En el Día Internacional de la Mujer 2015

9 marzo, 2015

Unas palabras de la parlamentaria por el Partido Verde, Caroline Lucas.


Matrimonio gay en en Reino Unido

6 febrero, 2013

Gay marriage3 

Ayer el Parlamento británico votó a favor del casamiento gay con una mayoría de 400 contra 175. Hace tiempo la sociedad británica muestra su apoyo a esta ley y con ella a la evolución humana en términos de la sociedad y su sistema administrativo. Y sin embargo, aún existe oposición o resistencia, como en todo proceso evolutivo, de quienes necesitan continuar viviendo en el pasado, dilatando el progreso.

“La ex ministra Sarah Teather expresó preocupación de que se estuviera modificando la definición de matrimonio, con lo que la vida familiar podría entrar en desequilibrio.” registró la prensa británica

Es cierto, la definición del matrimonio cambiará debido a esta legislación. Felizmente. ¡Ya era hora de que cambiara una definición basada en significados arcaicos sobre la vida conyugal y la pareja, apenas enfocados hacia la procreación: hemos dejado de ser animales hace largo tiempo. El amor y el compromiso son las premisas que deben sustentar la institución del matrimonio, no la procreación. La institución del matrimonio tiene una historia, o sea una evolución. En sus orígenes, el matrimonio se constituía como un compromiso para la protección de la mujer/madre o también para poder traspasar el patrimonio a descendientes directos. En el mundo musulmán, por otro lado, se usaba como “contrato de penetración”. ¡Huelga cualquier comentario!
¿Consumar el matrimonio? Otro concepto basado en un mundo patriarcal, ¡donde el hombre ha determinado que si no hay penetración no hay sexo! ¿Recuerdan el caso Monica Lewinsky/Clinton? El matrimonio definido como institución para la procreación no refleja la realidad.

Sarah Teather afirmó: “En mi opinión las protecciones adicionales que ofrece a las parejas del mismo sexo son marginales, mientras que el potencial negativo a la sociedad puede ser considerable.”

Las leyes no sirven apenas como una forma de protección, sino que representan y forman un cuerpo para la justicia y la igualdad. ¿No le interesa a Sarah el inmenso beneficio que conlleva la institucionalización de la igualdad en una ley como ésta? ¿Quién conforma la sociedad según la señora Sarah? ¿Acaso quien elige ser homosexual o lesbiana no es parte de esa sociedad? ¿De qué manera sería negativo? ¿De qué manera es negativa la unión en el amor de dos personas, sean del sexo que sean?

¿Qué opina la señora Sarah de lo negativo que es para la sociedad cuando dentro de una familia y matrimonio heterosexual, existe maltrato, abuso a la mujer y los hijos, violencia doméstica, etc? ¿No tienen origen los casos de criminalidad juvenil (para luego extenderse a la vida adulta), en las familias heterosexuales disfuncionales o destruidas? Lo negativo está en el comportamiento y la incultura o la mala crianza, no en el sexo de quienes forman una familia o constituyen un matrimonio. Creo que el matrimonio gay puede aportar grandes cosas a la sociedad. Tal vez por estar basado en el amor y no en la imposición o presión sociales que muchas veces existen para contraer matrimonio.

Gay marriage2                                             Gay marriage1

Está claro que la mayoría de quienes se oponen al matrimonio gay, lo hacen como reacción cultural o religiosa. La institución del matrimonio ha sido manipulada por la iglesia para la normalización del sexo dentro de un marco de autorización eclesiástica para la procreación. En el siglo XXI el sexo ya no entra dentro de ese marco, en tanto que la mayoría de las parejas o los individuos tienen sexo cuando lo desean, fuera y dentro del marco del matrimonio. De modo que los conceptos que han constituido las leyes y los preceptos sobre el matrimonio y el divorcio son anticuados. Una vez más, el amor entre dos personas de cualquier género debe ser la base del matrimonio y no la procreación.

