria para niñas en Le Puy. La enseñanza fue su empleo principal durante su corta vida.

En 1915, con apenas seis años, no quiso tomar azúcar en solidaridad con las tropas atrincheradas en el frente occidental. En 1919, a los diez años, se declaró bolchevique. Con dieciocho años se involucró en el movimiento de los trabajadores. Escribió folletos políticos, marchó en manifestaciones y luchó por los derechos de los trabajadores. En esta época era marxista, pacifista y gremialista. Mientras enseñaba en Le Puy, se involucró en la actividad política local para apoyar a los desempleados y los trabajadores en huelga, a pesar de la censura de algunas personas.

Escribió sobre temas sociales y económicos, incluyendo Opresión y libertad e innumerables artículos para publicaciones sindicalistas. Estos trabajos criticaban el pensamiento marxista popular y daban una visión pesimista de los límites tanto de capitalismo como del socialismo. Participó en la huelga general de 1933 en Francia, como protesta contra el desempleo y los cortes salariales.  Al año siguiente, se tomó doce meses de licencia de la escuela para trabajar de incógnito como trabajadora en dos fábricas, una de ellas propiedad de la Renault, para estar en contacto con la clase trabajadora. Su mala salud y su fragilidad la forzaron a renunciar luego de unos meses. En 1935, retomó la enseñanza y donó gran parte de su salario a las causas políticas y las causas benéficas.

En 1936, a pesar de su profesar el pacifismo, luchó en la Guerra Civil Española en el lado republicano. Simone Weil se identificaba como anarquista. Luego de quemarse en la cocina dejó España para recuperar en Asís. Continuó escribiendo sobre el trabajo, la gerencia de personal, la guerra y la paz. Luego de presenciar los horrores de la guerra, Weil reveló en su diario su profunda desilusión con las ideologías. Tomó conciencia de que el comunismo llevaba a la formación de dictaduras.

En la primavera de 1937 en Asís, tuvo una experiencia de éxtasis religioso en la misma Iglesia en la que San Francisco de Asís había rezado. Tuvo una revelación más significativa una año después. A partir de 1938, sus escritos se volvieron más místicos e espirituales, mientras conservaban el foco en los temas sociales y políticos.

Se atrajo por el catolicismo pero se negó a ser bautizada, cosa que explica en cartas publicadas en Esperando a Dios. Durante la segunda Guerra Mundial, vivió en Marsella durante un tiempo y recibió orientación espiritual de un fraile dominico, quien más tarde publicaría algunos de los escritos de Weil. Luego de su muerte 16 volúmenes serían editados y publicados por André A. Devaux y Florence de Lussy.

Weil también estudió otras religiones además del cristianismo, especialmente el hinduismo, los misterios egipcios y griegos y el budismo. En 1942 escapando de la ocupación alemana en Francia, viajó a Estados Unidos con su familia. Allí Weil pasó un tiempo en Harlem viviendo con los pobres. Luego fue a Londres y se unió a la resistencia francesa. El duro ritmo de trabajo que adoptó afectó su salud. En 1943 contrajo tuberculosis. A pesar de las recomendaciones de que debía descansar y alimentarse bien, Weil se negó a recibir un trato diferente. En cambio limitó su ración a lo que consideraba los franceses comían durante la ocupación alemana. Al rechazar la comida que se le ofrecía, su salud se deterioró rápidamente, hasta ser internada en un sanatorio en Kent. Weil murió ese verano de insuficiencia cardíaca a los 34 años.

Para muchos la causa de su muerte es un tema polémico. El certificado de defunción decía: “la difunda se mató al negarse a comer mientras que sufría de trastornos mentales”.

Algunos argumentan que se había negado a alimentarse como expresión de solidaridad hacia las víctimas de la guerra. Otros piensan que Weil murió de hambre luego de haber leído a Schopenahur y sus capítulos sobre ascetismo y sacrificio santo.

Simone Pétrement, su principal biógrafa considera que el certificado de defunción estaba equivocado, debido a las cartas de miembros del personal del sanatorio donde fue tratada. En ellas explicaban que Weil había pedido comida varias veces y que había comido días antes de morir. De acuerdo con Pétrement, fue la fragilidad de su salud la que impidió que Weil pudiera alimentarse adecuadamente. Lectures on Philosophy es una compilación de las clases de Weil para sus estudiantes, en las que trata la verdad no desde un punto de vista lógico o científico sino psicológico o fenomenológico.

“Lo que un país llama sus intereses económicos vitales, no son aquellas cosas que permite vivir a sus ciudadanos, sino las cosas que le permiten hacer la Guerra.” S. W.


Las mil omisiones de Babelia

28 enero, 2011

 

         

El País acaba de celebrar las mil portadas de Babelia. Mil números de una revista cultural cuya trayectoria comenzó el 19 de octubre de 1991. Ángel Harguindey nos dice en el número 1000: “Son portadas de literatura, música, arte, fotografía, arquitectura, diseño, moda, teatro, cine y pensamiento. Remiten en la mayoría de los casos a individualidades, a nombres propios que por una u otra razón estaban en ese momento en la cresta de la ola. Naturalmente, también hay homenajes a una vida y una obra al margen de su actualidad inmediata y las hay con contenidos temáticos. En resumen: hay de todo como en botica.”

 Todo menos un lugar de relevancia para la mujer, como se hace más que evidente en las pocas fotos en portada que representan al género femenino. Las fotos que exhibe en su número mil para representar las mil semanas de cultura muestran rostros femeninos sin identidad. Rostros bellos. Sin una vida que los avale, una substancia que suponga su espacio dentro de la revista, que los acredite y por lo tanto les de valor. Son apenas tres rostros simbólicos, como el que vemos bajo el título “Estampas a la Siciliana”. “La batalla cultural de las ciudades en el siglo XXI” dice otra. En otra se ve a una mujer recostada junto a Delibes “Los pájaros olvidados de Delibes” dice la portada. Los once rostros masculinos, en cambio tienen un nombre, Porter, Vargas Llosa, García Márquez, Ellroy, Canetti, McEwan , etc, etc.

Los rostros femeninos en las portadas apenas ilustran un tema o acompañan a un autor. Ellos no son autores ni temas de por sí. Apenas suplen la ausencia real de la presencia femenina en Babelia. Son un espacio silente en la cultura, aquella que Babelia intenta representar. Aquella que no se basa en esos rostros femeninos para echarla a rodar. La omisión de la mujer como artífice de la cultura: un mensaje subliminal pero absoluto.

Un mensaje que, a pesar de décadas de reivindicaciones y supuestas legislaciones progresistas, continúa transmitiéndose de antena a antena, como pequeñas hormigas trabajan en una cadena interminable para satisfacer la voluntad de la reina, en este caso el rey. Personificado en los extensos canales de la cultura en pos de voluntades y visiones patriarcales.

Harguindey nos dice que Babelia “ha querido evitar el sectarismo y la arbitrariedad.” Obviamente, en su definición de sectarismo y arbitrariedad no consta el silencio y la invisibilidad constantes de la impronta de la mujer en todos los ámbitos de la cultura.

 Alejandra Guibert

Frida Kahlo

21 enero, 2011



 

       06.07.1907 – 13.07.1954

Ícono de la pintura del siglo XX. Su obra ha sido elogiada en México como emblemática de las tradiciones indígenas y nacionales, y por feministas, debido a su retrato intransigente de la experiencia y la forma femeninas.

Su nombre completo, Magdalena Carmen Frieda Kahlo y Calderón. Frida nació en el barrio de Coyocoán en Ciudad de Méjico. Hija de un fotógrafo alemán, de ascendencia húngara judía, Guillermo y Matilde de origen español e indígena. Frida vivía en la Casa Azul con sus dos hermanas mayores y su hermana menor. A los seis años contrajo poliomielitis, lo que la postró durante nueve meses. La enfermedad le dejó una renguera que no evitó que Frida fuera una niña varonil, lo que la convirtió en la favorita de su padre. Para promover su recuperación su padre la estimuló a que jugara al fútbol, nadara e incluso hiciera lucha libre, inusual para una niña de esa época.

En 1922, Frida fue una de las pocas niñas matriculadas en la prestigiosa Escuela Nacional Preparatoria y pronto se hizo conocer por su espíritu jovial. Cuando Diego Rivera fue a trabajar en un mural en la escuela, quedó fascinada por el muralista mejicano. Dicen que incluso le comentó a una amiga que un día tendría un hijo con él. Durante esa época tomó clases de grabado.

En la escuela Frida se relacionaba con otros estudiantes con ideas políticas similares, sobre todo con Alejandro Gómez Arias, con quien tuvo un romance. El 17 de setiembre de 1925, Kahlo y Gómez viajaban en el ómnibus donde sufrió el accidente que marcaría su vida personal y artística. Al chocar con un tranvía, un tubo le atravesó la cadera quebrándole la pelvis y dejándola incapaz de dar a luz. Sería al cabo de varios abortos que Frida aceptaría este hecho en su vida.  La columna vertebral se le había partido en tres lugares, además de la pierna y el pie derechos, tres costillas y la clavícula.

Luego de pasar varias semanas en el hospital de la Cruz Roja regresó a casa donde sobrellevaría una larga recuperación. Fue entonces cuando comenzó a pintar, completando su primer autorretrato, que regaló a Gómez Arias, un año después.
Ya recuperada, Frida se inscribió en la Liga de la Juventud Comunista y el Partido Comunista de México y retomó su actividad política.

En 1928 volvió a encontrarse con Rivera, a través de su amiga la fotógrafa y revolucionaria, Tina Modotti. El matrimonio de Rivera acababa de desmoronarse. Durante sus encuentros descubrieron su gran afinidad, ambos militantes comunistas. Rivera también la estimula a pintar. Es así que comienzan una relación amorosa. La pareja se casa al año siguiente, Frida con 22 años y Rivera con 43. Khalo diría más tarde: “Tuve dos accidentes graves en mi vida. Uno fue el del tranvía…el otro fue Diego”

Durante sus primeros años juntos, Frida acompañó a Rivera en sus muchas comisiones. Pero la situación política en Méjico cambió con la llegada del gobierno reaccionario de Calles. Las ideas de izquierda se disiparon y con ellas el programa de murales iniciado por el anterior Ministro de Educación, José Vasconcelos. Con el creciente respeto por el trabajo de Rivera en EE UU, en 1930 se mudaron a San Francisco, donde Frida exhibió su obra Frieda y Diego Rivera. En 1931 se mudaron a Nueva York, donde Rivera expuso en el Museo de Arte Moderno. Hasta el momento Frida era una encantadora añadidura al famoso Rivera, pero pronto cambiaría.