En unos 50 años o menos, seguramente la sociedad en general considerará esta oposición histórica como un hecho risible por anticuado. De la misma manera en que hoy es impensable que la mujer no tenga derecho al voto. Aplaudo al señor Cameron en esta instancia. Sigamos evolucionando. Alejandra Guibert


Lo que no quieren que sepas…

28 noviembre, 2012

Mujeres para pensar se adhiere a los conceptos en este análisis de la crisis actual, una crisis de valores éticos en los grupos de poder guvernamentales y financieros.
Es un texto extenso centrado en la realidad española pero refleja una realidad universal.
Debes cliquear en “leer mas”. Recomiendo leerlo con atención.

La información es la primera herramienta para la democracia real. A.G.

Acción + Reacción

A continuación os dejamos un artículo de lavozdebida al que nos gustaría añadir en el punto 2, sobre las reformas estructurales (recortes) además de lo que indica este artículo añadiríamos que todas las reformas que se están llevando a cabo fueron firmadas en el Pacto del Euro, el 19 J de 2011 por Zapatero con la aprobación de Rajoy. En aquel documento España aceptaba subir el IVA al 21%, subir las jubilaciones a los 69 años, privatización de sanidad y educación, recorte de pensiones y muchas otras cosas que aun están por llegar.

Este artículo es una serie de afirmaciones apoyadas en datos empíricos que quiere combatir todos los tópicos, lugares comunes, mitos, prejuicios, mentiras, etc. de los que la propaganda y la desinformación se vale – bombardeándonos con ellos a todas horas – para tergiversar la realidad y operar prácticas manipuladoras en la personas de buena voluntad con el afán…

Ver la entrada original 5.017 palabras más


El mundo en que vivimos… en una imagen

29 julio, 2011

Esta es una imagen a la que estamos acostumbrados. No tiene nada de particular. Como cualquier otra foto en la prensa que retrata a los integrantes de alguna cumbre o a los miembros de alguna cúpula en reunión. A simple vista cualquier lectora o lector no encontrará nada anómalo en esta foto. Sin embargo es una imagen llena de peligro.  Retrata a ministros en la jura ante miembros del clérigo para su entrada al nuevo gobierno. ¿Por qué sería peligrosa una imagen tan común y aparentemente prometedora? Por sobre todas las cosas porque nos hemos acostumbrado tanto a ella que no vemos más allá de su lectura superficial.

Cada año se trafican ochocientas mil mujeres en la industria del sexo. Mujeres forzadas o engañadas. Jóvenes y niñas como las hijas, o nietas, o sobrinas o hermanas de estos hombres en la foto. Sólo que vulnerables por la pobreza, la falta de opción o simplemente presas en una cultura donde la educación no es asequible para la mujer ni se supone que lo sea. La policía está involucrada para garantizar el éxito de estos grupos criminales. En muchos casos el gobierno también. Hombres como estos, jurando. No proteger el bienestar de una nación constituida por hombres y mujeres, sino sus propios intereses y la defensa del status quo. Hombres que como D.S. Kahn, Clinton y Berlusconi desde sus altos puestos de visibilidad mundial promueven una imagen que aunque subliminal continúa siendo definitoria de la mujer y el papel que con su silencio o su desparpajo le asignan dentro de la sociedad.

¿Cómo es posible promover la evolución de un mundo más iluminado, si esta es la imagen de él? Su cara es los rostros en esta foto. Ya no nos centremos en el hecho de que no hay en primer plano ningún rostro femenino. Aunque lo hubiera el predominio del significado simbólico de la imagen seria mucho más fuerte y poderoso. Su institucionalización en las retinas de los ojos que la ven a diario en la prensa, en la televisión, en las grandes pantallas de cine se asegura de que la demos por sentado.

En un mundo donde desde los anos 50 hasta el presente, con sesenta años de cambios radicales y magníficos avances en la ciencia, la tecnología, los derechos humanos, etc. la iconografía del poder continúa siendo la misma. Nos dice que el mundo no ha progresado de manera equilibrada. El monumental avance técnico, científico, tecnológico no se ha equiparado al progreso humano en términos de ética, ambición moral, renovación y análisis del progreso espiritual o humano-filosófico. Los estratos sociales y la pobreza demuestran que la moralidad de las instituciones y los organismos donde se cocina el orden o la justicia distribuida entre la población se ha quedado atrás esos sesenta anos. Cientos de anos en realidad, desde cuando comenzaron a establecerse parámetros desiguales y jerárquicos.