En 1932, sufrió un aborto en Detroit. A raíz pintó Aborto en Detroit, el primer retrato de gran significancia. Su estilo, totalmente diferente al de su marido, se apoyaba en el arte popular de los retablos mejicanos.

Rivera diría de su trabajo: “Frida ha comenzado a trabajar en una serie de obras maestras sin precedentes en la historia del arte. Pinturas que exaltan la cualidad femenina de la verdad.”

Khalo no demoró en detestar los Estados Unidos. Cuando finalmente regresaron a México en 1935, Rivera, que nunca le había sido fiel a ninguna mujer, tuvo un amorío con su hermana menor, Cristina. A pesar de haber sido un golpe tremendo, que cambiaría la relación de la pareja, Khalo se lanzó a una serie de amoríos con hombres y mujeres, incluido León Trotsky.

En 1938, el éxito de Khalo en su exposición en la Julian Levy Gallery de Nueva York fue rotundo. Con elogios de Kandinsky, Picasso y Duchamp, aunque ella los llamó “esta banda de lunáticos surrealistas hijos de puta”. Sin embargo, aceptó participar en la Exposición Internacional de Surrealismo en México. Más tarde afirmaría “Pensaron que yo era surrealista, pero no. Nunca pinté sueños. Pinté mi propia realidad.”

En 1940, Frida y Rivera se divorciaron y meses más tarde volvieron a casarse. La reputación artística de Kahlo continuó creciendo, primero en EE UU y luego en México. Participó en varias exposiciones colectivas del Museo de Arte Moderno, el Instituto de Artes Contemporáneas y el Museo de Arte de Filadelfia. El gobierno mejicano le otorgó un premio durante la Exposición Nacional Anual. Un critico escribió: “Es imposible separar la vida y la obra de esta mujer extraordinaria. Sus cuadros son su biografía.”

También dio clases en la escuela de arte experimental La Esmeralda. La salud de Khalo comenzó a deteriorase con las muchas operaciones que sufrió a partir de 1944. En 1959 Khalo fue internada en el hospital de México donde permaneció durante un año.

Al salir del hospital, Frida participó en el movimiento comunista con renovado fervor, mientras que Rivera había sido expulsado del partido debido a sus vínculos con el gobierno y su asociación con Trotsky.

En 1953, Frida fue invitada por primera vez a presentar una exposición individual en Méjico, la única en toda su vida. Se realizó en la Galería de Arte Contemporáneo. Aunque parecía que Frida estaba demasiado enferma para asistir, Frida llegó en una ambulancia y entró en la sala en una camilla para esta exitosa y única ocasión.

El mismo año, amenazada por la gangrena, le amputaron la pierna derecha por debajo de la rodilla. Aunque fue un golpe tremendo, aprendió a caminar con una pierna artificial e incluso con la ayuda de calmantes, bailó en fiestas con sus amigos.

En julio de 1954, hizo su última aparición en público, durante la manifestación comunista contra el derrocamiento del presidente guatemalteco de izquierdas Jacobo Arbenz. Pocos días después, murió en la Casa Azul mientras dormía, resultado de una embolia. Rivera moriría tres años más tarde. La última anotación en el diario de Frida dice “Espero que el fin sea feliz. Espero no regresar. Frida.”

En palabras de Angela Carter
“La materia prima era ella misma. Las heridas nunca cicatrizaron. La expresión en su rostro, inalterable en el transcurso de los años, en su estoicismo enigmático, para mostrar sus heridas como una mártir. La mujer que enterraba una peineta en el cuero cabelludo, con lo que una amiga llamó “masoquismo coqueto”, conocía bien el dolor físico. Y luego de su divorcio de Rivera, la vemos retratada con el pelo corto y los mechones desparramados por el piso, como si finalmente se hubiera deshecho de una mascota desagradable y difícil. Cuando estaba bien, pintaba la rareza del mundo hecho imagen. Su rostro, sus amigos, un bol de fruta, flores, el sol, un niño muerto. “Viva la vida” escribió en su última pintura, cuando estaba a punto de morir.”

Su marido, Diego Rivera dijo de ella “Frida es el único ejemplo, en la historia del arte, de un pintora que abre su pecho y su corazón para revelar la verdad biológica de sus sentimientos”.

 

 


Somaly Mam

14 enero, 2011

Para quienes no conocen a esta mujer excepcional,
una breve presentación en video…




¡Feliz Año!

6 enero, 2011

Nuestros mejores deseos para este 2011.
Que nos abra puertas en nuevos espacios de respeto, libertad y creatividad.

Comencemos el año con música
y la fuerza de una mujer y su voz.

Que disfruten del clip.

Un abrazo,

 

 


Una mujer esperanzada, una visión esperanzadora

26 noviembre, 2010

 

Leer a Nawal el Saadawi es fundamental. Es un acto de apertura para el individuo y la sociedad. Es un ejercicio de renovación. Su último libro The Essential Nawal El Saadawi: A Reader publicado por Zed Books Ltd, 2010

                

El rostro de Nawal el Saadawi es transparente. Aunque la intensidad de sus ojos sea de un negro lustroso. Refleja la profundidad de su ser creativo. Nawal se rodea de verdades, algunas dolorosas, otras inadmisibles. Y sin embargo, todas esperanzadoras. La esperanza del conocimiento que trae la conciencia. Nawal, que prefiere llamarse Zaynab como su madre es una mujer sin miedos. Una mujer de cabellos blancos que se expresa con la libertad de haberse despojado de las estructuras impuestas por el peso de la historia. La historia que Nawal intenta reescribir a partir del pensamiento analítico creativo.

“¿Por qué no hay miles de mujeres como usted? Necesitamos muchas mujeres como usted” le dice una mujer del público durante la charla en el Brighton Pavillion el 18 de este mes. A lo que Nawal responde “No soy la única. Hay miles de mujeres como yo. Se me conoce más porque he estado presa. Nada más”.

Nawal ha estado presa por estimular el pensamiento, por cuestionar los moldes del poder, por denunciar la injusticia y promover la libertad. Sus ideas no son más que la conciencia profunda de la realidad y la necesidad de un cambio radical. Tanto que tenga que comenzar por la unidad más pequeña de la sociedad, la familia. Y en ella la mujer, su fuente de energía creativa desde el vientre materno hasta la organización de la vida.

Defiende apasionadamente la disidencia. Para la creación de una nueva realidad. La disidencia como el cuestionamiento de lo preestablecido. Reglas que el mundo sigue a ciegas, un lenguaje que esconde ideas rancias que requieren renovación. Conceptos que por arcaicos no dejan de ser peligrosos, opresores, injustos.

Vivimos en un mundo fácil de analizar. La balanza pende claramente tendenciosa en su desequilibrio. Nawal nos explica el por qué con una lucidez cortante. Razones simples pero reales, claras aunque encubiertas. Bajo fachadas de democracia y progreso. Saber es la primera etapa para un cambio posible. Saber desde el vientre hacia fuera, con una mirada limpia de lo que nos han dicho toda la vida, la escuela, la iglesia, la familia, los mayores. Dejar los moldes para crear nuestros propios. Moldear el entorno, las instituciones, la sociedad desde una mirada transparente.


Marina Tsvetaeva

10 noviembre, 2010

  08/10/1892- 31/08/1941  

Poeta lírica rusa cuya obra no recibió la aprobación de Stalin y el régimen bolchevique.

 Su poesía surgió de su personalidad profundamente compleja, su excentricidad y su uso cuidadoso del lenguaje. Entre sus temas figuran la sexualidad femenina, y la tensión de las emociones femeninas siguiendo al mismo tiempo dos escuelas opuestas: el neoclasicismo y el simbolismo.

Su padre, el profesor de historia Ivan Tsvetaev fundó el Museo Alexander III, hoy conocido como el Museo de arte Pushkin. Su madre, Maria Alexandrovna Meyn, cuyo deseo frustrado había sido siempre ser concertista de piano, era una mujer culta de abolengo polaco. Siendo su madre la segunda esposa de Ivan, Marina tenía dos medio hermanos. Más tarde también tendría una hermana. La tensión entre los niños era frecuente, mientras Ivan se mantenía ocupado en sus estudios y distante de la familia.

Ivan nunca se recuperó de la muerte temprana de su primera esposa, mientras que Maria había vivido un amorío trágico antes de su matrimonio.

Su madre no daba valor a la poesía de Marina, deseando que su hija fuera pianista. En 1902 Maria contrajo tuberculosis. Creyendo que un cambio de aires le haría bien, la familia realizó un viaje a Italia poco tiempo antes de su muerte en 1906.

Allí, Marina por primera vez se sintió libre en la naturaleza, hasta que fue enviada a una escuela en Lausana. En 1908 Tsvetaeva estudió historia literaria en la Sorbona, mientras cambios profundos se producían dentro de la poesía rusa: el florecimiento del movimiento simbolista, que luego daría color a su trabajo poético. Su primer libro de poesía, Evening Album fue auto-publicado en 1910. Atrajo la atención del poeta y crítico Maximilian Voloshin, quien se convertiría en su amigo y mentor. El alcance del talento de Tsvetaeva se desarrolló rápidamente.

En 1912, a los 19 años, Marina conoció al cadete Yakovlevich Efron de 18 años con quien se casó ese mismo año. Su amor por Efron no evitó que tuviera otros amoríos. Especial fue su relación con la poeta Sofia Parnok, que influyó el trabajo poético de ambas.

Tsetsaeva vivió de cerca la revolución rusa y quedó impresionada por el clima de ira y violencia de la gente contra la burguesía y la aristocracia. Luego de la revolución de 1917, Efron se unió al Ejército Blanco y Marina regresó a Moscú para reencontrarse con su marido. Durante cinco años se vio atrapada en Moscú donde la gente se moría de hambre.

Escribió seis obras de teatro y poemas narrativos, incluidos The Tsar Maiden (1920), y su épica sobre la guerra civil, The Swans’ Encampment, que glorificaba a aquellos que lucharon contra los comunistas.

La hambruna de Moscú dejó huellas profundas en Tsvetaeva sin medios para mantener a sus hijas. En 1919 colocó a Irina en un orfanato, al creer erróneamente que allí la alimentarían mejor. Sería un grave error. Irina moriría de hambre en 1920. La muerte de su hija le provocó gran pesar y remordimiento.

En mayo de 1922, Tsvetaeva y Ariadna dejaron la Unión Soviética para reunirse con Efron en Berlín. Allí publicó las colecciones Separation, Poems to Blok, y el poema The Tsar Maiden. En agosto de 1922, la familia se mudó a Praga, donde Efron estudio política y sociología. Allí Tsvetaeva tuvo un romance apasionado con un ex oficial, causando gran dolor a Efron. El romance duró apenas un año y fue gran inspiración para su gran poema The poem of the End.

Al mismo tiempo comenzó una relación epistolar con Boris Parternak, quien permaneció en la Unión Soviética. Aunque no se encontrarían en persona durante casi veinte años, se habían enamorado y mantuvieron una amistad íntima hasta que Tsvetaera regresó a Rusia.

En el verano de 1924, Efron y Tsvetaeva dejaron Praga para vivir en los suburbios y Marina tuvo a su hijo Georgy, un niño difícil, que con los años se volvió cada vez más escandaloso.

En 1925, la familia se mudó a París, donde permanecerían durante 14 años. Para sumarse a las dificultades de la familia, Marina contrajo tuberculosis. Además de una ayuda mínima del gobierno checoslovaco a artistas y escritores, Marina intentaba ganar lo que podía con lecturas y ventas de su trabajo. Se volcó más a la narrativa, sabiendo que pagaba mejor que la poesía.

En París, Tsvetaeva no se sentía en casa dentro del círculo de escritores refugiados políticos rusos. Aunque Marina había escrito poemas a favor del Ejército Blanco durante la revolución, sus colegas escritores consideraban su crítica demasiado ambigua. En especial censuraron su carta de admiración al poeta soviético Mayakovsky. Como consecuencia el periódico The Latest News dejó de publicar sus frecuentes contribuciones. Tsvetaeva encontró consuelo en su correspondencia con otros escritores como Pasternak, Rainer Maria Rilke, Anna Teskova.

Al mismo tiempo, el marido de Tsvetaeva comenzó a simpatizar con la causa soviética y añoraba volver a su país. Con el tiempo, empujado por el miedo a ser rechazado por el comunismo debido a su pasado como soldado Blanco o por puro idealismo, comenzó a espiar para el servicio secreto, precursor de la KGB. En 1937 Efron y su hija regresaron a la Unión Soviética, habiendo Efron sido implicado en el asesinato de un desertor soviético. La policía interrogó a Marina quien, confundida con la pregunta, terminó leyendo traducciones francesas de su poesía. La policía concluyó que no tenía conocimiento de las actividades de su marido, quien posiblemente también estuvo implicado en el asesinato del hijo de Trotsky.

A pesar de su inocencia en estos asuntos, Marina fue condenada al vacío en París y no tuvo más remedio que regresar a la Unión Soviética con su hijo en 1939. No imaginó los horrores a los que sería sometida. Sospechosa por el simple hecho de vivir en el extranjero, Tsvetaeva encontró todas las puertas cerradas. Su hermana había sido arrestada antes de su regreso y nunca más volvería a verla, aunque Anastasia sobrevivió los años de Stalin.

Marina hacía pequeñas traducciones de poesía, pero los principales autores soviéticos le dieron la espalda, temerosos de dañar su posición.

Efron y su hija fueron arrestados por espionaje. Efron fue ejecutado en 1941. Su hija pasó ocho años en prisión. Ambos fueron exonerados con la muerte de Stalin. En 1941 Tsvetaeva y su hijo fueron evacuados a Yelabuga donde desesperadamente buscaron trabajo sin éxito. Sin medios para sobrevivir, en agosto de ese año salieron para Chistopol donde enviaban a la mayoría de las familias de escritores. Su solicitud de residencia fue denegada y tuvo que regresar a Yalabuga. A los pocos días Tsvetaeva se ahorcó. Fue enterrada en Yelabuga pero no se conoce el lugar de su sepulcro. Se cree que no fue suicidio, ya que el día de su muerte estaba sola en la casa de la familia donde vivía. Algunos residentes afirmaron que agentes de la seguridad llegaron a la casa y la forzaron a suicidarse. En el pueblo de Yelabuga, la casa donde vivía es ahora un museo.

En las librerías, cubiertos de polvo y tiempo,
Sin ser vistos, buscados, abiertos, vendidos,
Mis poemas serán saboreados como raros vinos –
Cuando sean viejos
                                                                       
M.T.


Anuradha Koirala

5 agosto, 2010

 

  1948-

Por sugerencia de un lector, una mujer tran extraordinaria en su labor desinteresada en defensa de los derechos de la mujer, que no existen datos en línea de su vida personal, ni su fecha de nacimiento…

Reconocida activista por los derechos de la mujer. Conferenciante que ha dedicado su vida a la lucha contra la explotación sexual de las mujeres y las niñas en Nepal. Su entrega generosa para devolver la dignidad y facilitar una nueva vida a mujeres menos afortunadas, junto a su sabiduría y liderazgo, le han valido varios premios internacionales.

Koirala nació en Nepal y fue maestra de inglés. En 1993 fundó la ONG Maiti Nepal en una pequeña casa en Katmandú con sus propios ahorros.  Es directora ejecutiva de la organización y recientemente fue nominada por CNN para el premio World Class Hero, por su contribución incesante para solucionar los problemas de la mujer y los niños, en particular la erradicación del tráfico de mujeres y niñas para la prostitución dentro y desde Nepal. El centro de rescate y rehabilitación Maiti Nepal ha ayudado a 12.000 niñas y mujeres esclavizadas y abusadas desde principios de los años 90. Ni una de las sobrevivientes a estos padecimientos ha regresado a su vida anterior.

Siendo Nepal, uno de los países de mayor tráfico de mujeres y niñas, los delincuentes no tienen grandes dificultades en convencer a las familias pobres en zonas rurales que entreguen a sus hijas. En muchos casos, la familia se encuentra con el traficante que promete un buen trabajo para su hija con perspectivas de una vida mejor y ayuda a la familia. En realidad, la hija es llevada a un prostíbulo donde estará aislada del mundo y forzada a pagar con sexo a innumerables clientes una deuda que ellos mismos le han adjudicado.

Koirala, también una sobreviviente de la violencia doméstica, usó parte de su salario mensual  de cien dólares como maestra para fundar Maiti Nepal. Desde entonces se ha convertido en una operación con varios centros en todo el país, que ofrece atención médica y psicológica gratis, así como atención legal. Además de los tormentos físicos y emocionales de las víctimas en manos de los traficantes y sus clientes, muchas de estas mujeres y niñas sufren el estigma de la enfermedad, el embarazo o son desechadas por ser madres solteras. Sus familias no las aceptan aunque regresen a casa. Koirala les da un lugar en el hospicio. Ahora, muchas de las mujeres que han sido rescatadas implementan un sistema de patrulla para ayudar a otras mujeres en la misma situación. Estos grupos consiguen rescatar de los prostíbulos unas cuatro mujeres o niñas por día.

Más tarde, Koirala fue nombrada Ministra para la mujer, los niños y el bienestar social. Gracias a su capacidad de liderazgo, Maiti nepal sigue trabajando en el rescate, la  repatriación, la rehabilitación y reintegración de las sobrevivientes del tráfico de mujeres y niñas. Ha conseguido la protección de niñas vulnerables y la defensa de un cambio en la política en los últimos diecisiete años de Maiti Nepal.

A pesar de sus grandes logros, el trabajo de Koirala a menudo es peligroso y requiere de gran sacrificio personal. Los delincuentes que entregan las jóvenes a los traficantes tienen conexiones políticas en India y Nepal. La oficina de Maiti Nepal en Katmandú ha sido destruida dos veces y sus trabajadores viajan con guardaespaldas cuando van a la India para alguna misión de rescate. El compromiso de Anuradha ha sido inspirador para el personal voluntario. En su mayoría, las propias mujeres rescatadas desean dedicar sus esfuerzos para ayudar a otras mujeres como ellas.

El personal de Maiti Nepal también visita a las familias para educarlas sobre el tráfico de mujeres y niñas, además de realizar investigaciones y embarcarse en luchas legales contra los delincuentes. Su trabajo de concientización contra el tráfico de mujeres y niñas es a  nivel nacional e internacional.

Anuradha ha recibido varios premios por las espléndidas iniciativas en torno a temas sociales que atañen a niñas y mujeres. Algunos de los premios incluyen el UNIFEM 2007 en Alemania, la medalla de plata Reina Sofía en España, el Peace Abbey, Courage of Conscience Sherborne, en Estados Unidos, el Shining World Compassion Award por su contribución heroica para crear un mundo más justo, libre de explotación y barreras culturales.

“No necesitan que las estimule al trabajo voluntario. Trabajan para ayudar a sus hermanas y conocen el horror de las víctimas.” A.K.

“La sociedad me rechaza a mí y a mis niñas, pero ellas son lo más importante en mi vida.” A.K.


¿Infalibilidad del Papa?

26 julio, 2010

No sólo los hechos recientes ponen en cuestión los poderes divinos históricamente autoatribuidos por la Iglesia, sino exponen la farsa que la Iglesia no ha conseguido esquivar, con sus argumentos inconsecuentes, algunos hasta demenciales.