Volvamos a mirar esta imagen detenida no solo en el diafragma de la camera y estampada sobre la página, sino también en la psique colectiva de la población mundial. No es una imagen que debamos dar por sentado. Es una imagen que debemos cuestionar y modificar desde nuestro lugar en la familia, la escuela, la oficina, la universidad, el arte y la naturaleza. Tanto mujeres como hombres debemos transformar una imagen que nos devuelve una visión arcaica del mundo, estancada en valores de desigualdad, poder, control. Debemos desde nuestros lugares individuales reemplazarla por una imagen de solidaridad, progreso humano, generosidad, colaboración, igualdad, admiración por el mundo y la naturaleza, unidad. Una imagen más colorida y más sonriente, donde el equilibro del cosmos se espeje en el mundo para un futuro menos gris y menos inmóvil.


Gaddafi vs Cameron, Hague, Blair…¿Cuál era la diferencia?

28 febrero, 2011

 

¿Habrán  perdido los políticos el rumbo de sus obligaciones: servir a la comunidad que paga sus sueldos y que los ha escogido para administrar en su nombre?

El Ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, ex candidato a Primer Ministro que perdió la elección en 2001 por el partido conservador, William Hague cierra la embajada británica en Libia cuando aun hay unos trescientos británicos estancados en el desierto que necesitan salir del país. Además de esta desacertada decisión , en una desfachatada entrevista sobre el tema libio William Hague declaró ayer respecto de la actitud frente a Libia: “Igualmente tenemos que hacer negocios con estos países. Ayer mismo llamé al Ministro libio de Asuntos Exteriores. Hay negocios de por medio, con BP, HSBC, Marks & Spencer.” Si, así abiertamente. Negocios millonarios relacionados con el petróleo principalmente.

Asimismo, defendió ante la prensa la labor del Príncipe Andrew como embajador comercial del Reino Unido cuando se lo cuestionó sobre su amistad desde 1990 con el empresario estadounidense Jeffrey Epstein, condenado por pedófilo en 2008 por un total de 18 meses. Los comentarios de Hague fueron: “Confío en él plenamente. Ha traído grandes beneficios en los países donde ha representado al Reino Unido”.

Si el director del London School of Economics, Howard Davies se ha visto forzado a dimitir de su cargo por haber aceptado una donación de trescientas mil libras de uno de los hijos de Gaddafi y por cumplir directrices del gobierno británico de asesorar al dictador sobre sus fondos, ¿por qué el príncipe Andrew continúa en sus funciones? Una vez más, la ética aplicada a chivos expiatorios. 

El Reino Unido vende armas a dictadores. Si las cosas cambian, deciden imponerles sanciones o invadir sus tierras. La de los mismos países que ayudaron a armarse o a hacer negocios lucrativos. No para el pueblo, sino para quienes detentan el poder y ahora son considerados criminales, asesinos, genocidas. “Dictaduras de comportamiento inaceptable”, dicen. ¿Qué pasó con las armas vendidas a países como Irak, Afganistán, la misma Libia. Oman y Qatar están en la nueva lista. “Hay que salir del desastre económico”, es el pensamiento de Cameron.

El Reino Unido no se sienta a cenar y a hablar de negocios con los terroristas del Ira en su propio país. ¿Por qué lo hace con asesinos en otros países?
Que suerte de democracia y valores democráticos son aquellos que parten de políticos capaces de tal hipocresía. La hipocresía de un político que admite descaradamente frente  a las cámaras de la BBC que hay que seguir haciendo negocios con los asesinos, déspotas, corruptos. Este comportamiento es aceptado como normal. ¿Estaremos tan acostumbrados a que nos vendan la democracia en un paquete de regalo? Cuando en realidad lo que hay dentro es una bomba de tiempo. La bomba de la guerra, la invasión, el hambre, el abuso, los desplazados, la trampa económica en nuestras narices. ¿Democracia?