Para empezar ¿cómo es posible que se sostenga la infalibilidad del Papa, otorgada directamente de la divinidad,  como la piedra angular de la Iglesia y sus dictámenes, si ha quedado claramente expuesta la ocultación por parte del Papa Juan Pablo II de los miles de abusos sexuales del pasado. ¿Significa esto que el Papa de entonces no era infalible? ¿Qué dice esto sobre la credibilidad de la Iglesia? A pesar del escándalo y los documentos testimonio de los hechos, los voceros de la Iglesia siguen negándolo todo, tachando la información de calumnias. Nada nuevo… Es sólo cuestión de indagar en el oscuro pasado de la Iglesia, desde la edad media y los siglos subsiguientes de persecución, muerte y corrupción para constatar que aunque aquellas prácticas mermaron, corre la misma historia de manipulación y el mismo doblez ante los ojos del mundo.

En boca de monseñor Charles Scicluna, el promotor de justicia del Vaticano, ahora leemos que “El Vaticano usará toda la fuerza de la ley para evitar y castigar la ordenación de mujeres”. No recuerdo haber leído una promesa tan categórica, en boca de la iglesia y sus altos enviados ante la prensa, contra los clérigos perpetradores de miles de abusos a niños.

El Vaticano acaba de anunciar el establecimiento de nuevas leyes y entra ellas revela como “un crimen grave, de la misma categoría que el abuso sexual de los niños, la ordenación de mujeres”. “Las mujeres y aquellos obispos que las ordenen serán excomulgados automáticamente”, dice. Me pregunto si la Iglesia adjudica a estos crímenes la misma gravedad de los crímenes de abuso sexual a niños, ¿por qué no se ha excomulgado ipso facto a los miles de sacerdotes pederastas? Estos sacerdotes y/o personal laico que han cometido actos de abuso sexual a niños simplemente son reubicados o trasladados a otras parroquias. O sea continúan trabajando impunemente amparados por la Iglesia, sin sufrir el peso de la ley ni civil ni divina.

Estas posturas que muestran una práctica clara de doble moral por parte de la Iglesia son tan ostensibles como imperdonables. Hay otras preguntas tanto o más serias que también la Iglesia esquiva astutamente. ¿Es la aplicación de la ley y sus castigos diferente para hombres y mujeres? ¿Cómo es posible considerar de la misma gravedad un acto criminal de aberración sexual ante la ley civil, y ponerlo a la altura de una propuesta sanamente progresista: darle a la mujer un lugar en el marco de la autoridad eclesiástica?

“Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán” dice Rouco citando al Señor en las escrituras. Voces de venganza…  ¿y la espiritualidad? Siguen revelándose la ocultación y la misoginia. Disparidades de una forma arbitraria de ver el mundo bajo las lentes gruesas y empañadas del poder patriarcal de la Iglesia.

                                                                                                                                                                                            


Vera Panova

30 junio, 2010

 

   20/03/1905 – 03/03/1973

Escritora y periodista soviética, interesada en el realismo socialista con énfasis en la bondad y la compasión entre las personas. Ganó tres premios nacionales y sus libros fueron traducidos a más de cincuenta idiomas. Varios de sus mejores cuentos están dedicados a los niños y exploran los problemas de la educación moral.

Vera Panova nació en el sur de Rusia. Su padre era empleado de banco y se ahogó accidentalmente estando en un bote, cuando Vera tenía apenas seis años. La madre de Panova trabajaba como contadora. Siendo niña, Panova se vio forzada a trabajar en una lavandería por lo que tuvo que dejar sus estudios secundarios.

Panova comenzó a escribir poesía y prosa a temprana edad y en 1922 entró a trabajar en un pequeño periódico local. También trabajó como corresponsal para otros periódicos, como crítica literaria. Bajo el seudónimo de Vera Veltman publicó piezas de humor y artículos.

En 1937, Panova dejó la ciudad natal con su familia y se estableció en Ucrania. En 1933 comenzó a escribir obras de teatro. Su primera obra hablaba sobre la influencia de Gorky. Vera vivía en la ciudad de Pushkin al estallar la segunda Guerra Mundial. Cuando la ciudad cayó bajo dominación nazi, ella y su hija fueron llevadas a un campo de concentración cerca de Pskov, pero consiguieron escapar a Narva, donde vivieron ilegalmente en una sinagoga destruida. Luego se mudaron a Shishaki para quedarse con parientes.

Luego de la liberación de Ucrania, se mudó a Perm en los Urales donde trabajó para el periódico y la radio locales. Su obra Devochi  (1945), obtuvo el Premio del Comité como mejor obra teatral de tema contemporáneo para jóvenes.

Durante los años de la guerra, Panova comenzó a escribir la novela Kruzhilikha (1947), ambientada en un pueblo en los Urales. Sus personajes no eran ni buenos ni malos. Vera tenía la habilidad de crear personajes antagónicos agradables.

En 1944, la invitaron a viajar de Perm a bordo de un tren hospital. Este viaje formó la base de su famosa novela Sputniki  El tren (1946), que ganó el Premio Stalin. Más tarde fue adaptada al cine y en 1975 fue llevada a la televisión. La historia estaba formada por una serie de episodios que mostraban las relaciones humanas y el sufrimiento en tiempos de guerra.

A pesar de las críticas profundas, ganó otros varios premios. Panova escribía regularmente sobre sus experiencias personales como periodista, a la vez que trabajaba en cuentos sobre niños. Serezha (1955) fue llevada al cine en 1960 y recibió un primer premio.

Panova se casó tres veces. Su segundo marido, también periodista, fue arrestado en 1935 y murió en prisión. A ella se le permitió solamente una visita, que describe en su cuento “Svidanie”. Al final de su vida ayudó a varios jóvenes escritores, que luego alcanzaron la fama. Su hijo Boris Vakhtin (1930-1981) fue un notable escritor disidente ruso, fundador del grupo Gorozhane. Su tercer marido, David Dar (1910-1980), fue un notable escritor ruso de ciencia ficción.

En 1967, Panova sufrió un derrame cerebral. Murió en Leningrado y está enterrada en Komarovo, cerca de Anna Akhmatova.


Olive Schreiner

14 mayo, 2010

 

     24/03/1855 –  11/12/1920

Una de las grandes figuras del feminismo occidental. Pacifista y activista política sudafricana. Luchó por los derechos de los negros y las mujeres. Conocida por su novela La historia de una granja africana, aclamada por la manera de tratar los temas de la época como el agnosticismo y el trato a las mujeres.

Olive Emilie Albertina Schreiner recibió sus tres nombres de tres hermanos mayores que habían muerto antes de ella nacer. La novena de doce hijos de una pareja de misioneros en Sudáfrica. Aunque un buen hombre, su padre era poco práctico y fue su madre quien se dedicó a la educación y la disciplina de sus hijos cuando niños. Su padre no lograba conservar sus trabajos y se vio forzado a montar su propio negocio. Al año quebró y su familia cayó en la más absoluta pobreza.

Olive no permaneció en la casa paterna por mucho tiempo. Cuando su hermano mayor fue nombrado director de la escuela de Cradock en 1867, Olive fue a vivir con él con dos de sus otros hermanos. Asistiendo a la escuela, por primera vez recibió la educación adecuada. Aunque sus padres y sus hermanos eran religiosos, Olive rechazó el cristianismo por considerarlo infundado, lo que causó muchas discusiones en la familia.

Cuando sus hermanos dejaron Cradock para ir a las minas de diamantes Olive decidió trabajar como institutriz. Camino a su primer trabajo en Barkly East, Olive conoció a Willie Bertram, con quien compartía la misma opinión sobre la religión y quien le prestaría el libro Primeros principios de Herbert Spencer. Este texto tendría un impacto profundo en ella, ya que Spencer desechaba los credos y las doctrinas pero creía en un absoluto más allá de la comprensión humana. Su creencia, basada en la unidad de la naturaleza y un universo teológico, fue adoptada por Olive en su deseo de encontrar una moral libre de dogmas religiosos.

Olive viajó de un lugar a otro trabajando como institutriz con varias familias. En varias ocasiones tuvo que dejar a las familias debido al acoso sexual de sus empleadores. Luego de un corto compromiso, regresó a vivir con sus padres y luego con sus hermanos. Olive era una lectora asidua y pronto comenzó a escribir. La situación económica de sus hermanos se deterioró debido a la creciente dificultad de encontrar diamantes. Olive no tuvo alternativa que retomar su vida nómada entre casas y ciudades, hasta que brevemente regresó a casa de sus padres en 1874. Fue allí que tuvo su primer ataque de asma que la acosaría por el resto de su vida.

Debido a la precaria situación económica de sus padres, Olive se vio forzada a continuar trabajando para mantenerlos. Trabajó como institutriz en varias granjas, donde se inspiró para Historia de una granja africana (1883) que publicaría con el seudónimo de Ralph Iron. Sin embargo, la ambición de Olive no era escribir. Siempre había querido ser médica, pero nunca había tenido los medios para estudiar la carrera. Decidió, entonces, seguir la carrera de enfermería, ya que podría estudiar gratis. En 1880, usó sus ahorros para solicitar el ingreso al Hospital de Enfermería de Edimburgo, Escocia. En 1881 viajó a Southampton y una vez allí su sueño llegaría a su fin, debido a la precariedad de su salud que le impediría estudiar. Por fin se vio obligada a aceptar que debía contentarse con escribir. Igualmente, no renunció a su pasión de sanar las enfermedades sociales, y así lo hizo con su pluma.

Debido a su novela historia sobre la vida en una granja africana, entabló una larga amistad con el conocido sexólogo Havelock Ellis, quien la apoyó de manera genuina. Al conocerlo personalmente en 1884, la llevó a una reunión de la Organización progresiva, un grupo de libre pensadores, al que más tarde se uniría entre otras. En diversas organizaciones insistía en la importancia de la igualdad de la mujer y la necesidad de considerar al hombre en el tema de las relaciones de género. Sin embargo, sus propias relaciones con los hombres nunca fueron felices.

En 1886, dejó Inglaterra para viajar entre Suiza, Francia e Italia antes de regresar a Inglaterra. Durante esta época fue increíblemente productiva principalmente con el nuevo libro De hombre a hombre.

En 1889, Olive regresó a Ciudad del Cabo. Su regreso a casa le trajo cierta sensación de alienación y al mismo tiempo de gran afinidad con la tierra. En un esfuerzo por volver a crear una conexión con su país, se involucró en política y escribió una serie de artículos sobre la tierra y la gente, publicados póstumamente bajo el título Pensamientos sobre Sudáfrica.

Olive luchó contra la ley que permitía que los sirvientes negros pudieran ser azotados por ofensas menores. Durante su activismo, conoció a Samuel Cronwright, granjero activo políticamente de quien se enamoró. Durante una visita breve a Inglaterra en 1893, conversó con sus amigos sobre la posibilidad de casarse con él, debido a su temor de que el matrimonio pudiera restringirla. Pronto dejaría sus dudas de lado y contraería matrimonio en 1894.

Los años que siguieron fueron difíciles e inestables. La salud delicada de Olive forzaron al matrimonio a mudarse constantemente. Con el agravante de que su primera y única hija moriría al día siguiente de nacer. Esta pérdida se hizo aun más dolorosa con la secuencia de abortos naturales que sufrió.  Olive consiguió encontrar consuelo en su trabajo que la apartó de su familia y las personas a su alrededor, dejándolo sola durante este período de su vida.

En 1898, la pareja se mudó a Johannesburgo por razones de salud. Olive y su marido eran considerados los campeones de la causa republicana ante la guerra inevitable entre los boers y el Reino Unido. Olive intentó persuadir a los oficiales sudafricanos de que evitaran la guerra. Al no conseguirlo intentó abrir los ojos al público inglés sobre la realidad de la situación. Aunque tampoco tuvo éxito, durante la guerra, Olive continuo defendiendo los intereses de los boers y luchó por la paz. Lo hizo, a pesar de su salud física y la presión psicológica, ya que en su momento fue ridiculizada. Como distracción retomó su trabajo con el libro La mujer y el trabajo, su mejor expresión de la defensa de la igualdad de género y el socialismo.

Los últimos años en la vida de Olive estuvieron marcados por la enfermedad y su creciente aislamiento. Igualmente, continuó dedicada a la política y decidida a favorecer una nueva constitución en la que tanto los negros como las mujeres tuvieran mayores derechos. En 1907 se unió a la Women Enfranchisement League de la que fue vicepresidenta. Más tarde le retiraría el apoyo cuando otras delegaciones quisieron excluir a la mujer negra del voto.

Cuando finalmente se publicó La mujer y el trabajo en 1911, Schreiner estaba gravemente enferma. Su asma se agravó convirtiéndose en ataques de angina. Dos años después, se embarcó sola a Inglaterra para recibir tratamiento. Allí se vio atrapada con el estallido de la Primer guerra mundial. Su interés principal era la paz. En contacto con Gandhi, comenzó un libro sobre la guerra, abreviado y publicado bajo el título Los albores de la civilización. Fue su último libro.

Al finalizar la guerra, regresó a Ciudad del Cabo, donde murió mientras dormía en una pensión. Luego fue enterrada en Kimberly. Luego de la muerte de su marido, se exhumaron sus restos para trasladarlos junto a los de su bebé, su perro y su marido a la montaña de Buffelskop.

Tras un período de olvido, fue revalorizada y hoy es considerada una de las máximas voces del pensamiento radical y feminista, así como la fundadora de la tradición literaria sudafricana.

“Los hombres son como la tierra y nosotras como la luna. Siempre les mostramos un lado y creen que no hay otro, porque no lo ven. Pero allí está.” O.S.

“Los problemas de los jóvenes terminan pronto y no dejan marca externa. Si lastimas a un árbol cuando es joven, la corteza pronto cubrirá la herida. Pero cuando el árbol es viejo, si pelas la corteza y miras con cuidado, allí verás la cicatriz. No todo lo que está enterrado está muerto.” O.S.


Virginia McKenna

29 abril, 2010

 

    07/06/1931 –

Actriz británica de teatro y cine, autora y activista por los derechos de los animales silvestres.

Virginia nació en Londres y luego de pasar cinco años en Sudáfrica para huir del bombardeo de Londres entre 1940 y 1941, regresó a Inglaterra. Estudió artes escénicas en la Central School of Speech and Drama y trabajó en los teatros de Londres del West End antes de debutar en el cine en 1952. Como actriz de teatro fue miembro de la compañía de teatro del Old Vic en 1954, año en que se casó con el actor Denholm Elliott. Su matrimonio sobrevivió apenas unos meses. Su segundo matrimonio, con el actor Bill Travers con quien tuvo cuatro hijos, duró hasta la muerte de su marido en 1994.

En 1956 y 1958 McKenna ganó el premio BAFTA como mejor actriz. Su trabajo en el cine es más recordado por su papel en la película Nacida Libre, por el que fue nominada para el premio Globo de oro. Su marido co-protagonizó junto con ella la película basada en la vida real. Cuenta la historia de George y Joy Adamson en su iniciativa para regresar la leona Elsa a la selva. La experiencia tuvo una influencia profunda en Virginia y su marido al darse cuenta de que los animales salvajes deben estar en su entorno natural, donde deben ser protegidos y no en cautiverio. Los llevó a convertirse en defensores de los derechos de los animales silvestres y la protección de su hábitat natural.

En 1969 McKenna apareció en la película Un elefante llamado lento. La muerte de Pole Pole, uno de los elefantes que aparecen en la película luego de haber sido trasladado al zoológico de Londres, llevó a Virginia a fundar la campaña Zoo Check en 1984, que luego daría lugar a la fundación Born Free en 1991. Born Free se dedica a evitar el abuso a los animales salvajes en cautiverio y se esfuerza por su protección y su conservación en sus hábitats naturales.

Al mismo tiempo, McKenna continuó trabajando como actriz y en 1979 ganó el premio Olivier como mejor actriz por su trabajo junto a Yul Brynner en el musical El rey y yo.

Con los años trabajó tanto en el cine como en la televisión y continúa haciendo algunas apariciones en el teatro. McKenna también ha sido responsable por la creación del museo Gavin Maxwell, autor y naturalista.

Con el tiempo su trabajo se volcó en mayor medida al movimiento para la conservación y protección de los animales. Virginia también ha sido co-autora y co-editora de varios libros y ha viajado para visitar numerosos zoológicos sobre los que la fundación ha recibido quejas. En ocasiones ha acompañado animales en su viaje de regreso a los santuarios en la India y Sudáfrica. Virginia también da charlas y apoya otras organizaciones como patrocinadora.En 2004 obtuvo la Orden del Imperio Británico por sus servicios a la vida silvestre y las artes.

“¿Actos de animales en el circo? ¿Estamos hablando de 2003 o tiempos de antaño? No se puede creer que en nuestra llamada sociedad progresista aún se mantenga a animales en jaulas o carromatos de circo, encadenados, zarandeados de ciudad en ciudad y obligados a hacer trucos estúpidos en nombre del entretenimiento.

Tal vez las luces intensas ciegan a los espectadores a la realidad de lo que están asistiendo. La India ha prohibido a los tigres, leones, leopardos, osos y monos de las pistas circenses. Un buen comienzo. Todos los dueños de circo que no sigan esta práctica deberían avergonzarse. Aquellos que hayan visto el espectáculo de Cirque du Soleil sabrán cómo debe ser el circo: excitante, colorido, divertido, dramático, sin un animal a la vista.” V.M. 

 


Farsa apostólica

13 abril, 2010

 

La investigación revela que el 5% del clero ha cometido abusos sexuales en seminarios, colegios y parroquias. ¡Uno de cada veinte curas! De lo que se ha conseguido desenmascarar y en un período de setenta años solamente. Dos ejemplos,  el sacerdote que abusó sexualmente de 200 niños impunemente bajo conocimiento de Benedicto XVI. Otro, Maciel, fundador de la orden Legionarios de Cristo, con mujer e hijos y diferentes nombres, bajo los que también abusaba de sus propios hijos.

Hoy el cardenal Bertoni miserablemente se da el lujo de relacionar la pederastia clerical con la homosexualidad y desentenderse del voto de celibato. Usar de chivo expiatorio a un grupo  que la Iglesia descarta como perverso por su legítima preferencia sexual sólo pretende desviar la atención de sus propios demonios. Cuando los actos de abuso sexual en manos de miles de representantes de la Iglesia no sólo constituyen un delito ante la justicia, sino que son actos perversos contra niños, engañados bajo la autoridad “sagrada” de la sotana que encubre debajo al demonio, contra el que castamente predican.

El cinismo de la iglesia es aplastante. La ocultación por parte del máximo exponente de la Iglesia y la aceptación, cómplice en el delito y ciega en la mentira de su cofradía casi idólatra, exponen su estafa moral. Sus millones de seguidores partícipes pecadores de omisión, en su incapacidad de aceptar el carácter terreno de la Iglesia y sus excesos de poder.  La jerarquía eclesiástica, su patriarcado misógino, su centenaria impunidad bajo supuestos actos de fe divina y obras de bondad universal, parecen auto-eximir a la Iglesia de todo “pecado”. Como si estuviéramos en la edad media y no nos hayamos dado cuenta.

La estafa de la iglesia así se expone, a pesar de sus celosos preceptos de obediencia, confesión, diezmo, su lista de mandamientos, todos en nombre de Dios. Cuando más que nunca queda manifiesto que es en nombre de sus propios intereses. El poder patriarcal a cargo de hacer cumplir “la ley de Dios” no podría llegar más lejos, si no fuera por su flagrante osadía de cinismo.

¿Hasta cuándo las autoridades van a dar carta blanca al abuso institucional de la Iglesia con la inacción ante los abusos sexuales? En un mundo patriarcal la respuesta es simple. Hasta que a la mujer no se le permita acceso a los lugares de poder, para que finalmente se recurra a su proceder ante los delitos de abuso contra la mujer y los niños.