Lo que se transparenta es más bien un comportamiento cínico, oportunista e imperialista. No sólo falto de ética sino absolutamente inmoral. Casi no veo diferencia entre la mentira cínica de Gaddafi frente a la prensa, cuando alega que los “sublevados” son jóvenes menores de edad que se drogan y están perdidos, y la de Blair en frecuentes reuniones secretas con Gaddafi sobre acuerdos de miles de millones para BP. Más de mil personas han muerto estas dos semanas en manos de Gaddafi, con quien el señor Blair se sentó tantas veces a cenar cómodamente.

Se habla de democracia, pero no se menciona la necesidad de una ética en las relaciones comerciales. La “ética” de los políticos y su manera de llenarse la boca de democracia y libertad. En la BBC, se habla de Libia e inmediatamente con la misma sonrisa se pasa a hablar de la boda del príncipe William. Con la misma sangre fría con que los políticos de turno, Cameron por ahora, negocian durante sus visitas acompañados de un séquito de comerciantes nacionales para vender armas, negocios, “democracia” en el exterior.

El mundo sigue construyéndose sobre bases de intereses, poder, celebridad y dinero. Un mundo de una superficialidad aplastante.
De la misma manera en que los intereses económicos manipulan las decisiones políticas, los políticos mienten a la prensa cuando se los cuestiona directamente sobre esta unión indisoluble. Para eso han sido entrenados. Eso es lo que han aprendido en los cursos universitarios de política. La única formula de éxito, la careta.

Las mentiras de Blair, Cameron, Hague, etc. son más sutiles y menos absurdas, pero no dejan de ser mentiras y engaño. Con ellas la democracia deja de existir para convertirse en una alucinación proyectada ante nuestros ojos cándidos.
Los valores humanos y democráticos son los mismos. Tal vez ya no cuando los cofres nacionales son la única medida para sopesar la necesidad de valores éticos hacia el mundo exterior.

Cuando nadie mira, EE UU y UK entre otros, continúan negociando con dictadores. Si los llamados países democráticos que “dan el ejemplo” tienen una ley para unos y otra para otros algo ha fallado profundamente. Una cosa es segura. No son los electores.

 


Una mujer esperanzada, una visión esperanzadora

26 noviembre, 2010

 

Leer a Nawal el Saadawi es fundamental. Es un acto de apertura para el individuo y la sociedad. Es un ejercicio de renovación. Su último libro The Essential Nawal El Saadawi: A Reader publicado por Zed Books Ltd, 2010

                

El rostro de Nawal el Saadawi es transparente. Aunque la intensidad de sus ojos sea de un negro lustroso. Refleja la profundidad de su ser creativo. Nawal se rodea de verdades, algunas dolorosas, otras inadmisibles. Y sin embargo, todas esperanzadoras. La esperanza del conocimiento que trae la conciencia. Nawal, que prefiere llamarse Zaynab como su madre es una mujer sin miedos. Una mujer de cabellos blancos que se expresa con la libertad de haberse despojado de las estructuras impuestas por el peso de la historia. La historia que Nawal intenta reescribir a partir del pensamiento analítico creativo.

“¿Por qué no hay miles de mujeres como usted? Necesitamos muchas mujeres como usted” le dice una mujer del público durante la charla en el Brighton Pavillion el 18 de este mes. A lo que Nawal responde “No soy la única. Hay miles de mujeres como yo. Se me conoce más porque he estado presa. Nada más”.

Nawal ha estado presa por estimular el pensamiento, por cuestionar los moldes del poder, por denunciar la injusticia y promover la libertad. Sus ideas no son más que la conciencia profunda de la realidad y la necesidad de un cambio radical. Tanto que tenga que comenzar por la unidad más pequeña de la sociedad, la familia. Y en ella la mujer, su fuente de energía creativa desde el vientre materno hasta la organización de la vida.