 A. Guibert


DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER 2010

8 marzo, 2010

 

FELICIDADES A TODAS LAS MUJERES!

Que el día de la mujer se traduzca en respeto, apreciación y reconocimiento a su dedicación, generosidad, amor y talento en un mundo que siempre y más que nunca ahora nos necesita.

Un abrazo a todas de


Annie Besant

4 marzo, 2010

   01/10/1847 – 20/09/1933

Conferencista y escritora que aplicó sus ideas como libre pensadora, atea y reformista social, a los problemas de la mujer y sus derechos

Con la muerte temprana de su padre, Annie Woods tuvo una infancia de dificultades financieras junto a su madre, quien igualmente se aseguró de que recibiera una buena educación gracias al apoyo de una amiga.

En 1867, Annie se casó con  el clérigo Frank Besant con quien tuvo dos hijos. Como la esposa de un clérigo, intentaba ayudar a los feligreses de la iglesia, pero tomó conciencia de que  para eliminar la pobreza y el sufrimiento, cambios sociales profundos eran necesarios más que la ayuda directa. Poco a poco, sus ideas sobre la religión fueron cambiando y al negarse a recibir la comunión, su marido la echó de casa y obtuvo la separación legal y la custodia de su hijo en 1873. Besant se unió a la National Secular Society, que defendía el “libre pensar” y a la conocida organización socialista Fabian Society. El panfleto “Por qué no creo en dios” (1887) fue distribuido extensamente y aún hoy es considerado uno de los mejores resúmenes a favor del ateismo.

En la década de 1870, Annie Besant y Charles Bradlaugh fueron los directores del semanario National Reformer, que defendía ideas avanzadas para la época sobre temas como los sindicatos, la educación nacional, los derechos de la mujer al voto, el control de la natalidad. Este ultimo tema de suma importancia para la mujer trabajadora en una época en que la salud infantil y de la mujer sufría con las humillantes condiciones salariales en familias numerosas. En 1877 Besant y Bradlaugh fueron procesados en el Old Bailey, acusados de publicar un libro obsceno, Frutos de filosofía, que explicaba e ilustraba los diferentes métodos para el control de la natalidad. Fueron absueltos gracias a un tecnicismo jurídico pero el caso lanzó a Besant a la fama como una mujer sin miedo de expresar sus opiniones políticas radicales. Con la publicación de su libro Las leyes de la población, su ex marido luchó por conseguir la custodia de su hija que finalmente obtuvo.

Como periodista y oradora, Besant tuvo el respeto de los oprimidos, al apoyar varias manifestaciones de trabajadores que exigían mejores condiciones. En 1888 ayudó a organizar una huelga de trabajadoras en una fábrica de fósforos en Londres donde trabajaban catorce horas diarias y recibían salarios de hambre, además de las insalubres consecuencias de los gases. Besant divulgó el hecho escandaloso de que el gobierno era conciente del cáncer de hueso que sufrían las trabajadoras por la toxicidad del fósforo que ya era prohibido en Suecia y EE UU. El gobierno británico se negó a prohibirlo alegando que sería “una limitación para el comercio libre”.  A raíz de la publicación de estas condiciones en la revista The Link, la compañía de fósforos Bryant and May obligaron a las trabajadoras a firmar un documento que expresaba su conformidad con las condiciones de trabajo. Quienes se negaron a firmar fueron despedidas. 1400 mujeres hicieron huelga al mismo tiempo que Besant llevó a 50 de ellas al Parlamento británico. Luego de tres semanas la compañía accedió a la mayoría de las exigencias. El hecho de ser las mismas trabajadoras junto a una mujer famosa que les diera una voz fue una gran victoria y un ejemplo de organización para el éxito de esta campaña por sus derechos.

Ávida de reemplazar los conceptos religiosos de su juventud, Besant indagó en la teosofía al conocer en 1887 a Madame Blavatstky, fundadora en 1875 del movimiento religioso, basado en ideas hindúes de karma y reencarnación.

Como miembro y luego líder de la Sociedad Teosófica, Besant visitó la India en 1893 donde llegaría a establecerse y formar parte del movimiento nacionalista hindú y se convertiría en miembro importante del Congreso Nacional Hindú.

Años más tarde, su hijo y su hija volverían a vivir con Besant, mientras trabajaba para Indian Home Rule hasta su muerte en Madras. Sus colegas J. Krishnamurti, Aldous Huxley, Dr. Guido Ferrando, and Rosalind Rajagopal, construyeron la escuela Happy Valley, que luego llevaría el nombre de Besant Hill School en su honor.

“Durante siglos los líderes del pensamiento cristiano han hablado de la mujer como “un mal necesario”, y los santos más venerados por la Iglesia son aquellos que desprecian a la mujer.” A.B.


Rachel Carson

4 febrero, 2010

         27/05/1907 – 14/04/1964

Bióloga marina y ecóloga cuyos escritos fueron precursores para el movimiento ecologista. Su legado, invaluable para la restricción del uso del DDT en Estados Unidos y el resto del mundo.

Rachel Carson nació en una pequeña granja en Pensilvania. Su madre le inculcó el amor por la naturaleza. A la vez que pasaba gran parte del tiempo explorando en la extensión de la granja, Carson era una ávida lectora y, desde pequeña, una talentosa escritora.. Comenzó a escribir historias sobre animales a los ocho años y publicó su primer cuento a los once años. El mundo natural, en particular el océano, fue el tema principal de su lectura. Tanto en la escuela secundaria como en la Universidad, Carson fue un alma solitaria, aunque no dejaba de contribuir con sus publicaciones. En 1929 se graduó con honores. Luego de un curso de verano en el Laboratorio Biológico Marino, continuó sus estudios en zoología y genética.

Carson continuó estudiando, después de su graduación, mientras trabajaba como asistente en el laboratorio de Raymond Pearl, para pagarse los estudios. Obtuvo su maestría en zoología en 1932. Aunque se proponía continuar estudiando para un doctorado, en 1934 se vio forzada a dejar la universidad para buscar un puesto de maestra y mantener a su familia. En 1935, su padre sufrió una muerte repentina, dejando a Carson al cuidado de su madre anciana, lo que empeoró su situación económica. A pedido de su mentora en biología, Mary Scott Skinker, aceptó un puesto temporario en el Departamento de Servicio de Pesca y Vida Silvestre para escribir una serie de programas radiales de siete minutos sobre la vida acuática. Debido al éxito de la serie, le encomendaron escribir la introducción  para un folleto sobre el trabajo del Departamento con lo que se aseguró un puesto permanente. Luego de dar el examen para ingresar en la administración pública obtuvo el mayor puntaje y se convirtió en la segunda mujer contratada por el Departamento, como bióloga acuática, cuya tarea era analizar y escribir informes sobre las poblaciones de peces. A partir de su investigación y la de otros biólogos, también escribió una serie de artículos para el Baltimore Sun y otros periódicos.

En 1937 sus responsabilidades familiares se acrecentaron con la muerte de su hermana mayor, con lo que se convirtió en el principal sostén de su madre y dos sobrinas. A mediados de los años 40, Carson comenzó a preocuparse por el uso de pesticidas elaborados  con el financiamiento militar de la ciencia desde la Segunda Guerra mundial.

En 1945, Carson intentó dejar el Departamento, pero los puestos para naturalistas eran muy escasos. Fue a mediados de ese año que Carson descubrió el tema del DDT pero ninguna publicación se interesó por el tema hasta 1962.

Ya como jefa de redacción en 1949, Carson decidió intentar poco a poco dedicarse únicamente a escribir y para ello consiguió una agente literaria con la cual tendría una estrecha relación profesional hasta el final de su carrera.

Su libro El mar que nos rodea (1951), además de convertirse en best seller y adaptarse para un documental, le ganó el reconocimiento como escritora. Sus dos libros siguientes formaron una trilogía que explora la vida marina en toda su extensión. El éxito le dio seguridad económica con la que finalmente pudo dejar su trabajo en 1952

De allí en más, comenzó a recibir un aluvión de invitaciones como conferenciante, y cientos de cartas de admiradores.

En 1953, Carson se mudó a Maine con su madre y en julio conoció a Dorothy Freeman que pasaba allí cada verano con su marido. Fue el comienzo de una relación amorosa que duraría toda su vida. Existen innumerables cartas que intercambiaban durante los meses de separación. Poco antes de su muerte, Carson destruyó cientos de cartas, conciente del escrutinio de la sociedad. El resto de las cartas fueron publicadas por la nieta de Freeman.

En 1953, Carson comenzó su investigación sobre la ecología y los organismos de la costa Atlántica. En 1955 completó el tercer volumen de su trilogía marina, La orilla del mar, sobre los ecosistemas costeros. La crítica recibió el libro con grandes elogios. A partir de allí se involucró con varias organizaciones conservacionistas. En 1957, la golpeó la trágica muerte de una de las sobrinas que había cuidado en los años, dejando a los treinta y un años, un niño huérfano de cinco años. Carson lo adoptó y continuó cuidando de su madre anciana. Se mudaron a Maryland desde donde Carson se dedicó a las amenazas ambientales específicas relacionadas con los programas federales de rociado con pesticidas

Su libro siguiente lo dedicó a los pesticidas como veneno ambiental y a los programas de rociado que abarcaban la propiedad privada. A pesar de varios terratenientes haber perdido juicios contra el gobierno, el Tribunal Supremo les concedió el derecho a obtener órdenes contra futuros daños al medio ambiente, lo que sentó el precedente para posteriores causas ambientales.

Carson comenzó un proyecto de cuatro años, recabando ejemplos de daños ambientales a raíz del DDT. A pesar del gran escándalo del arándano en el que se encontraron altos niveles de aminotriazole, causante de cáncer en ratones, el gobierno criticó los procedimientos de Carson para llegar a la conclusión sobre el abuso de pesticidas. Carson llamó a los pesticidas biocidas, ya que sus efectos raramente se limitan a los insectos que intentan erradicar. Carson predijo el aumento de consecuencias futuras, especialmente cuando los insectos en cuestión desarrollan resistencia a los pesticidas, mientras que los ecosistemas se debilitan cada vez más y se convierten en víctimas de otras especies invasoras.

Para Carson era sumamente desalentador sufrir en carne propia las tácticas agresivas de los representantes  de la industria química, que usaban testimonios expertos para contradecir la mayoría de los estudios científicos al respecto. Con lo que concluyó que había “incentivos financieros detrás de ciertos programas de pesticidas”. Carson acusó a la industria de intencionalmente desinformar y a los oficiales de gobierno por aceptar esa información sin cuestionamiento.

En 1960, Carson, junto con su asistente de investigación Jeanne Davis, encontraron suficiente evidencia que apoyaba la conexión entre el cáncer y los pesticidas, una conclusión controvertida fuera de la comunidad científica. Sus conclusiones fueron plasmadas en Primavera silenciosa. Al mismo tiempo en que terminaba los capítulos sobre cáncer, Carson descubrió que tenía un quiste de mama que requería de una mastectomía. A pesar de la operación y el tratamiento el cáncer había resultado en metástasis.

Con la preocupación de que fuera demandada por las compañías y que no tuviera la fuerza de defender su libro mientras que recibía radioterapia, Carson envió los capítulos científicos a los más renombrados expertos, de los que obtuvo total apoyo. En 1962 Carson distribuyó copias del libro durante la Conferencia ambiental en la Casa Blanca.

Su posterior publicación en The New Yorker no sólo atrajo la atención del público en general sino también de la industria de la química, que presionó para la cancelación de su publicación marcada para el 27 de setiembre. Los ataques fueron innumerables y de todo tipo. Entre otros, el Ministro de Agricultura escribió una carta al presidente Eisenhower alegando que como Carson no estaba casada, a pesar de ser atractiva, probablemente era por ser comunista!

La unidad y la fuerza que suscitó Primavera silenciosa ayudó a cristalizar el movimiento ecologista y a través de él se logró la prohibición nacional del DDT y otros pesticidas. De igual manera sirvió de inspiración para la creación de la Agencia para la protección ambiental.

La campaña de difamación fracasó ante la extensa concientización del público. En 1963, el Comité Científico del presidente Kennedy apoyó sus conclusiones y comenzó trabajos para crear políticas ambientales.

Aunque Carson recibió innumerables invitaciones, apenas pudo aceptar unas cuantas, ya que su salud se deterioró cada vez más, hasta que en 1964 comenzó con problemas respiratorios. Murió de un ataque cardíaco ese mismo año, un mes y medio antes de cumplir 57 años.

Primavera silenciosa sentó las bases para que nadie pudiera vender contaminación bajo el pretexto de progreso, además de tener una fuerte influencia en el origen del ecofeminismo.

Carson recibió varias distinciones en vida. A su muerte fue galardonada con la Medalla presidencial de la libertad, por Jimmy Carter, el más alto honor en Estados Unidos además del uso frecuente de su nombre para premios de instituciones filantrópicas y educacionales.

“Se le pide a la población que asuma los riesgos que imponen quienes ponen en práctica el control de insectos. Es la población quien debe decidir si desea continuar como hasta ahora y sólo podrá hacerlo si tiene toda la información a su alcance.” R.C.

“Aún se habla en términos de conquista. Aún no hemos madurado lo suficiente como para vernos como la parte infinitésima de un universo increíblemente vasto. La actitud del ser humano hacia la naturaleza es de fundamental importancia, simplemente porque hemos adquirido el poder funesto de alterar y destruir la naturaleza. Pero el ser humano es parte de la naturaleza y su guerra contra ella es, inevitablemente, una guerra contra sí mismo.” R.C.


Maria Luisa Spaziani

11 enero, 2010

 

    12/1924 –

Spaziani es considerada una de las figuras más importantes de la poesía italiana

Hija de un fabricante de maquinaria para la industria química, Spaziani nació en Turín. Comenzó a escribir desde niña. A los diecinueve años, aun en la escuela secundaria, fundó la revista Il dado, y atrajo colaboradores como  Vasco Pratolini, Sandro Penna, Vicenzo Ciaffi. Virginia Woolf le envió un capítulo de su libro Las olas autografiado “A la joven editora”. Aunque Spaziani también colaboró con innumerables traducciones del francés, inglés y alemán y varios artículos académicos, nunca contribuyó en su revista con sus propios poemas, al sentir que no tenían suficiente calidad. Más tarde ingresó en la Universidad de Turín para estudiar Lenguas.

En los años 50, Spaziani comenzó una relación profunda con el poeta Eugenio Montale, quien la estimuló para que escribiera. Su primer libro, Le acque del sabato, fue publicado en 1954.

 Desde el comienzo, la poesía de Spaziani se distinguió por su elegancia clásica e impecable versificación. El elemento autobiográfico en sus primeros poemas gradualmente fue transformándose para dar lugar a un contenido más narrativo y argumentativo. Las dos tendencias se fusionan en su  obra La traversata dell’oasi (Cruzando el oasis, 1998). Curiosamente esta obra no aparece en forma de libro, sino en la revista mensual Poesia. Más curioso aun es el tema amoroso de su contenido, a su edad avanzada, tan ferviente como una adolescente, pero plena de sabiduría y experiencia.

Luego de viajar bastante durante los años 50 y 60 por Europa, Spaziani se estableció en Roma. Desde 1964 es profesora de francés y literatura en la Universidad de Messina.

Ha publicado como poeta, traductora y académica, especialmente análisis literario del teatro francés a partir del siglo dieciocho.

Fue nominada tres veces para el Premio Nobel de Literatura en 1990, 1992 y 1997.

Su poesía combina un sentido intenso e inmediato del mundo natural con una apreciación rica de la literatura y la tradición literaria. En principio estuvo dominada por el ambiente frío y austero del norte. Su gusto por ciertos principios de control, su elegancia formal y el uso de  elementos confesionales intimistas en su expresión clara e intensa aunque contenida nos ayudan a identificarnos emocionalmente, al brindarnos temas e imágenes universales.

Spaziani es fundadora y presidenta del Centro internazionale Eugenio Montale, que otorga el Premio Montale, un premio literario para traducciones y publicaciones de poesía italiana.

En 1995, Spaziani publicó ochocientas cartas de su correspondencia con Montale. Actualmente reside en Roma.


Un año de abundancia

5 enero, 2010

El 2009 fue un año moderado para Mujeres para pensar. Con cambios de espacio geográfico y una reforma sustancial en nuestra nueva casa, los textos y nuestras mujeres semanales se hicieron desear.

El 2010 pretende ser un año de abundancia de mujeres publicadas y  textos que renueven ideas y estimulen a seguir moldeando nuestra visión y nuestros objetivos.

Mujeres para pensar  les desea un año de éxitos en los emprendimientos, alegría en el conocimiento y las relaciones personales.

Que el 2010 sea un año fructífero donde se necesite.

Un abrazo,


Disculpen la ausencia

10 diciembre, 2009

 

A quienes leen y continúan queriendo leer sobre nuestras Mujeres para Pensar y los artículos ocasionales, una disculpa por el silencio de las últimas semanas. No se debe a un abandono voluntario, sino a una mudanza de ciudad con todo lo que trae aparejada…además de obras en el nuevo espacio de vida.

En breve volveremos.

¡Gracias por el apoyo y los comentarios recientes!

Un saludo,


Charlotte Perkins Gilman

15 septiembre, 2009

Charlotte Perkins Gilman   03/07/1860-17/08/1935

Prominente socióloga, novelista, cuentista, conferenciante sobre reforma social. Fue una feminista utópica en una época en que sus logros eran excepcionales para la mujer. Fue un modelo para futuras generaciones debido a sus conceptos y estilo de vida poco ortodoxos.

Charlotte Perkins Gilman nació en Connecticut. Hija de un bibliotecario y escritor, a su vez sobrino de la escritora Harriet Beecher Stowe, autora de La Cabaña del tío Tom Perkins abandonó a su esposa luego de la muerte de un hijo en 1866, por lo que Mary Perkins vivió con sus hijos al borde de la pobreza, dependiendo para su alojamiento temporario de las tías de su padre, entre ellas la sufragista Isabella Beecher Hooker y Harriet y Katharine Esther Beecher.

A los cinco años Charlotte aprendió a leer sola durante un período de enfermedad de su madre. Su madre no era afectuosa ni con Charlotte ni con su hermano, y tampoco les permitía hacer fuertes lazos con sus amigos al creer que eso les evitaría sufrir en el futuro. Con el tiempo, debido a una vida de aislamiento afectivo, Gilman se volvió una lectora voraz y prácticamente se educó sola. Cursó estudios sólo hasta los quince años. Estudió dos años en la escuela de diseño de Rhode Island (1878-80) y comenzó a ganarse la vida diseñando tarjetas de felicitación.

En 1884 se casó con Charles Walter Stetson, artista plástico. Desde joven sufrió períodos depresivos y luego del nacimiento de su hija Katharine, cayó en una depresión post parto. En una época en que la mujer era considerada histérica o nerviosa, no se le daba importancia a esta dolencia. A los veintiséis años, comenzó un tratamiento con el Dr. Silas Weir Mitchell. Sus recomendaciones fueron “vive una vida doméstica y nunca más toques una pluma, un pincel o un lápiz mientras vivas”. El tratamiento incluía: 1. Postración día y noche. 2. Aislamiento de la familia. 3. Sobrealimentación para incremento de peso. 4. Masaje y uso esporádico de electricidad sobre los músculos.  La paciente no debía salir de la cama, leer, escribir, cocer, hablar, o alimentarse sola. Luego de unos pocos meses, su depresión se agudizó. Charlotte casi entró en un profundo colapso emocional y comenzó a mostrar comportamientos suicidas. Más tarde, Gilman satirizó este evento en su autobiografía y utilizó las conversaciones en su famosa historia “El empapelado amarillo”. Desde su primera publicación, el cuento ha sido incluido en varias colecciones de literatura y libros de texto. Basado en su propia experiencia, cuenta la historia de una madre que sufre de depresión nerviosa y es recluida en el cuarto de una casa alquilada desde donde la narradora relata el tormento psicológico en un diario secreto. El horrible estampado del papel amarillo la obsesiona y llega a ver la figura de una mujer que sale de él. En parte autobiográfica, en la historia, la narradora tiene que obedecer a su marido y el médico, aunque el tratamiento prescripto contrasta con lo que realmente necesita, el estímulo mental y la libertad de escapar de la monotonía de la habitación a la que ha sido confinada.