Defiende apasionadamente la disidencia. Para la creación de una nueva realidad. La disidencia como el cuestionamiento de lo preestablecido. Reglas que el mundo sigue a ciegas, un lenguaje que esconde ideas rancias que requieren renovación. Conceptos que por arcaicos no dejan de ser peligrosos, opresores, injustos.

Vivimos en un mundo fácil de analizar. La balanza pende claramente tendenciosa en su desequilibrio. Nawal nos explica el por qué con una lucidez cortante. Razones simples pero reales, claras aunque encubiertas. Bajo fachadas de democracia y progreso. Saber es la primera etapa para un cambio posible. Saber desde el vientre hacia fuera, con una mirada limpia de lo que nos han dicho toda la vida, la escuela, la iglesia, la familia, los mayores. Dejar los moldes para crear nuestros propios. Moldear el entorno, las instituciones, la sociedad desde una mirada transparente.


¿Infalibilidad del Papa?

26 julio, 2010

No sólo los hechos recientes ponen en cuestión los poderes divinos históricamente autoatribuidos por la Iglesia, sino exponen la farsa que la Iglesia no ha conseguido esquivar, con sus argumentos inconsecuentes, algunos hasta demenciales.

Para empezar ¿cómo es posible que se sostenga la infalibilidad del Papa, otorgada directamente de la divinidad,  como la piedra angular de la Iglesia y sus dictámenes, si ha quedado claramente expuesta la ocultación por parte del Papa Juan Pablo II de los miles de abusos sexuales del pasado. ¿Significa esto que el Papa de entonces no era infalible? ¿Qué dice esto sobre la credibilidad de la Iglesia? A pesar del escándalo y los documentos testimonio de los hechos, los voceros de la Iglesia siguen negándolo todo, tachando la información de calumnias. Nada nuevo… Es sólo cuestión de indagar en el oscuro pasado de la Iglesia, desde la edad media y los siglos subsiguientes de persecución, muerte y corrupción para constatar que aunque aquellas prácticas mermaron, corre la misma historia de manipulación y el mismo doblez ante los ojos del mundo.

En boca de monseñor Charles Scicluna, el promotor de justicia del Vaticano, ahora leemos que “El Vaticano usará toda la fuerza de la ley para evitar y castigar la ordenación de mujeres”. No recuerdo haber leído una promesa tan categórica, en boca de la iglesia y sus altos enviados ante la prensa, contra los clérigos perpetradores de miles de abusos a niños.

El Vaticano acaba de anunciar el establecimiento de nuevas leyes y entra ellas revela como “un crimen grave, de la misma categoría que el abuso sexual de los niños, la ordenación de mujeres”. “Las mujeres y aquellos obispos que las ordenen serán excomulgados automáticamente”, dice. Me pregunto si la Iglesia adjudica a estos crímenes la misma gravedad de los crímenes de abuso sexual a niños, ¿por qué no se ha excomulgado ipso facto a los miles de sacerdotes pederastas? Estos sacerdotes y/o personal laico que han cometido actos de abuso sexual a niños simplemente son reubicados o trasladados a otras parroquias. O sea continúan trabajando impunemente amparados por la Iglesia, sin sufrir el peso de la ley ni civil ni divina.

Estas posturas que muestran una práctica clara de doble moral por parte de la Iglesia son tan ostensibles como imperdonables. Hay otras preguntas tanto o más serias que también la Iglesia esquiva astutamente. ¿Es la aplicación de la ley y sus castigos diferente para hombres y mujeres? ¿Cómo es posible considerar de la misma gravedad un acto criminal de aberración sexual ante la ley civil, y ponerlo a la altura de una propuesta sanamente progresista: darle a la mujer un lugar en el marco de la autoridad eclesiástica?

“Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán” dice Rouco citando al Señor en las escrituras. Voces de venganza…  ¿y la espiritualidad? Siguen revelándose la ocultación y la misoginia. Disparidades de una forma arbitraria de ver el mundo bajo las lentes gruesas y empañadas del poder patriarcal de la Iglesia.