En 1888, a pesar del escándalo social, Gilman decidió separarse de Stetson por el bien de su salud mental y se mudó a California, donde comenzó su recuperación que más tarde se reflejaría en una vida intelectual activa. En 1894, Gilman envió a su hija a vivir con su padre y su nueva esposa, también amiga de Gilman, debido a su opinión progresiva de que el padre tenía derecho a tener igual contacto con su hija. El segundo marido de Gilman fue su primo George Houghton Gilman, abogado de New York. En 1894 y 1895 fue editora de The Impress, un semanario publicado por la Pacific Coast Women’s Press Association, y publicó una serie de cuentos experimentales. La publicación no tuvo larga vida como resultado de la predisposición social adversa contra el estilo de vida de Gilman, como “madre desnaturalizada y mujer divorciada”. Esta realidad luego inspiraría el primer borrador del tratado Mujeres y economía, en que analiza el tema de la opresión de la mujer en el hogar y la necesidad de modificar su entorno para el bien de su salud mental.

El primer libro de Gilman fue In this our world (1893), una colección de poemas satíricos de temas feministas.  En 1903, Charlotte habló en el Congreso Internacional de la Mujer en Berlín y al año siguiente viajó por Inglaterra, Holanda, Alemania, Austria y Hungría.

Además del éxito alcanzado, Charlotte consiguió ganarse la vida con sus conferencias, haciéndose conocer en el círculo social de activistas y escritoras del movimiento feminista. Durante dos décadas fue renombrada por sus conferencias sobre temas de la mujer, la ética, el trabajo, los derechos humanos y la reforma social. Estos temas también se encuentran en sus obras de narrativa.

Desde 1909 a 1916, Gilman fue la editora de su propia publicación feminista., The Forerunner, donde apareció la mayor parte de su obra. En ella, presentaba material que al “estimular el pensamiento”, “promover el coraje, la impaciencia y la esperanza”  y “expresar ideas a través de una publicación diferente” iba contra la corriente dominante. En el transcurso de siete años, la revista produjo ochenta y siete números, de veintiocho páginas cada uno.

Gilman tuvo una participación activa en Nacionalismo, un movimiento de reforma que predecía la caída del capitalismo y luchaba contra la avaricia y la distinción de clases,  al promover una vida ética basada en la paz. Gilman se inspiró en la novela utópica del socialista Edward Bellamy, Looking Backward, que también influenció su novela El país de ellas, publicada por Women´s Press en 1979. En el argumento, tres hombres descubren una civilización perdida que vive en paz y está poblada totalmente por mujeres que se reproducen de manera partenogenética. No hay guerras, ni enfermedades. Originalmente, El país de ellas apareció en su publicación mensual, al igual que sus otras obras narrativas, What Diantha did (1910), The Crux (1911) y Moving the Mountain (1911). Benigna Machiavelli fue publicada por Bandanna Books en 1994.

El tratado más conocido de Gilman es Mujeres y economía (1898) en el que ataca la división tradicional de roles sociales, que para Gilman son artificiales y no necesarios para la supervivencia. Cansada de la vida citadina, en 1922 se mudó de Nueva York a Norwich en Connecticut, donde escribió La religión del hombre y de la mujer, en la que concibió una religión libre de los dictados patriarcales opresores. En 1932 le diagnosticaron cáncer de mama. Luego de la muerte súbita de su marido de hemorragia cerebral en 1934, Gilman regresó a California para vivir cerca de su hija.

Defensora de la eutanasia, Gilman puso fin a su propia vida al tomar una sobredosis de cloroformo para morir en paz y rápidamente. Su auto-biografía, La vida de Charlotte Perkins Gilman (1935) fue publicada de manera póstuma. Su novela misteriosa, Unpunished, sólo fue publicada en 1997 en The Feminist Press. Gilman y su obra fueron olvidadas durante dos décadas hasta que el movimiento feminista de los años 60 creó un renovado interés.

“Será un gran adelanto para el alma humana cuando finalmente pare de idolatrar hacia atrás”. Ch.P.G.

“Los hábitos en el pensamiento persisten a través de los siglos. Aunque una mente sana rechace una doctrina en la que ya no cree, continuará sintiendo aquellas mismas cosas asociadas con esa doctrina.” Ch.P.G.


Alice Walker

14 agosto, 2009

 

 Alice Walker     09/02/1944 –

 

Autora conocida por su aclamada novela El color púrpura, que le valió el Premio Pulitzer de narrativa. Walker rata temas de raza y género y es activista defensora del poder liberador de una revolución social, espiritual y política.

Alice nació en Georgia, la octava y última hija en una familia de pocos recursos económicos. Se crió en medio de valores de belleza y amor a la naturaleza. Allí encontró el alimento necesario para sus aspiraciones artísticas junto a su madre, a quien admiraba por su carácter intrépido y su habilidad en la jardinería. Según Alice, su padre era excelente en matemáticas pero pésimo como granjero. Debido a su dificultad para mantener a la familia en el campo, la madre de Alice tuvo que trabajar como doméstica.

A los ocho años, Alice vivió una experiencia que la marcó física y emocionalmente, cuando jugaba a indios y vaqueros con sus hermanos mayores. Con un arma de aire comprimido uno de sus hermanos le disparó accidentalmente en un ojo. Para evitar el castigo, los hermanos inventaron una historia y forzaron a Alice a aceptarla. Alice perdió la vista del ojo derecho y debido a la ceguera y la cicatriz que le desfiguró el rostro, su personalidad también cambió. De una niña extrovertida se volvió una niña triste y alienada por la sensación de traición de sus hermanos, absueltos con la transferencia de la culpa a la propia Alice. Así fue que se volcó a la lectura y la poesía. A los catorce años le eliminaron la cicatriz y volvió a ser una joven sociable, votada la reina de la clase.

Cuando entró en el colegio Sarah Lawrence, la intención de Walker de escribir recibió el apoyo de sus maestras, especialmente la filósofa social Helen Lynd y las poetas Jane Cooper y Muriel Rukeyser.

Como estudiante universitaria en el Spelman College, a comienzo de los años 60, Alice Walker conoció a Martin Luther King Jr. Walker adjudica a ese encuentro su decisión de regresar al sur como activista del Movimiento por los Derechos Civiles. Terminó sus estudios en Nueva York y se graduó en 1965, para regresar al sur e involucrarse en campañas para el registro de votantes, programas de asistencia infantil y derecho a la asistencia social.

En 1967 Walker se casó con  Mel Leventhal, abogado judío de derechos civiles, la primera pareja interracial casada legalmente en Mississippi. A raíz de su unión surgieron amenazas racistas de muerte del Ku Klux Klan y constante hostilidad. La pareja tuvo una hija en 1969, quien mas tarde escribiría sus memorias  Black White and Jewish, sobre los efectos de la relación de sus padres en su niñez. En 1976 el matrimonio se divorció de mutuo acuerdo.

Su primer libro de poesía lo escribió en los últimos años universitarios. Durante sus primeros años en el movimiento por los derechos civiles, Walker dejó la literatura, que retomó cuando fue nombrada directora de la revista Ms en los años 70.

Su primera novela, The Third Life of Grange Copeland, se publicó en 1970 y su segunda novela, Meridian en 1976.

En 1982, Walker publicó su novela más famosa, El color púrpura, la historia de una joven negra, en su lucha no sólo contra el racismo blanco sino contra la cultura negra patriarcal.

El libro se volvió un best seller y fue adaptado para el cine y el teatro. Walker escribió otras novelas como The temple of my familiar y Possessing the secret of joy, al igual que varias colecciones de cuentos y poesía. En 1984, Alice estableció su propia editorial, Wild Trees Press.

En los 90, Walker tuvo un romance con la cantante y compositora Tracy Chapman.

El 8 de marzo de 2003, en el Día Internacional de la Mujer, en la víspera de la guerra de Irak, Alice Walker, Maxine Hong Kingston autora de La mujer guerrera y Terry Tempest Williams, fueron arrestadas junto a otras 24 personas por cruzar un cordón policial durante una manifestación contra la guerra. Sumados a las organizaciones Code Pink y Women for Peace, 5000 activistas marcharon hacia la Casa Blanca y la rodearon de manos dadas mientras cantaban.

Su obra trata principalmente sobre la lucha de los negros, particularmente la mujer, contra el racismo, el sexismo, y la violencia en la sociedad. También trata sobre el papel de la mujer negra en la sociedad y la cultura. Walker es una figura respetada dentro de la comunidad política liberal por su apoyo a los puntos de vista poco convencionales o rechazados por la mayoría.

Las obras de Walker han sido traducidas a más de veinte idiomas y han vendido más de diez millones de ejemplares. Junto al premio Pulitzer y el American Book Award, ha recibido la beca Guggenheim y una residencia en Yaddo. Recientemente, fue invitada a la Galería de Personajes famosos de California.

 En noviembre de 2008, Walker escribió una carta a Barack Obama publicada en Theroot.com. para expresar su apoyo.

En marzo de 2009, viajó a Gaza junto a otras 60 mujeres del grupo anti-bélico Code Pink como respuesta a la devastación durante la ofensiva israelí, con el propósito de persuadir a Israel y a Egipto a que abran las fronteras a Gaza.

Walker defiende el movimiento de la mujer, el movimiento anti-aparteid, el movimiento anti-nuclear, y se ha expresado contra la mutilización genital femenina. Actualmente reside en California con su perro.

“La triste verdad es que sentí mucho dolor y pérdida y me forzaron a creer que había provocado mi desgracia. Fue como una violación. Fue la primera vez que me abandoné a la mentira. Ésa es la raíz de mi necesidad de decir la verdad, siempre.” A. W.